Política

Luis Almagro: “La legitimidad del próximo Gobierno de Nicaragua está en juego”

Gobierno de Estados Unidos advierte no reconocerá al Gobierno que surja de las elecciones de 2021 si Ortega no cumple la resolución de la OEA

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, aseguró que la resolución aprobada en la Asamblea General de ese organismo que llama al Gobierno de Daniel Ortega a implementar las reformas electorales necesarias para garantizar elecciones libres, justas y transparentes antes de las elecciones de 2021, debe ser cumplida porque de lo contrario estaría en duda la legitimidad de ese proceso electoral.

“La legitimidad del próximo Gobierno de Nicaragua está en juego y obviamente que esa necesidad es crucial, obviamente que esperamos que la ideología no se interponga (…) Daniel Ortega tendrá que demostrar cuan independiente es de las malas prácticas que induce Cuba, las malas prácticas que induce el régimen bolivariano (de Venezuela), de cómo afecta su independencia de criterio esas necesidades en términos financieros y políticos”, advirtió Almagro.

Durante una conferencia de prensa que brindó al cierre del 50 periodo de sesiones de la Asamblea General de la OEA, Almagro señaló que Ortega debe demostrar “cuán independiente es” de las malas prácticas de países que no aceptan a las misiones de observación electoral. 

La Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó con 20 votos a favor, dos en contra y 12 abstenciones la resolución denominada “Restableciendo las instituciones democráticas y el respeto a los derechos humanos en Nicaragua a través de elecciones libres y justas”.

Almagro indicó que “cuando a veces de forma sesgada ataca a las misiones de observaciones electoral” lo que se está buscando “es perpetuar” malas prácticas porque “los grandes enemigos de las misiones de observación electoral son las dictaduras del hemisferio”.

EE. UU. no reconocerá nuevo Gobierno si no hay reformas

El embajador de Estados Unidos ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Carlos Trujillo, afirmó que si el Gobierno de Ortega no cumple las demandas establecidas en la resolución aprobada, su país no reconocerá al Gobierno que surja del proceso electoral previsto para el próximo año.

“Si no acata la resolución de parte de los Estados Unidos es imposible que lo reconozcan como un presidente elegido democráticamente y si no es un presidente democrático no debe participar en muchas organizaciones democráticas. Y para el tema de cooperación bilateral con Estados Unidos no será un presidente democrático, es muy difícil tener muchas ventajas en el comercio que hoy en día favorecen al pueblo nicaragüense”, manifestó el funcionario en una rueda de prensa con varios medios independientes de Nicaragua.

OEA Nicaragua
El embajador de EE. UU. en al OEA, Carlos Trujillo. Foto: OEA.

En ese sentido, el diplomático dijo que la posible expulsión de Nicaragua del Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica y los Estados Unidos (Cafta, por sus siglas en inglés) “se ha hablado” y no descarta que sea “una de las opciones que el presidente y el secretario de Estado, Mike Pompeo, van a explorar” si no hay reformas electorales.

Acuerdo de reforma electoral caducó y se estancó

Un memorándum de entendimiento para un acuerdo electoral, firmado hace tres años por el Gobierno de Nicaragua  y la OEA, perdió su validez el 28 de febrero de este año.

El acuerdo proponía trabajar para mejorar la institucionalidad electoral, con base a estándares regionales, en áreas como: el voto universal y equitativo; la inscripción o registro civil; el registro electoral; el acceso al centro de votación; la emisión del voto; la integridad de las preferencias del votante; el registro exacto de las preferencias del votante; el derecho de postulación a cargos públicos; la igualdad en seguridad; la igualdad de oportunidades tales como el financiamiento a partidos políticos; el derecho a la libertad de prensa e información; la libertad de asociación, asamblea, expresión y movimiento; la frecuencia de las elecciones regulares para cargos electivos; y la irreversabilidad de los resultados electorales.

El documento —firmado entre el secretario general de la OEA, Luis Almagro, y Ortega, con vigencia de tres años, prorrogables— establecía acuerdos de cooperar en las áreas político-electoral e institucional. Sin embargo, nunca se conocieron sus avances.

Al respecto, Almagro afirmó que la OEA esta vez tiene la “voluntad” de avanzar en este proceso que indica la nueva resolución aprobada este 21 de octubre, pese a que no ha habido significativos avances en el pasado.

“Nuestra voluntad ha estado más allá, incluso de los documentos y de lo que hemos trabajado hasta ahora en el contexto de esos documentos firmados”, apuntó Almagro. Asimismo dijo que los acercamientos entre los actores implicados no se pudieron concretar “por razones ajenas a la Secretaría General y en algunos casos por razones ajenas al propio Gobierno de Nicaragua”.

Lo que establece la resolución

La resolución sobre Nicaragua reitera la preocupación de la comunidad internacional por el deterioro de las instituciones democráticas e insta al Gobierno de Nicaragua “a respetar plenamente el orden constitucional, los derechos humanos y las libertades fundamentales”.

El documento pone especial énfasis en la necesidad de modernizar el Consejo Supremo Electoral (CSE), controlado por el oficialismo, y por ello insta a que el Gobierno de Nicaragua “acepte el despliegue amplio y efectivo de las misiones de observación electoral que comprenden observadores internacionales independientes y acreditados en el proceso electoral”.

La resolución señala la necesidad de un “proceso político pluralista que conduzca al ejercicio efectivo de los derechos civiles y políticos, incluidos los derechos de reunión pacífica y la libertad de expresión”.

También plantea la necesidad de un registro abierto de nuevos partidos políticos; la revisión técnica independiente y actualización de los registros electorales y auditoría independiente de las listas de votantes; una gestión transparente y eficaz del registro de votantes y de distribución de cédulas de identidad y centros de votación. Además de un recuentro transparente y publicación de resultados en tiempo real.

Trujillo: El final es la democracia para Nicaragua

El embajador Trujillo reveló que han tenido conversaciones con diversos funcionarios de Daniel Ortega para que dejen de ser “cómplices” de violaciones de derechos humanos, aunque no detalló quiénes son.

Sin embargo, advirtió que las sanciones son “solo el comienzo” de lo que tienen previsto si el Gobierno de Nicaragua sigue por la senda del autoritarismo y persisten las violaciones de derechos humanos.

“Nosotros no descartamos sanciones para todos los actores en Nicaragua que violan los derechos humanos y violan la democracia, van a ser sujetos de sanciones” adelantó Trujillo.

De llegar a la posibilida de que Ortega sea expulsado de la OEA, Trujillo dijo que ese “no va a ser el fin” porque “el fin es que se celebre democracia en Nicaragua” así que “la única opción de los Estados Unidos será ver cómo vamos a presionar para que se celebren elecciones democráticas en Nicaragua”.

Más en Política

Share via
Send this to a friend