Economía

Montealegre niega que crisis del país haya afectado operaciones de MPeso

MPeso decreta el fin del servicio TUC

MPeso

Después de cinco años de funcionamiento la empresa decide no renovar contrato y cierra operaciones sin dar explicaciones



La modernidad del sistema financiero del transporte público que prometió MPeso quedó estancada, y tras el vencimiento del contrato el pasado sábado 18 de agosto, después de cinco años de operaciones en Nicaragua, Haroldo Montealegre, gerente de país, confirmó que no renovarán el contrato por otros cinco años.

En entrevista con los medios de comunicación, Montealegre dijo que MPeso dejará de operar porque no existen condiciones para renovar el contrato y que ambas partes (sector transporte y empresa), acordaron no continuar con el negocio. Al ser cuestionado sobre la posibilidad de que estuvieran tomando esta decisión debido a la crisis sociopolítica que afecta Nicaragua y que ha dejado 322 muertos y miles de heridos, el gerente de país evitó responder.

Montealegre insistió en que MPeso dejará de operar por “otras condiciones que no me voy a poner a decir aquí para no aburrir a la audiencia” y porque desde que “se puso cien por ciento el uso mixto” (durante estos meses de crisis) hubo un deceso en el pago electrónico.

“El servicio que ofrecemos era para el empresario de transporte. No se trata de si el negocio era rentable, hay muchas condiciones más allá de la realidad de negocio. Son muchas cosas. Como el sistema quien lo contrata era el sector transporte, el sistema era indiferente y aislado en cualquier situación política”, dijo Montealegre.

El último día que los validadores de MPeso estarán en las unidades de transporte será el 16 de septiembre, sin embargo, a partir del 24 de agosto, los usuarios no podrán recargar sus tarjetas y tendrán que gastar el saldo que tienen en el dispositivo.

“A todas las agencias se les va a regresar su saldo y vamos a salir en paz. En cuatro años y ocho meses que el sistema operó normalmente, el 90 por ciento de todos los pasajes (se pagaban con la tarjeta), la mayoría de pasajeros que abordaban unidades mixtas lo hacían con la tarjeta. Nuestra experiencia fue exitosa a nivel regional”, aseguró Montealegre. 

La imposición de MPeso

MPeso generó múltiples críticas, principalmente porque era una sola empresa la encargada de manejar el negocio. Los usuarios se quejaron por la dificultad que siempre hubo para recargar o comprar la tarjeta TUC, de acuerdo a organismos de defensa al consumidor.

Juan Carlos López, coordinador del Centro Jurídico de Asistencia al Consumidor, manifestó que desde sus inicios, MPeso rompió el marco legal para el consumidor al obligar a ejercer el modelo de obligación de ubicar rutas de pago “mixtos” y “solo tarjeta”.

“Los usuarios se acostumbraron a hacer uso de la tarjeta, sin embargo, siempre hubo deficiencia, muchos perdieron el saldo y nunca se repuso, y esto nunca supo explicarlo Mpeso. Que el transporte fuera 100% mixto era lo más idóneo, que los usuarios decidieran pagar con tarjeta o en centavos. Muchas veces citamos a reuniones a Mpeso para mejorar, pero lo único que tuvimos fue maltratado de la gerencia. Nunca escucharon la voz de los consumidores”, refirió López.

El coordinador del Centro Jurídico, reveló que hace un mes este organismo fue citado por MPeso para hablar sobre el tema de la no continuidad del contrato por cinco años más. López afirmó que Mpeso sabía que la densidad de los usuarios y la demanda había disminuido en los meses de la crisis.

López expresó que el uso de la tarjeta no modernizó el transporte público y si no pudo mantenerse en estos meses de crisis, es porque realmente no tuvo sostenibilidad. Destacó que M Peso solo fue bueno para recaudar el dinero a las cooperativas de transporte y para algunos usuarios que tenían una proyecciòn presupuestaria sobre el gasto en pago de transporte quincenal o semanal.

“Para MPeso no será grato decir adiós. Sin embargo, su mala aplicación de negocio y no sugerir una regulación, llevó al fracaso a esta empresa. La moraleja para este Gobierno o el que venga, es que las cosas deben hacerse de la mejor manera y evitar el apadrinamiento a algunas empresas… si otra empresa quiere agarrar la concesión de Mpeso debe hacer un plan de negocio”, afirmó López.