Nación

Sandinista que mató a opositor tiene “secuelas psicológicas” por “golpe de Estado”, alega juez

Abner Pineda fue condenado y liberado en la misma sentencia; el juez fue el mismo del caso de El Carrizo, que también favoreció a militantes del FSLN

La defensa del militante sandinista, Abner Pineda, quien fue acusado de asesinar al opositor Jorge Luis Rugama, en La Trinidad, Estelí, sostuvo que el procesado tenía traumas psicológicos causados por el “intento fallido de golpe de Estado, de abril de 2018”, porque en muchas ocasiones fue asediado por su afinidad política. Un alegato que el abogado acusador califica de “ridículo” e inaplicable.

“Establecen que por ser militante del Frente Sandinista sufrió asedio, mientras hubo tranques en La Trinidad. También, que en una de tantas ocasiones lo llegaron a buscar a su casa, pero él se escondido. A partir de ese momento, fue a terapia psicológica. Entonces, el judicial estableció el estado de “pena natural” para otorgarle el beneficio (de libertad) a Abner Pineda”, explicó el abogado acusador, Evert Acevedo, de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

Según establece del Código Penal de Nicaragua, la “pena natural” es una de las ocho atenuantes por las que una persona puede ser exculpada del delito que cometió, pero esta solo procederá en los casos donde “el reo haya sufrido a consecuencia del hecho que se le imputa, daño físico o moral grave”. Por lo tanto, los traumas de Pineda no aplican a esta atenuante.

“La pena natural es cuando uno, después hacer los hechos, sufre una pena más grave que los hechos realizados, pero tiene que ser después, no antes. (Entonces), ese es un argumento totalmente ridículo porque nada tienen que ver los hechos que sucedieron en el año 2018, con hechos que sucedieron el 19 de julio de 2020”, señala el abogado Acevedo.

En la sentencia que fue entregada este jueves, el juez Erick Laguna dictó fallo de culpabilidad por “homicidio imprudente” contra Pineda, quien tenía un cargo en la oficina de correos de Estelí. Sin embargo, en la misma sentencia en la cual le otorga un año de prisión por ese delito, le da el beneficio de suspensión de la misma y ordena su libertad inmediata.

“Ya el día de hoy Abner Pineda va a estar durmiendo en su casa, si es que alguna vez estuvo en la cárcel porque también se entendía que no era así. El juez en su afán de querer exculparlo, otorga este beneficio con una serie de atenuantes ridículas”, agrega el abogado.

Abner Pineda disparó por un estado de “arrebato”

Según los abogados de la CPDH, desde el inicio del proceso penal hubo cambios que agüereaban un fallo a favor del acusado. Sin ninguna explicación, el juez que estaba encargado del caso fue reemplazado por Laguna, quien es el mismo judicial que estuvo a cargo del juicio por la matanza de El Carrizo, ocurrida dos días después de las elecciones de 2011, cuando fueron asesinados cinco opositores a manos de militantes sandinistas.

“Nosotros sabíamos que iba a ser un proceso que iba a estar lleno de arbitrariedades. Logramos demostrar que lo que se dio es un asesinato. Sin embargo, después de ver este fallo y analizarlo, demuestra la parcialidad que hay en el sistema de justicia (de Nicaragua). Esto demuestra la impunidad con la que la gente a fin al Gobierno actúa”, lamenta Marcos Carmona, de la CPDH.

En la sentencia se establecieron cinco atenuantes con las que finalmente se le concedió la libertad a Abner Pineda. En las que destacan que Pineda no tenía antecedentes penales y que le disparó a Jorge Rugama, de 44 años, en un episodio de “arrebato” por los traumas psicológicos que tenía.

“Dicen que, porque el señor Abner Pineda andaba en estado de ebriedad, eso le causó un estado de arrebato y provocó que le quitara la vida al señor Jorge Rugama. Dicen que tenía secuelas desde 2018 por ser militante sandinista”, señala Acevedo.

CPDH apelará la sentencia

Asimismo, el abogado cuestiona que, en caso de ser cierta la condición de salud mental de Pineda, cómo se explica que la Policía Nacional le haya entregado la portación de armas. Pues, él le disparó, con un revólver , en el cuello a Jorge Rugama, cuando este le gritó: “! Viva Nicaragua Libre!”.

“Nosotros como Comisión de Derechos Humanos condenamos este fallo ridículo y vamos a presentar la debida apelación en el tribunal de apelaciones del complejo judicial de Estelí. Sabemos que los magistrados pueden tener la misma línea de este juez, pero CPDH no va a descansar hasta encontrar justicia”, afirma Carmona.

Por su parte, Luisa Rizo Laguna, mamá de la víctima, dijo conmocionada tras oír la sentencia que tiene “fe en Dios que él es quien va hacer la justicia, porque yo sé que el Gobierno esta es la gente que necesita, los asesinos, a la gente buena es a la que él tiene castigada”.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend