Economía

Los retos de Nicaragua a diez años del Cafta

Embajadora Dogu: frágil Estado de Derecho, prácticas aduaneras impredecibles y limitada protección de derechos de propiedad

La embajadora de Estados Unidos en Nicaragua, Laura Dogu, señaló tres áreas en las que tiene que mejorar el país, para aprovechar aún más, el tratado de libre comercio entre Centroamérica, República Dominicana y Estados Unidos (DR-Cafta, por sus siglas en inglés), al cumplirse diez años de la entrada en vigor de ese acuerdo comercial.

“Siempre que me reúno con compañías estadounidenses que están pensando en invertir en Nicaragua, mencionan tres motivos de peso para no hacerlo: el frágil estado de derecho a causa de instituciones débiles, prácticas aduaneras impredecibles, y una limitada protección de los derechos de propiedad”.

La diplomática hablaba ante socios de la Cámara Americana de Comercio de Nicaragua (AmCham, por sus siglas en inglés), a quienes poco antes había explicado cómo había crecido el intercambio comercial entre ambos países, gracias a ese acuerdo.

“Las exportaciones de Nicaragua pasaron de 1,200 millones de dólares en 2005, a 3,200 millones en 2015, es decir que aumentaron en 170%. Al mismo tiempo, las importaciones de Nicaragua desde los Estados Unidos incrementaron el 100%, pasando de 625 millones de dólares en 2005, a 1,200 millones de dólares en 2015”, detalló citando cifras oficiales de su país.

“Desde cualquier perspectiva, el acuerdo logró su principal objetivo. Un acuerdo comercial también mejora el clima de inversión, por lo que se espera que atraiga mucha más. En 2005, Nicaragua atrajo aproximadamente 241 millones de dólares en inversión extranjera directa. El año pasado, el Banco Central estimó que Nicaragua recibió casi 1,200 millones… lo que representa un incremento impresionante”, detalló.

La representante estadounidense dijo que “la seguridad ciudadana de Nicaragua, los bajos costos laborales y el diálogo entre el sector privado y el gobierno son citados, con frecuencia, como razones para invertir en Nicaragua”.

Adicionalmente, un panel de expertos integrado por el Delegado Presidencial para las Inversiones, General Álvaro Baltodano; el Gerente General de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN), Mario Arana Sevilla, y el Director Ejecutivo de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), Juan Sebastián Chamorro, detalló otras tareas pendientes.

Arana mencionó que “no todos los rubros sensibles están listos para cuando concluya el periodo de desgravación que permitirá la entrada de los productos estadounidenses libres de impuestos, a territorio nacional”, mientras Chamorro declaraba que “la negociación del Cafta nos dejó mucho mejor posicionados para negociar futuros tratados comerciales”.

General Baltodano: “Son matices”

Consultado acerca de la revelación de la diplomática estadounidense cuando narró cuáles son las principales preocupaciones de los empresarios de su país que tienen intenciones de establecerse en Nicaragua, el asesor presidencial defendió la posición de su gobierno, diciendo que “aquí hay un proceso de fortalecimiento de las instituciones. En el mundo en general, y en Nicaragua concretamente”.

A su juicio, “el principal fortalecimiento de nuestras instituciones, estuvo en esta etapa, en la lucha contra el narcotráfico, la lucha contra la delincuencia”, obviando los constantes reclamos nacionales e internacionales que demandan un proceso electoral limpio, justo y transparente.

Baltodano asegura que al hombre de negocios le interesan otros temas. “¿Qué es lo que aprecia el inversionista? El inversionista aprecia la seguridad. ¿Estado de derecho? Correcto, lo aprecia, y si están viniendo, y esa inversión está llegando, es porque valoran que ese estado de derecho, y ese estado de la propiedad es correcto”, aseveró.

“Aquí se han dado problemas de propiedad, pero no solo en Nicaragua, sino en toda América Latina, y hay un trabajo por superar esos problemas, y cada día encontramos que hay menos problemas de propiedad en Nicaragua. Cada día hay mejores condiciones para el inversionista. ¿Cuál es el criterio del inversionista? Que ahora, en vez de 20 países, hay más de 40 países invirtiendo en Nicaragua. Quiere decir que el inversionista encuentra un clima adecuado. Encuentra seguridad en su inversión. Si no, no se estaría dando”, añadió.

Finalmente, el funcionario dijo que “si aquí vienen PriceSmart, Walmart, SuKarne, Lala, Cemex, Cargill que es una empresa norteamericana, y está invirtiendo y aumenta todavía esas inversiones que ya están instaladas, es porque sienten que hay un clima adecuado para la inversión. Yo creo que [su diferencia de opinión con la embajadora Dogu] son matices, y lógicamente todos los países estamos buscando procesos de consolidación institucional, legal, de procesos”, concluyó.

Más en Economía

Send this to a friend