Confidencial

Lucy Valenti: “Ortega debe renunciar”

La solución más rápida a la crisis que enfrenta Nicaragua, desde hace más de dos meses, es que el comandante Daniel Ortega renuncie a la Presidencia, y lo haría “si de verdad le importara” y “tuviera algo de amor” a Nicaragua, reclama la presidenta de la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua (Canatur), Lucy Valenti.

La empresaria es la primera presidenta de una cámara adscrita al Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), que demanda directa y públicamente la renuncia de Ortega, pero sostiene que esa es la posición de todo el sector turístico del país agremiado en Canatur, y estima que también es el sentir de todo el sector empresarial, porque todos “quisieran que (la crisis) se resolviera ya”, tras el alto impacto negativo en la economía nacional, en la cual detalla cómo el turismo es uno de los sectores más afectados.

“La solución es que la crisis se termine ya, que el presidente (Ortega) renuncie. Eso sería lo mejor porque nos permitiría empezar a reconstruir inmediatamente todo lo que tiene que ver con los aspectos políticos, sociales, pero también la parte económica”, asegura.

La represión oficial a las protestas contra el Gobierno de Ortega y su esposa Rosario Murillo cumple ya los 72 días, con un saldo superior a los 200 muertos, miles de heridos y cientos que permanecen detenidos o están desaparecidos. Valenti compara que “por la mitad” de lo que ha pasado en Nicaragua, presidentes de otros país han renunciado, porque esa es la solución de un mandatario “responsable”.

“Esta crisis que nosotros tenemos, donde ya van más de 200 muertos, debería ser más que suficiente para que el presidente se de cuenta que ya no puede gobernar este país y que debería apartarse para que Nicaragua pueda salir adelante”, reclama, tras alertar que cada día, la situación se agrava más.

Además de la renuncia de Ortega, Valenti considera que la solución de la crisis pasa por unas elecciones anticipadas, pero con una “resolución pronto” y un proceso de “transición” que brinde seguridad a los nicaragüenses.

“En un paro forzado”

El Banco Central de Nicaragua (BCN) redujo a un máximo de un 1% su previsión de crecimiento de la economía en 2018, debido a la crisis sociopolítica, que también acumula pérdidas económicas por la suma de 430 millones de dólares.

El BCN sostiene que “el sector turístico ha sido el más afectado, con una pérdida de 231 millones de dólares”.

En entrevista con el segmento Cuentas Claras, del programa Esta Noche, Valenti precisó que el sector turístico había calculado que hasta junio de este año dejaría de percibir entre 170 millones y 180 millones de dólares, lo que implica —valora— que el golpe “es más fuerte de lo que nosotros estábamos proyectando” y es “un indicador del fuerte impacto que la crisis está teniendo en la actividad turística”.

“Lo que nosotros hemos experimentado es un paro forzado, desde que inició la situación de crisis, porque si bien es cierto hay negocios que tienen sus puertas abiertas en un inmenso sacrificio para mantener a sus colaboradores con un empleo, lo están haciendo prácticamente sin clientes porque el turismo se ha venido a cero”, manifestó.

Cierran bares, restaurantes y hoteles

Valenti detalló que según el registro que llevan, de 2,500 bares y restaurantes que hay en el país alrededor de 875, es decir un 35%, han cerrado hasta esta fecha.

También de unos 1,130 pequeños hoteles, por lo menos entre 375 y 380 han cerrado en junio, y “lo poco está viniendo de turistas se concentran prácticamente en Managua”, precisa.

Los grandes hoteles (un 10% de la industria hotelera) tampoco están exentos de la crisis, y al menos tres de estos han cerrado.

Valenti detalla que antes de la crisis, la ocupación de habitaciones de los miembros de la Asociación de Hoteles de Nicaragua se estimaba entre un 65 y 67% durante todo el año y ahora la ocupación anda en un 14%.

Pérdida de empleos es mayor

El Ministro de Hacienda y Crédito Público, Iván Acosta, estimó en un informe oficial que unos 50 mil empleos se han perdido a causa de la crisis.

Valenti calcula el sector turístico genera unas 120 mil plazas, y que al menos la mitad de ellos ya está sin trabajo.

“Muchos de ellos porque fueron despedidos y otros porque las actividades turísticas se encuentran suspendidas, es decir estamos hablando de entre 60 a 65 mil trabajadores en nuestro sector que están sin empleo”, precisó Valenti.

El Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur) anunció actividades para conmemorar el trigésimo noveno aniversario de la revolución, el próximo 19 de julio, pero la presidenta de Canatur no tiene ni la menor expectativa al respecto. “Son un desperdicio”, critica, porque a su juicio no ayudan en nada a promover el turismo interno, menos el internacional.

“Son actividades meramente de imagen institucional o del Gobierno, ese presupuesto que se gasta se debería estar guardando para que en el momento que la crisis se resuelva y podamos salir a intentar recuperar la imagen del país”, valoró.