Nación

Mantienen convocatoria a protesta, pese al asedio y contramarcha

Once movimientos estudiantiles se suman a la convocatoria para manifestación ciudadana en contra del régimen Ortega Murillo

La Unidad Nacional Azul y Blanco y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia mantienen para este sábado 21 de septiembre la convocatoria a una marcha en Managua, en reclamo del restablecimiento de los derechos constitucionales en Nicaragua, pese al incremento del asedio paramilitar y policial en los últimos días y las contramarchas anunciadas desde las filas oficialistas.

En la víspera, once movimientos estudiantiles organizados, también se han sumado a la convocatoria, anunciando su respaldo a la manifestación nacional denominada “Nada está normal”.

La protesta está prevista para las 11 de la mañana, en el sector de la Rotonda Centroamérica, sobre Carretera a Masaya. Los jóvenes añadieron cuatro puntos de concentración: el edificio de Movistar, cerca del sector; las afueras del Centro Empresarial Pellas, el edificio Vistana y frente a al Lotería Nacional, todos ubicados en los alrededores inmediatos a la rotonda.

“Hacemos un llamado a la población nicaragüense a ejercer nuestros derechos constitucionales de movilización y reunión pacífica”, citaron las organizaciones en un comunicado leído por Max Jerez, miembro de la Alianza, en una conferencia de prensa, el miércoles pasado.

El objetivo de la manifestación es exigir “el cese de la represión y el asesinato de campesinos, la liberación de más de 120 presos políticos, y el retorno con garantías de los exiliados”, además de conmemorar el aniversario de la muerte de Matt Romero, un “adolescente asesinado por la dictadura el 23 de septiembre de 2018”.

La marcha, bajo la frase “Nada está normal”, fue citada a pesar de que la Policía Nacional mantiene una estricta prohibición de toda muestra de rechazo hacia Ortega, una medida criticada por juristas, ya que contradice la Constitución.

La dirigente de la Unidad, Ivania Álvarez, afirmó que la marcha, de la que fue alertada la Policía Nacional, es para exigir el cese de las órdenes que atentan contra los derechos de los nicaragüenses.

“La marcha va, no estamos solicitando permiso, sino notificando lo que la ley nos ampara”, destacó Álvarez.

Los representantes de las organizaciones opositoras dijeron no temer que la Policía se despliegue ese día en Managua con armas de guerra y perros entrenados, una vez más, para evitar la manifestación.

“Vamos a seguir insistiendo por la libertad de los presos políticos, por verdadera justicia, por democracia, no permitamos que el régimen se adueñe de nosotros”, sostuvo el excarcelado político y líder estudiantil, Edwin Carcache.

Desde abril de 2018 Nicaragua vive una crisis sociopolítica que ha dejado cientos de muertos, presos y desaparecidos, miles de heridos y decenas de miles en el exilio.

Según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), al menos 328 personas han muerto en el marco de la crisis. Organizaciones locales suman hasta 595. El Gobierno reconoce 200.

La CIDH responsabiliza por crímenes “de lesa humanidad” al Gobierno de Ortega, quien se dice víctima de un “golpe de Estado fallido”.

Más en Nación

Send this to a friend