Economía

BID y Corea aportan US$50 millones para expandir uso de TIC

Luz verde a más banda ancha

Ampliarán cobertura en Matagalpa, Madriz, Boaco, Chontales, la RAAN y la RAAS



La Asamblea Nacional autorizó al poder ejecutivo a recibir y ejecutar un préstamo por US$50 millones otorgado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para la ampliación de la red de banda ancha en el país. El 50% de los recursos proviene de las arcas del Banco; los US$25 millones restantes, de la Facilidad Coreana para el Cofinanciamiento del Desarrollo de Infraestructura en América Latina y el Caribe.

El proyecto contempla extender la estructura de banda ancha en el país, y llevarla desde los 1,400 kilómetros de fibra óptica existente, hasta los 3,100 kilómetros, lo que permitirá ofrecer ese servicio a 1.6 millones de personas de más de 300,000 hogares, y más de 38 mil empresas en 72 municipios del país.

Antonio García Zavallos, especialista líder en materia de telecomunicaciones para la División de Competitividad e Innovación, y Coordinador de la Plataforma de Banda Ancha del BID, informó que el proyecto “permitirá ampliar la cobertura de red troncal a unos 10 municipios donde aún no hay, y mejorar la cobertura en otros 62”, entre ellos de Boaco, Chontales, Matagalpa, Madriz, y las regiones autónomas del Caribe Norte y del Caribe Sur.

Una parte de los recursos se usará para actualizar el marco regulador, a través de “un análisis de mercado para identificar los principales problemas”, explicó el experto. También se elaborarán modelos de costos y ofertas de interconexión de referencia, lo que debería servir para que el país desarrolle e implemente sus propios marcos y estrategias de crecimiento en el uso de la banda ancha.

“Hoy en día, tener conectividad a Internet tiene efectos directos sobre la mejora de la productividad, la reducción de la brecha digital y social, y la creación de nuevas oportunidades económicas en un entorno digital que favorece la integración y el desarrollo de nuevas soluciones innovadoras”, explica García.

La apuesta del BID al aprobar ese préstamo es lograr que un mayor uso de las Tecnologías de la Información (TIC) permita “diseñar aplicaciones innovadoras que tengan un efecto en la reducción de la mortalidad materno-infantil. Se usará la tecnología para conocer nuevos tratamientos médicos y mejorar la eficiencia a nivel interna, ya que también se podrán compartir historiales médicos desde un puesto de salud hacia otras unidades más especializadas”, ejemplificó.

A la vez, la disponibilidad de un servicio de banda ancha ayuda a mejorar la salud de las personas, además de mejorar la economía de las empresas y los ciudadanos.

“Las intervenciones de este proyecto también se podrán focalizar en el sector agropecuario mediante capacitaciones a los trabajadores en el uso de TIC para mejorar la eficiencia y la productividad de los pequeños productores. Algunos estudios indican que las empresas agropecuarias que usan tecnologías pueden incrementar su productividad hasta un 30%”, señaló el experto del BID.

¿Por qué Enatrel?

  • Empresas de internet cuestionan eficiencia

El elemento más tangible de las obras a realizar con los US$50 millones es el apoyo a los esfuerzos del país para ampliar la infraestructura de Internet, en especial las redes troncales (que es como se denomina al enlace central que interconecta otras redes) y los de última milla, o sea, aquella que conecta a los usuarios finales.

También se financiará la obra civil y el equipamiento necesario para ampliar el alcance de la red existente que es propiedad de la Empresa Nicaragüense de Transmisión Eléctrica (Enatrel), la que se usará para desplegar la red de banda ancha.

Esa decisión despierta dudas entre algunos empresarios organizados en la Asociación de Internet de Nicaragua, (AIN). Contrastada con esta información, una fuente de ese sector dijo a Confidencial que “la pregunta es cómo lo van a usar. ¿Cuál será la política de uso de ese dinero? Ellos no han llamado a las empresas de telecomunicaciones para explicarnos en qué lo van a invertir que no exista actualmente”, cuestionó.

La fuente explicó que desde hace tiempo, Enatrel posee una red de torres con cable neutro que sirve para conectar un cable de telecomunicaciones. “Tienen equipos desde hace mucho tiempo, pero no los usan. Esa empresa pública sufre una alta rotación de personal, de modo que las empresas privadas no queremos trabajar con ellos, porque no tienen el know how del negocio”.

Añadió que “cuando los hemos utilizado es como transporte, pero hasta los operadores pequeños que habían contratado el transporte con Enatrel, ya lo están sustituyendo por otros más eficientes. ¿Le van a dar plata a alguien que ha demostrado que no sabe ser eficiente, y además, sin haber consultado a los operadores cuáles son los requerimientos para explotarlo?”, cuestionó.