Nación

Iglesia repudia y condena acción provocativa

Motociclista violento irrumpe en la Catedral de Managua

El motorizado entró a toda velocidad y de forma retadora gritando: ¿Quién es el que quiere la paz?



Un motociclista irrumpió este domingo por la mañana en la Catedral Metropolitana de Managua para intimidar al cardenal Leopoldo Brenes antes de que iniciara la misa y dicha acción fue condenada por la Iglesia Católica.

“El día de hoy por la mañana en catedral de Managua, minutos antes de iniciar la celebración eucarística de las 8:00 a.m., irrumpió de forma violenta una persona de sexo masculino, motorizado, quien llegando a toda velocidad hasta el presbiterio de catedral, gritó exaltado y de forma retadora: “¿Quién es el quiere la paz?”, denunció la Arquidiócesis de Managua, en un comunicado compartido en sus redes sociales.

El comunicado compartido en Facebook indica que el Cardenal Brenes, los sacerdotes y religiosas de la Catedral de Managua “condenan dicha acción provocativa”.

Ante este tipo de ataques, la Arquidiócesis de Managua invitó a sus fieles “a mantener una perenne jornada de oración desde sus hogares”.

“Es urgente restaurar la paz en Nicaragua y la primera que quiere la paz es la Iglesia”, finaliza el comunicado.

Tras multitudinaria peregrinación

El incidente ocurrió un día después de que la Iglesia Católica realizara una multitudinaria peregrinación a favor de la paz y por el cese a la violencia en Nicaragua.

Miles de personas marcharon el sábado en Managua y en otras ciudades del país “por amor a Nicaragua“, para pedir por los muertos durante las protestas de la semana pasada y reclamar justicia al Gobierno de Daniel Ortega.

Precisamente, en la misa al finalizar la peregrinación en su discuro el Cardenal Leopoldo Brenes recordó que la Iglesia será mediadora en el diálogo nacional y garante para lograr acuerdos; aunque lanzó una advertencia a los interlocutores.

“Al mes de instaurado este diálogo, haríamos un alto para valorar la voluntad, la implementación, y el cumplimiento serio y real de los acuerdos a los que hayan llegado las partes, (…) si no se están dando esos pasos, informaríamos al pueblo, y les diríamos que así no podemos seguir, que no se pudo”, dijo el presidente de la Conferencia Episcopal.

El diálogo convocado por el Gobierno de Ortega para superar el conflicto que ha causado al menos 42 muertos, aún no tiene fecha de inicio.