madres de abril plantón

Los menores asesinados por la dictadura

En memoria del niño Teyler Lorío, Junior Gaitán “Pollito”, Abraham Castro “Patito”, y 16 menores más que fueron asesinados y aún no reciben justicia

Junior Gaitán, de 15 años; Abraham Castro, de 18,  y Teyler Lorío, de 14 meses, fueron asesinados brutalmente en junio de 2018, durante uno de los meses más violentos de la represión orteguista contra la Rebelión de Abril, en Nicaragua. A dos años del estallido cívico, las familias de Junior, Abraham y Teyler –como muchas de las familias de los 325 asesinados entre abril y septiembre de ese año– conservan como tesoros su ropa y objetos personales. Los siguen llorando: por la pérdida, por el dolor y por cómo sus vidas fueron arrebatadas de repente. Y también por la indignación, por la falta de justicia y por la impunidad.

A dos años del estallido social que fue brutalmente reprimido, primero por turbas y policías, y luego también por grupos paramilitares, ningún policía o paramilitar ha sido juzgado por los crímenes, pese a que el régimen encarceló durante meses a más de 700 nicaragüenses por su participación en las protestas. Los padres de los niños y adolescentes Junior, Abraham, Teyler y otros 16 menores, las víctimas más pequeñas de la represión, continúan demandando justicia en el grito que a dos años no se apaga: “¡Presentes!”.

Los 19 menores asesinados

Richard Pavón Bermúdez tenía 17 años. Iba a terminar el bachillerato en diciembre de 2018, practicaba en una banda rítmica y quería empezar a estudiar inglés para trabajar en un call center. Fue el primer adolescente asesinado en las protestas en Nicaragua, el 19 de abril de 2018.

Luego le siguieron Álvaro Conrado, Carlos Alberto Bonilla y muchos otros niños masacrados por la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo durante la brutal represión contra el pueblo que salió a las calles.

Los asesinatos de estos menores, las víctimas más pequeñas de la represión, siguen en la impunidad y ninguna autoridad estatal se ha dispuesto a investigar estos brutales crímenes, pese a las abundantes evidencias, ha denunciado la Coordinadora de la Niñez de Nicaragua (Codeni).

Fueron casi una veintena de niños, niñas y adolescentes que fueron asesinados entre el 19 de abril y el 23 de septiembre de 2018.

Codeni contabiliza 29 menores asesinados. Sin embargo, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) indica que fueron 24. CONFIDENCIAL pudo constatar, uno a uno, el asesinato de 19 menores. Algunos otros fueron descartados porque eran mayores, porque sus muertes no estaban vinculadas precisamente a las protestas o porque no se pudo constatar con sus familiares sus muertes.

La realidad es que represión iniciada el 18 de abril de 2018 ha dejado más de 325 asesinados, de acuerdo a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la niñez también ha sido víctima del régimen que se mantiene por la fuerza en el poder.

El Movimiento Mundial por la Infancia (MMI), Capítulo Nicaragua, condenó “el uso letal de la fuerza” utilizada por el régimen contra la niñez nicaragüense durante las protestas.

Codeni estima que más de 70 menores fueron detenidos en las cárceles de Nicaragua durante la “Rebelión de Abril” y que, al menos, unos 58 niños y niñas han perdido a sus padres.

niños asesinados Nicaragua

¿Quiénes son los 19 menores de edad asesinados por la dictadura?

Entre el 19 de abril y el 23 de septiembre de 2018, la brutal represión orteguista contra la Rebelión de Abril dejó al menos 325 asesinados, confirmados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Al menos una veintena de ellos eran menores de 18 años. Otras listas hablan de 29 y la misma CIDH enlista a 24. CONFIDENCIAL logró verificar uno a uno la identidad y edad de 19 de ellos.


PERFILES

La lista de los 325 asesinados por la represión orteguista contra las protestas de la Rebelión de Abril la encabezan y cierran menores de edad. Desde Richard Pavón, asesinado en Tipitapa el 19 de abril, hasta Matt Romero, asesinado Managua el 23 de septiembre, en la última marcha antes de la imposición del estado policial de facto, un total de 19 menores de edad fueron asesinados. Estas son las historias de tres de ellos: Abraham Castro “Patito” (18 años, Jinotega), el bebé Teyler Lorío (14 meses, Managua) y Junior Gaitán “Pollito” (15 años, Masaya)

familia Abraham Castro

“Patito”: El adolescente que no pudo jugar futbol en Brasil

Abraham Castro quería ser futbolista, salir más allá de Jinotega. Cuando le dijeron que lo asesinaron, su mamá reconoció su ropa, pero no quería creer.

Teyler Lorío padres

Teyler Lorío: El bebé asesinado en los brazos de su padre

“Sospecha de suicidio”, dijeron las autoridades que quisieron manipular la muerte del bebé. Sus padres: “Nuestro grito de justicia seguirá por siempre”

Junior Gaitán Pollito

“Pollito”, de 15 años, suplicó por su vida

“Hijo, vámonos de aquí, te voy a llevar a la casa mi muchachito”, dijo su madre ante el cuerpo inerte del pequeño de 15 años, asesinado a quemarropa

Share via
Send this to a friend