Política

Movimientos cívicos de la Coalición aceptan el “costo” de incluir a partidos

Encuesta de Diálogo Interamericano revela que plataforma opositora “pierde simpatía”, al tener entre sus miembros a partidos políticos tradicionales

Las organizaciones cívicas de la Coalición Nacional están conscientes que la presencia de los partidos políticos en la plataforma opositora, despierta malestar en una parte de la población, tal y como lo revela una reciente encuesta del Dialogo Interamericano. Sin embargo, representantes de estos sectores afirmaron que asumirán ese “costo”, en nombre de la unidad.

Los resultados de la encuesta, publicados en CONFIDENCIAL, muestran que un 50% de los consultados votarían por la Coalición Nacional, si ésta participara, en unas elecciones, sin partidos políticos como miembros. En cambio, solo un 30% votaría por la gran alianza, si se presenta aliada con las organizaciones políticas tradicionales.

En una entrevista con el programa Esta Semana, el politólogo Manuel Orozco, investigador de Diálogo Interamericano, indicó que la Coalición pierde “simpatía” cuando incluye a los partidos políticos.

Jesús Téfel, miembro del consejo político de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), dijo a CONFIDENCIAL que la participación de los partidos políticos en la Coalición “despierta temor en algunos sectores de la sociedad”, ya que los asocian con la “vieja manera de hacer política con lo tradicional”.

Sin embargo, aclaró que la inclusión de partidos políticos “no les lava la cara”, y que “la mayor unidad, siempre y cuando vaya en torno a los principios de cambios, es la que nos conviene como nicaragüenses”.

La Coalición Nacional está conformado por tres movimientos cívicos — UNAB, Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD) y el Movimiento Campesino— y cuatro partidos políticos: el Liberal Constitucionalista (PLC), Restauración Democrática (PDR), Yatama, y Fuerza Democrática Nicaragüense (FDN).

José Pallais, delegado de FDN en el Comité Nacional de la Coalición, indicó a CONFIDENCIAL que “a pesar de las dudas sobre el rol que han desempeñado en el pasado los partidos políticos, hay que hacer un trabajo para explicar que esta unidad debe ser inclusiva, que nos necesitamos todos y que la división fortalece a Ortega”.

El exdiplomático exhortó a los políticos “demostrar” la “confianza” que las organizaciones cívicas han tenido con ellos. “A pesar del pasado que tienen, lo importante es el compromiso de cara al futuro y la sinceridad demostrada frente a ese compromiso”, señaló.

Crítica a los partidos políticos

Otro de los resultados que arrojó la encuesta es que siete de cada diez nicaragüenses afirmaron que, en este momento, no simpatizan con ningún partido político.

Daisy George West, miembro del Consejo Ejecutivo de la Alianza Cívica, señaló que la población “quedó hastiada de todos los problemas que los partidos políticos le han puesto a Nicaragua. Sus pactos, sus intereses, sus acuerdos debajo de la mesa, es lo que ha hecho que este hombre (Daniel Ortega) haya regresado por 13 años más y quién sabe por cuantos años más”.

Agregó que, aún con el desencanto total que tiene la población con los partidos políticos, éstos “no tienen la humildad o esa nueva mirada de decir que la rebelión la hicieron los jóvenes, porque ellos estaban en sus pactos”.

West lamentó que costará “bastante” consolidar la gran unidad opositora, ya que “intereses individuales continúan en la mesa del colectivo o de partidos”.

“Nosotros decimos que los intereses individuales deberían dejarlos por un lado y poner a Nicaragua como el interés mayor”, añadió.

¿Es tiempo para hablar de candidatos?

En la encuesta se preguntó también, con una lista de 12 opciones: ¿Por quién de esas personas votaría si las elecciones fueran hoy? Los resultados arrojan que un 41.5% votaría por cualquier candidato que no sea Ortega; el líder campesino Medardo Mairena obtuvo un 30.6%; el director ejecutivo de la Alianza Cívica, Juan Sebastián Chamorro, un 22.8% y el politólogo Félix Maradiaga, de la UNAB, un 17.1%. y Daniel Ortega 13.3%.

Téfel aseguró que esta lista sería tomada en cuenta para una futura definición de las candidaturas, si están dadas las condiciones. “Lo más importante es que el candidato o candidata goce con el mayor respaldo posible de la población. Aquí tenemos que dejar de pensar en la manera vieja, de que siempre un caudillo o una figura fuerte iba a salvar y corregir todos los problemas”.

Daisy West opina que “no es tiempo todavía (de pensar en candidatos), pero la gente ya está preguntando. No está tan abierto, ni tan aceptado que desde ya hablen de candidatos, mientras hay presos políticos, la situación de la pandemia, la situación socioeconómica, el desempleo. Es una reacción natural que la gente no esté muy clara”.

Más en Política

Share via
Send this to a friend