Nación

PN detiene camiones y amenaza a transportistas en Nueva Guinea

Marcha contra el Canal va pese a boicot oficialista

“Contramarcha del oficialismo demuestra el miedo del Gobierno a que la gente proteste por sus derechos”, dijeron organizadores



Un día antes de la marcha nacional contra el proyecto del canal interoceánico, centenares de trabajadores del Estado y miembros del partido Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) fueron desplazados por las principales rotondas de Managua.

Uniformados con camisas alusivas al gobierno y banderas, los simpatizantes del FSLN se encuentran desde la mañana apostados en varios puntos, desde Plaza Inter hasta la rotonda Jean Paul Genie en la carretera a Masaya. Los buses del transporte interurbano de Managua han sido utilizados para transportar a los simpatizantes del FSLN y se mantienen parqueados alrededor de 15 buses por punto de reunión. Los simpatizantes del oficialismo ‘calientan motores’ para la “Caminata Trabajo y Paz… Unida, Nicaragua Triunfa!” que se realizará mañana convocada por la primera dama y vocera del Ejecutivo, Rosario Murillo.

Por su parte, los organizadores de la marcha nacional en contra del proyecto del canal interoceánico realizaron hoy una conferencia de prensa en la que se aseguran que no se amedrentarán por las acciones del gobierno y que esperan recibir en Managua a miles de manifestantes. Octavio Ortega, uno de los organizadores, expresó que se situarán frente a la Asamblea Nacional hasta que los diputados deroguen la ley 840, Ley del Gran Canal de Nicaragua. La tercera marcha nacional tiene como punto de concentración el diario La Prensa en la carretera Norte a las 7 am y de ahí se dirigirán al edificio de la Asamblea. “Que el gobierno realice una contra marcha demuestra el miedo que tienen a que la gente proteste por sus derechos”, dijo Violeta Granera, del movimiento por Nicaragua.

Hostigamiento en las comunidades previo a la marcha

Policías impiden movlización de campesino en la comunidad de La Lechera, en Nueva Guinea. Cortesía.
Policías impiden movilización de campesinos en la comunidad de La Lechera, en Nueva Guinea. Cortesía.

Miembros del Consejo Nacional para la Defensa de la Tierra, Lago y Soberanía denunciaron que en Nueva Guinea, la policía nacional ha retenido camiones que iban a ser utilizados para transportar a Managua a los pobladores que participaran en la marcha. Después de más de 3 horas de detención la policía liberó a tres de ellos con la condición que no cargaran gente en los vehículos.

Francisca Ramírez, miembro del consejo y lideresa de la comunidad “La Fonseca”, expresó se esperaba que más de 80 camiones salieran de la RAAS hacia Managua. “Aquí está fuerte la represión. A mí me retuvieron un camión en El Níspero, al chavalo lo dejaron ir después pero lo amenazaron que si cargaba gente le quitaban el camión. A varios camioneros los retienen, pero ya los están soltando, igual con esa condición”, manifestó Ramírez.

Desde hoy, los campesinos que serían expropiados para la virtual construcción del canal, salen de las comunidades más alejadas como La Unión, La Fonseca y Puerto Principe para poder participar en la manifestación masiva. “No vamos a poder venir todos los que pensábamos por que la policía no está queriendo boicotear, pero de que vamos a ir vamos”, añadió la lideresa.

En Rivas también hay denuncias de hostigamiento para no participar en la marcha. Según Octavio Ortega en El Tortuguero, policías retuvieron a dos jóvenes que venían en una moto hacia Managua. “Primero les dijeron que se habían robado la moto, cuando ellos enseñaron que tenían sus papeles en regla les dijeron que era por que se habían robado los celulares y les pidieron las facturas. ¿Quién guarda las facturas de los celulares?”, relató Ortega.

Los organizadores reiteran que el carácter de la marcha es pacífico y esperan que tanto la policía como los simpatizantes del FSLN no busquen un enfrentamiento.

