Nación

"Quisiera que Rosario Murillo se pusiera la mano en la conciencia"

Madre diabética hará huelga de hambre por libertad de hijo secuestrado

Y si yo muero, va a ser culpa del Gobierno. Soy capaz de hacerlo por el amor que le tengo a mi hijo. Yo sé que es inocente”, afirma madre



Martha Manzanares está dispuesta a morir por su hijo. “Yo soy diabética y si no me resuelven me voy a poner en huelga de hambre”, amenazó. La mujer es madre del estudiante Álvaro Briceño, quien fue capturado ilegalmente por encapuchados, la tarde de este lunes en el barrio Largaespada, en Managua. “Y si yo muero, va a ser culpa del Gobierno. Soy capaz de hacerlo por el amor que le tengo a mi hijo. Yo sé que es inocente”, afirmó Manzanares durante una entrevista en el programa televisivo Esta Noche.

Briceño fue emboscado por varios sujetos que iban a bordo de dos camionetas doble cabina, un carro rojo y una motocicleta. El estudiante de quinto año de la carrera de Ingeniería Electrónica en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua), trató de escapar de los encapuchados, sin embargo, al final fue atrapado, golpeado y trasladado a las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ).

Alvaro Briceño
Álvaro Briceño siempre asistió a las marchas autoconvocadas. Denunció la violación a la autonomía universitaria y exigió la libertad de los presos políticos. Cortesía | Confidencial

“Mi hijo tiene más de 48 horas de estar secuestrado, esa es la palabra, y no me han dicho por qué. No lo he visto, no sé si comió ni cómo está”, relató Manzanares, quien agregó que fue a Plaza El Sol a denunciar “contra la misma Policía” el “secuestro” de su hijo.

En Plaza El Sol solicitó información sobre el paradero de Briceño. Pidió que le confirmaran si estaba en El Chipote o no. Los agentes solo se limitaron a responder que hasta el día siguiente podría obtener esa información. Finalmente Manzanares confirmó que su hijo se encuentra en las celdas de la DAJ, desde el lunes cuando fue detenido.

“Él estaba ahí desde el principio y me lo negaron”, reafirmó Manzanares, quien asistió a la Comisión Permanente de los Derechos Humanos (CPDH) para solicitar apoyo legal. Los abogados le explicaron que la detención de su hijo fue ilegal, pues no tenía orden de captura, tampoco fue encontrado cometiendo algún delito, además quienes realizaron la detención fueron sujetos encapuchados y no oficiales de la Policía Nacional.

Manzanares dijo desconocer el motivo de la captura de su hijo. Manifestó que era el sostén de su casa y que además de estudiar, trabajaba. También afirmó que siempre estuvo enterada de la participación de su hijo en las marchas y protestas.

“Yo estoy enferma, desempleada. Yo quisiera que Doña Rosario Murillo se pusiera la mano en la conciencia como madre y comprendiera a todas esas madres que se encuentran en esa situación. Hay muchachos de 27 días (detenidos) y con costo los miran un ratito a la semana y ahí están, 27 días y no les dicen por qué. Eso es súper ilegal”, agregó.

La última entrevista de Briceño

Antes de ser detenido ilegalmente, Briceño participó en un plantón realizado frente a la UCA,  en el que junto a sus compañeros, exigió el respeto a la autonomía universitaria y reafirmó su apoyo a la desobediencia estudiantil.

“¿Qué nos trae a este plantón? Todos nuestros compañeros que ha matado el régimen. Nuestros compañeros expulsados, yo soy uno de los expulsados. Nos trae las grandes violaciones que se han hecho a la autonomía universitaria”, detalló Briceño.

El joven estudiante afirmó que los universitarios que asisten a clases en la UNAN-Managua y UNAN-León, son de primer año, quienes han sido amenazados con retirarles el cupo. Los demás jóvenes que están en los salones, también han sido advertidos sobre una posible expulsión.

“Y eso es una grave violación a la autonomía universitaria. A mi me expulsaron por pensar diferente en este país, porque es un país politizado. Aquí lo que existe es una revolución fracasada y esto muchos sandinistas deberían de verlo. No estamos luchando contra esas personas que lucharon en esa guerra contra otra dictadura. Yo los invito a que no sean partícipes de esta dictadura, sino de otra liberación o revolución victoriosa por una paz, y que esta vez cambiemos Nicaragua”, finalizó Briceño.

Manzanares expresó que la detención de su hijo forma parte de la criminalización de la protesta realizada por el Gobierno del presidente Daniel Ortega.

“Yo imagino que es por eso. Mi hijo es un excelente alumno. A un año de ser un ingeniero ¿Qué es lo que están provocando? Que la situación del país desmejore. Porque menos profesionales, menos empleo, es decadente la economía, entonces eso es lo que están provocando con estos hechos”, afirmó Manzanares.

La madre de Briceño teme que su hijo se judicializado como sus demás compañeros, y que caiga en las manos de un “sistema judicial inservible”, en el que reina la “injusticia” contra los inocentes, mientras que los que cometen delitos están “bien gracias”. “Espero que con esta entrevista no vayan a tomar más represalias contra mi hijo”, dijo Manzanares.