Nación

Alianza Cívica “quiere articularse más con la gente”

Mario Arana: “Lo más exitoso fue el paro de consumidores”

Presidente de AmCham destaca la unidad de empresarios y consumidores, durante el cuarto paro nacional



Para el presidente de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (AmCham), Mario Arana, el cuarto paro nacional demostró una “unidad” entre el sector empresarial y los consumidores, quienes mandaron un “fuerte” mensaje al régimen orteguista sobre las reivindicaciones que demandan.

En una entrevista para el programa Esta Semana, Arana destacó que el objetivo del paro era exigir la libertad de todos los presos políticos, aunque esta demanda va emparejada con tener una institucionalidad democrática y un avance en el respeto a los derechos humanos y las libertades en general.

“La población le envió un mensaje muy fuerte a este Gobierno. Lo más exitoso fue el paro de consumidores”, resaltó Arana.

El líder empresarial indicó que el paro entre las empresas fue del 75%, mientras en los consumidores subió al 85%. “El éxito fue más evidente en los departamentos, porque Managua tiene una población mucho más vasta”, aclaró.

Aún en las horas pico, las calles de Managua y las principales ciudades del país, las oficinas y centros comerciales, lucieron visiblemente vacíos, mientras las empresas que sí abrieron y los comercios de los mercados, resintieron la merma de consumidores.

Vista de la llamada “Pista Solidaridad”, durante el paro nacional convocado por la Alianza Cívica, este 23 de mayo. // Foto: EFE

Articularse con la población

Arana, también miembro propietario de la Alianza Cívica en las negociaciones con el Gobierno, dijo que la convocatoria del paro fue para “articularse más” con la población.

“La Alianza quiere articularse más con la gente, ser un intérprete más fiel, qué es lo que ellos piensan, qué es lo que ellos quieren”, comentó.

Señaló que la Alianza comprende que muchas empresas no se unieron al paro porque fueron amenazadas por el régimen, aunque otras buscaron formas “creativas” para enfrentar esa situación, como es el caso de los negocios a los que no se presentaron los trabajadores.

“Las formas de lucha en Nicaragua las vamos inventando de una manera muy creativa, a medida que pasa el tiempo y se ven las distintas circunstancias”, destacó.

Abiertos a negociación

El delegado expresó que la Alianza Cívica no ha roto las negociaciones con el Gobierno, sino que las suspendieron y condicionaron por los sucesos del 16 de mayo en la cárcel La Modelo. Ese día fue asesinado por un custodio el preso político Eddy Montes, mientras decenas fueron golpeados.

“Estamos dispuestos a continuar en esta negociación, en la medida que (el Gobierno) deje de jugar a tener como rehenes a los presos políticos”, acotó Arana.

Detalló que excarcelar a los reos de conciencia es una primera parte, aunque para el 18 de junio todos los presos políticos deberían estar liberados. “Si eso se logra y al Gobierno le interesa que sigamos con los temas de justicia y democracia, que todavía están pendientes, y la misma implementación de los acuerdos, nosotros (Alianza) estaríamos dispuestos a continuar la negociación”.

La Alianza Cívica anuncia su retiro de la mesa de negociación que mantenía con el Gobierno de Daniel Ortega. // Foto: EFE

Indicó que la Alianza Cívica informó de su postura a los testigos y acompañantes de las negociaciones, en este caso el nuncio Waldemar Sommertag y el representante de la OEA, Luis Ángel Rosadilla, respectivamente.

“Los testigos han tratado de ayudar a que se le encuentre alternativas a la continuidad de la negociación”, aseguró el dirigente empresarial quien agregó: “Asumo que ellos tendrán que emitir su informe, aunque realmente no me queda claro cuál es idea de lo qué deberán de hacer”.

Agenda unilateral inviable

La dictadura anunció una agenda unilateral en el diálogo nacional, aprovechando el retiro de la Alianza Cívica. Esta semana, el canciller Denis Moncada Colindres presentó un documento titulado “Programa de trabajo del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional para consolidar estabilidad y paz en Nicaragua”.

Arana calificó como un “error” esa agenda unilateral, ya que “toda solución para Nicaragua pasa por un acuerdo de país”, que sea negociado y concertado.

Ejemplificó que el régimen ha asegurado que traerá de manera unilateral a 40 000 exiliados nicaragüenses, aunque la Alianza considera que para ello necesitarán del apoyo de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Agencia de las Naciones Unidas para los Rugiados (ACNUR). “Este es el tipo de diferencias que estamos teniendo”, apuntilló.

“No puede ser cualquier acuerdo y lo que sucedía en la mesa de negociación es que íbamos para atrás, daba la impresión de que se quería era un acuerdo aguado, que verdaderamente no tuviera la fuerza y contundencia para enfrentar los problemas graves del país”, afirmó el presidente de AmCham.

Añadió que la Alianza analiza cuáles serán las siguientes acciones después del paro, que se extendió en las principales cabeceras departamentales y municipios del país, como León, Chinandega, Chichigalpa y El Viejo, en occidente. En oriente, se sumaron Granada, Jinotepe, y Rivas. Matagalpa, Jinotega y Ocotal en el norte del país. Juigalpa, Boaco y Camoapa en la zona central. Nueva Guinea, en la Región Autónoma del Caribe Sur. Y los municipios de Ciudad Sandino y Tipitapa en el departamento de Managua.