Nación

52 días días atrincherados en bastión de resistencia universitaria

Estudiantes dejan UPOLI, porque infiltrados “quieren manchar la causa”

paro ciudadano Nicaragua

Jóvenes del Movimiento Estudiantil 19 de Abril anuncian su salida, pero invitan a seguir luchando en las calles. "No es una derrota", afirma estudiante



Tras 52 días días atrincherados en las instalaciones de la Universidad Politécnica de Nicaragua (UPOLI), convertida en bastión de la resistencia universitaria, el Movimiento Estudiantil 19 de abril desalojó el recinto, por la “gran cantidad de infiltrados” en la universidad.

Los jóvenes permanecían en la Upoli desde el 19 de abril, cuando los universitarios se alzaron para exigir la salida de la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua (UNEN) y la autonomía universitaria. Tras los primeros heridos y muertos, también se sumaron a exigir justicia y el cese de la represión, y la salida de Daniel Ortega del poder.

“Hacemos el anuncio que los estudiantes del Movimiento Estudiantil 19 de abril, hemos salido de las instalaciones de la UPOLI. Asimismo, invitamos a las personas que aún se encuentran dentro del recinto a salir pronto de la universidad, de tal manera que las autoridades universitarias puedan recibirlo lo más pronto posible”, afirmaron en el comunicado.

Edwin Carcache, representante del movimiento, expresó que la salida fue consensuada con los estudiantes que quedaban dentro de la universidad y los pobladores aledaños al lugar que los han ayudado desde el primer día. Después del anuncio, según Carcache, solo quedaban dos o tres estudiantes dentro del recinto.

El movimiento expresa que el desalojo de la UPOLI no es una “derrota”, ya que seguirán protestando en las calles y reforzando los tranques que han cerrado la capital, pese a amenazas que los jóvenes han sufrido por parte de grupos progobierno.

“No descansaremos hasta no ver a este régimen totalitario abandonar el poder. No desmayaremos hasta que Nicaragua sea un país justo y democrático”, se dice en el comunicado.

BusQuemado
Varios desconocidos incendiaron un autobús en el sector de la UPOLI, a principios de mayo. EFE/Jorge Torres

“Hay gente que se aprovechó de la lucha”

Una de las razones de los dirigentes para salir del recinto, son las múltiples acusaciones sobre grupos delincuenciales dentro de la universidad. “Sucede que cosas como estas (actos delincuenciales) han sucedido y nosotros como movimiento no hemos podido evitarlo, es incontrolable. No queremos manchar la lucha de la universidad y por eso hemos decidido irnos”, expresa.

Así mismo el joven confesó que desde hace tiempo, habían descubierto múltiples personas infiltradas por parte del gobierno, entre ellas Cristhian Josué Mendoza, alias “Viper”, acusado formalmente en la policía por crimen organizado, asesinato, robo de vehículos y otros delitos.

“La UPOLI siempre lo trató como infiltrado porque sabíamos que lo era. Nosotros no tenemos nada que ver con ese hombre ni con ese guión sacado de la Rosa de Guadalupe, nos quieren manchar el movimiento”, afirmó Carcache.

Jóvenes dentro de la UPOLI denuncian hostigamiento y persecución

No salían por seguridad

Hace un mes, dirigentes del Movimiento Estudiantil 19 de abril, expresaron a Confidencial que no dejaban el recinto por miedo a persecuciones por parte de la Policía Nacional y el Estado.  “No salimos porque no podemos”, confesaron en su momento a este medio

Edwin Carcache aseguró que antes de la salida han tomado medidas de seguridad y la mayoría de estudiantes se han trasladado a otros recintos o tranques en todo el país.

Por el momento las barricadas cercanas serán removidas, debido a un consenso que se ha dado entre los pobladores de los barrios aledaños de la UPOLI. “La lucha sigue”, reafirmó Carcache.