Nación

Opositor venezolano venía a Nicaragua a reunirse con legisladores destituidos

Migración impide entrada a diputado de la MUD

Ángel Medina Davis denunció que no lo dejaron entrar “por razones de Estado”



Las autoridades de Migración y Extranjería de Nicaragua negaron la entrada al país a Ángel Medina Davis, ciudadano venezolano y diputado opositor al gobierno de Nicolás Maduro.

El parlamentario de la Mesa de Mesa de la Unidad Democrática (MUD), coalición política que ganó la mayoría calificada de la Asamblea Nacional en diciembre de 2015, denunció en su cuenta de Twitter que Migración le impidió la entrada porque hay un nombre parecido al suyo que es sospechoso de narcotráfico.

Medina Davis venía a Nicaragua a reunirse con los 28 diputados opositores del Partido Liberal Independiente (PLI), destituidos la semana pasada por órdenes del Consejo Supremo Electoral.

“Venía de solidaridad, democracia, integración de los pueblos como diputado del Parlamento Latinoamericano, como diputado de la Asamblea (de Venezuela) que soy… pero me están negando la entrada”, dijo Medina Davis.

El legislador fue regresado de inmediato en otro avión con destino a Panamá, para proseguir su regreso a Venezuela. “En el mismo avión que vine a Nicaragua me devuelven. Las razones dicen que son de Estado y que mi nombre se parece a un narcotraficante de la región”, sostuvo Medina Davis.

Este diputado fue electo en Venezuela por el Estado Bolívar y pertenece al partido Primero Justicia, cuyo líder es el excandidato presidencial Henrique Capriles Radonski.

Medina Davis se suma así como el número 26 en la lista de extranjeros expulsados por el gobierno del comandante Daniel Ortega. Entre los expulsados hay defensores de derechos humanos, artistas, periodistas y políticos, incluyendo al exgobernador venezolano del estado Carabobo, Henrique Fernando Salas Feo, y al diputado Carlos Berrizbeitia, en mayo de 2013.

 

“Al pueblo de Nicaragua, a ese hermano pueblo, toda mi solidaridad, todo mi respeto: Sigamos luchando por la democracia, sigamos luchando para que se acabe toda esa peste del totalitarismo en mi región”, expresó Medina.

El legislador añadió que “ahora más que nunca los demócratas del país, los demócratas de nuestra región debemos seguir juntos, trabajando para que nuestra América progrese en paz y democracia”.