Nación

Madres de Abril piden regreso de la CIDH y Naciones Unidas

La organización compuesta por familiares de las víctimas insistieron que tienen derecho a justicia porque "no es una dádiva"

La Asociación Madres de Abril (AMA) pidió apoyo este lunes a la población de Nicaragua y a la comunidad internacional, para exigir el regreso de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH).

El llamado de la AMA, compuesta por madres y otros familiares de las víctimas de la crisis de Nicaragua, fue emitido luego de que el sábado pasado el Gobierno incumplió con su compromiso firmado un día antes, de no reprimir protestas contra el presidente Daniel Ortega, algo de lo cual las autoridades han tomado distancia para culpar a los manifestantes.

“Denunciamos que una vez más la dictadura Ortega-Murillo miente e incumple con los compromisos y los acuerdos asumidos con la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, en la mesa de negociación (para superar la crisis)”, resaltó la AMA.

Garantes son necesarios

Las Madres de Abril insistieron en que “sin garantes internacionales nadie asegurará que las graves violaciones a los derechos humanos ejercidas por el Estado de Nicaragua no queden una vez más en la impunidad”.

La Asociación exigió además, “la ampliación del mandato del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) para la investigación y documentación de los asesinatos y otros crímenes a partir del 1 de junio de 2018”, para complementar el informe sobre los sucesos del 18 de abril al 31 de mayo pasado.

La CIDH estuvo presente en Nicaragua del 17 de mayo al 19 de diciembre pasados, cuando el Gobierno les invitó a retirarse del país, junto con el GIEI, cuya misión había iniciado el 2 de julio de 2018.

La OACNUDH, que al igual que la CIDH se presentó a Nicaragua luego de que el Gobierno accedió a una petición de la Alianza Cívica, comenzó su misión el 24 de junio pasado, hasta que las autoridades les recordaron que no podrían seguir en el país después del 31 de agosto.

La CIDH ha responsabilizado al Gobierno de Nicaragua de crímenes “de lesa humanidad”.

“Como familiares de las víctimas de los crímenes de lesa humanidad cometidos por el Estado de Nicaragua, representado por el presidente y jefe supremo de la Policía Nacional, Daniel Ortega, seguiremos exigiendo justicia sin impunidad. La justicia no es una dádiva, es un derecho inalienable”, insistió la AMA.

Desde abril pasado unas 325 personas han muerto en protestas gubernamentales, según la (CIDH), aunque organismos locales establecen el número de víctimas en 561, y el Gobierno en 199.

Unas 809 personas se mantienen en la cárcel como “presos políticos”, según la oposición, mientras que el Gobierno lleva meses sin actualizar su cifra de 340 reos, a los que llama “terroristas”, “golpistas” o “delincuentes comunes”.

La Organización de los Estados Americanos (OEA) tiene en proceso la aplicación de la Carta Democrática Interamericana (CDI) a Nicaragua, por rompimiento del orden constitucional, lo que llevaría al país a ser suspendido del organismo y lo dejaría expuesto a sanciones.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend