Emergencia Coronavirus

Más de 200 nicaragüenses varados en Panamá piden ingresar a Nicaragua

"Ellos tienen que esperar 72 horas, ya los líderes están haciendo los trámites correspondientes", dice oficial del Servicio Nacional de Fronteras

Más de dos centenares de nicaragüenses fueron desalojados el jueves de la principal terminal de autobuses de la Ciudad de Panamá por las autoridades, que les impidieron salir en caravana hacia el país porque su regreso no ha sido autorizado por el Gobierno de Nicaragua.

El desalojo se realizó sin registro de incidentes. Muchos de los extranjeros abordaron pequeños autobuses dispuestos por los cuerpos de seguridad que los llevaron a otro punto de la ciudad desde donde se dirigirían a algún domicilio, mientras que otros se fueron por sus propios medios, como constató Efe.

Se quedan sin dinero

Los nicaragüenses expresaron su frustración y desesperación, porque se han quedado sin trabajo a causa de la pandemia y además deben gastar 60 dólares para realizarse la prueba PCR que exige el Gobierno para autorizar su ingreso, siempre que salga negativa.

“Costó recoger los 60 dólares para hacernos esa prueba … ya no tenemos más, ni para comida, queremos irnos a nuestro país”, declaró Luis Delgado, de 32 años, que al igual que otros jóvenes, adultos mayores, mujeres y niños llegaron este jueves a la terminal de Albrook.

Sin permiso

El comisionado de la Fuerza de Tarea Conjunta, Gabriel Arroyavez, le dijo a Efe que el viaje de estos más de dos centenares nicaragüenses fue organizado por unos “líderes” de ellos, pero que carece del salvoconducto que debe otorgar el Ministerio de Salud panameño a cada uno de los viajeros y no ha sido notificado ni a Costa Rica, país de tránsito, ni a Nicaragua, que lo debe autorizar.

“Ellos tienen que esperar 72 horas, ya los líderes están haciendo los trámites correspondientes”, agregó el oficial del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront).

Las autoridades de Migración de Panamá han dicho que están prohibidas las caravanas de migrantes para salir del país, y que se aplicará la ley a quienes insistan en hacerlas.

Una primera caravana de nicaragüenses, más de un millar, trató de salir desde la misma terminal de Albrook el pasado 1 de julio, y tomó todo un mes de coordinaciones entre Panamá y Costa Rica, a partir de la autorización de entrada de Nicaragua, para que pudieran viajar en grupos de máximo 100 personas como lo estableció el Gobierno de Managua.

En julio pasado, el Gobierno de Panamá trasladó al millar de nicaragüenses a albergues cercanos a la frontera con Costa Rica, desde donde fueron saliendo en grupos, el último de ellos el pasado 4 de agosto.

Los nicaragüenses han quedado sin medios de vida en Panamá a raíz de la pandemia de la covid-19, que ya deja 77 377 contagios y 1703 defunciones y mantiene semiparalizada la economía del país canalero.

Más en Emergencia Coronavirus

Share via
Send this to a friend