Grupo Cocibolca envía carta el presidente

El grupo Cocibolca presentó hoy una carta pública dirigida al comandante Daniel Ortega en la que exigen al gobierno la derogación de la ley del canal interoceánico y exponen 8 consideraciones ambientales, jurídicas y sociales basadas en el resumen ejecutivo del Estudio de Impacto Ambiental y Social (EIAS), elaborada por la consultora Environmental Resources Management (ERM) y pagado por el concesionario a través de HKND, empresa dueña de la concesión.

El grupo, integrado por ocho organizaciones ambientalistas y de sociedad civil, suscribieron el pronunciamiento en el que cuestionan ademas el secretismo con el que se ha tratado el estudio y llaman a una reflexión oficial.

“Concluimos que la concesión canalera no es favorable ni ambiental ni socialmente para el pueblo de Nicaragua ni para los pueblos de Centroamérica. Aún es tiempo de tomar la decisión de cancelarla, derogar la Ley 800, la Ley 840, el Acuerdo Marco de Concesión y resoluciones conexas, y buscar otras alternativas para el desarrollo sostenible e inclusivo del país”, se lee en el comunicado.

HKND y el ‘Laudato si’

El asesor principal de HKND Group, el australiano Bill Wild, aseguró hoy que la “única manera” de que la firma china continúe con el proyecto del canal interoceánico en Nicaragua es si está garantizado que el impacto final neto en el medio ambiente y en lo social “es positivo”.

“HKND Group y su presidente, Wang Jing, no van a construir un canal interoceánico en Nicaragua si no garantizamos que el impacto final neto en el medio ambiente y en lo social, después de implementar las obras de mitigación recomendadas por los estudios de impacto ambiental y social realizados por la firma británica ERM) no son positivos”, expresó en una declaración escrita.

La firma china recordó que el proyecto se encuentra en la etapa de aprobación de los estudios de impacto ambiental y social (EIAS) de ERM, que confirman que los trabajos de mitigación “son posibles”, por lo que afirman que “el proyecto es totalmente y ciertamente viable”. HKND se posicionó junto al papa Francisco y la publicación de su encíclica ecologista, “Laudato si”, señalando que la compañía china comparte, entiende y es parte de su posición.

“Nosotros nunca seremos los causantes de lo que nos advierte Su Santidad, como son los ‘síntomas de enfermedad en el agua, en el aire y en los seres vivientes’ porque ‘nosotros mismos somos tierra'”, sostuvo.

Wild apuntó que una de las obras importantes que se realizarán para garantizar el agua para el consumo humano y las necesidades propias del canal es la construcción de las presas en la parte oriental de la vía que formarán dos grandes lagos artificiales “que conservarán los recursos hídricos que se pierden hoy en día en el mar Caribe”.

“Recordemos que hoy en día en Nicaragua no se cultiva agua, será la primera vez que se hará, y este nuevo recurso hídrico adicional podrá también ser utilizado para el desarrollo sostenible del país y la región, aliviar las sequías locales causadas por El Niño y el cambio climático global”, agregó.

Wild aseguró que las intenciones de la empresa “son muy claras”, y gozan de sustento científico para implementarlas, proteger y mejorar el medio ambiente y las condiciones de vida de la población. Sobre los estudios, el representante de HKND dijo que ”han tenido el cuidado de contratar y asociarnos con las mejores empresas del mundo, cada una en su especialidad”.

Por otro lado, señaló que una vez aprobados los EIAS, se conducirán más estudios a profundidad sobre topología, geología, hidrología y arqueología de la ruta, con el objetivo de hacer un diseño final de referencia para la construcción.

“Este diseño de referencia ligeramente tendrá diferencias del diseño conceptual y necesitaremos verificar nuevamente los efectos sísmicos, niveles de agua, intrusión salina del canal antes de someter el diseño ante el Gobierno para los permisos de construcción, antes de comenzar los trabajos de la obra”, manifestó Wild.

EFE.