Política

“Magnitsky nica” a un paso en Senado EE.UU.

El nuevo proyecto de ley consolidado deber ser aprobado por el Senado y luego por el Congreso, para convertirse en ley con el aval del presidente Trump

El Comité de Relaciones Exteriores del Senado norteamericano aprobó este martes la fusión de dos proyectos de ley que crean la denominada “Magnitsky Nica”,una normativa consolidada que impondría sanciones directas a los funcionarios del régimen de Daniel Ortega por sus actos de corrupción y violaciones a los derechos humanos, acompañadas de sanciones contra el Gobierno de Nicaragua.

Los senadores fusionaron las iniciativas de ley “Derechos Humanos y Anticorrupción de Nicaragua, S.3233”, y la “Nicaraguan InvestmentConditionality Act (Nica Act), S. 2265”, que fueron promovidas por el senador demócrata Bob Menéndez, y la congresista republicana  Ileana Ros-Lehtinen, respectivamente.

Desde antes de fusionarse ambos proyectos de leyes, la nueva normativa consolidada era llamada en los pasillos de Washington como la “Magnitsky Nica”, en referencia a la ley Global Magnitsky, cuyo radio de acción internacional ya impuso sanciones al círculo íntimo del Gobierno de  Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Con la fusión y aprobación del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, la “Magnitsky Nica” inicia su proceso en la tubería legal de Estados Unidos. El siguiente paso es que el proyecto de ley combinado pase al plenario de la Cámara Alta para su discusión y aprobación.

“En el Senado, y a decir verdad ni en la Cámara Baja, el Gobierno de Daniel Ortega tiene amigos”, dijo una fuente estadounidense a Confidencial, quien da por descontada la aprobación de la “Magnitsky nica” por los senadores.

“El mundo ha visto con horror cómo la policía y los paramilitares han usado sus armas en contra del pueblo nicaragüense. El voto de hoy (26 de septiembre) demuestra que los Estados Unidos no se quedarán de brazos cruzados mientras el régimen de Ortega agrede a sus ciudadanos, matando a más de 300 manifestantes pacíficos,” dijo el Senador Menéndez. “Esta propuesta bipartidista tiene como objetivo responsabilizar a Ortega, Murillo y sus cómplices por sus crímenes, mientras que ofrece un apoyo muy necesario para una solución negociada a esta crisis”.

La debe votar la Cámara Baja

En caso de ser aprobada por el Senado, el proyecto de ley debe pasar a la Cámara Baja (Congreso) para discutirla y votarla. Si la “Magnitsky nica” es aprobada sin enmiendas en la Cámara Baja, pasaría directamente al despacho del presidente Donald Trump para que la firme y se convierta oficialmente en ley. Sin embargo, si hay enmiendas, es decir diferencias respecto a la aprobada en el Senado, pasaría a un proceso de “conciliación”.

La fuente norteamericana descartó que se dé el proceso de “conciliación”, ya que en ambas Cámaras hay una “postura compartida” por republicanos y demócratas.

“El hecho de que Nicaragua esté en el Comité de Relaciones Exteriores, y su discusión llegue al Senado es algo que demuestra que para Estados Unidos la crisis de ese país es muy importante”, dijo la fuente norteamericana.

Tiempo depende de los senadores

La fuente estadounidense agregó que el tiempo para que la “Magnitsky nica” pase al plenario de la Cámara Alta para discusión y votación depende de “la prioridad y el tiempo” de los senadores.

“Como puede ser mañana mismo, puede ser en una, dos, o tres o, incluso, en dos meses”, dijo la fuente. Sin embargo, precisó que la “Magnitsky nica” será aprobada –a más tardar– a finales de 2018 puesto que si no se aprueba, todo el proceso legal recorrido hasta entonces comenzaría de cero con el cambio de legislatura.

“Lo importante es que esta ley tiene congresistas y senadores que la promueven, es decir padrinos. En ambas Cámaras hay disposición para que se apruebe pronto”, refirió la fuente a Confidencial.

Tras la fusión y aprobación en el Comité de Relaciones Exteriores, el senador Menéndez destacó que “el tiempo es esencial para los nicaragüenses”.

“Trabajaré con mis colegas para que este proyecto de ley de sentido común sea aprobado rápidamente por el pleno del Senado”, dijo Menéndez, quien presentó este proyecto de ley en julio.

El senador Menéndez, de origen cubano, lideró la lucha en el Congreso “para defender los Derechos Humanos de los nicaragüenses, pidiendo una investigación por parte de las organizaciones internacionales e introduciendo una resolución para condenar al régimen de Ortega-Murillo”, reseñó su oficina.

La “Magnitsky nica” tiene cinco puntos esenciales respecto a la crisis sociopolítica y humanitaria que deja más de 325 muertos en Nicaragua. El primero es el “apoyo a una solución negociada para la crisis”, que incluye “el compromiso de celebrar elecciones anticipadas que cumplan con los estándares democráticos y el cese de la violencia”.

Sanciones dirigidas contra funcionarios del Gobierno Ortega-Murillo“responsables de violaciones de Derechos Humanos, corrupción o socavamiento de procesos democráticos”.

La “Magnitsky nica” retoma de la Nica Act las restricciones a los préstamos otorgados por instituciones financieras internacionales al Gobierno de Ortega, con “la excepción del financiamiento continuo para proyectos que promueven la democracia y las necesidades básicas del pueblo nicaragüense”.

El proyecto de ley combinado plantea además una exención anual que levantaría el requisito de imponer sanciones si el Departamento de Estado “logra certificar” que el Gobierno de Ortega “está tomando medidas para celebrar elecciones democráticas, mejorar las condiciones de los Derechos Humanos, combatir la corrupción y fortalecer el estado de derecho”.

Además, la “Magnitsky nica” aumenta los informes de la comunidad de inteligencia sobre el papel de los funcionarios del régimen en la corrupción y las violaciones de los Derechos Humanos, “así como del otorgamiento de armas a las fuerzas de seguridad nicaragüenses”.

En caso de ser aprobada en todas las instancias legislativas, las sanciones de la “Magnitsky nica” podrían ser aplicadas en dependencia a los tiempos del presidente Trump. La fuente norteamericana recordó que en 2014 se aprobó una ley similar para Venezuela, y tres meses más tardes fueron efectivas las sanciones contra el régimen de Nicolás Maduro.

Más en Política

Share via
Send this to a friend