Confidencial

Muere uno de los heridos reportados por la CIDH

Un joven durante una protesta contra del gobierno de Daniel Ortega en Managua. EFE | Jorge Torres | CONFIDENCIAL.

Jaime José Reyes era uno de los seis heridos graves que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) identificó en su informe preliminar, elaborado después de su visita a Nicaragua. El joven de 22 años, fue atacado en las cercanías del Ministerio del Trabajo en Managua y falleció la tarde del 25 de mayo en el Hospital Lenin Fonseca, luego de permanecer internado, durante 15 días, con pronóstico reservado.

De acuerdo al informe de la CIDH, los seis heridos estaban hospitalizados en cuatro centros médicos del país. El jueves CONFIDENCIAL visitó las instalaciones del Hospital Lenin Fonseca y, de acuerdo a autoridades del centro, Jaime José Reyes, se encontraba en la sala de Cuidados Intermedios y su condición era “delicada”. No brindaron más información alegando que necesitaban una orden del director general del centro. Un día después falleció.

René Martín Torres, de 20 años, aún permanece internado en ese mismo hospital capitalino. Él, también mencionado por la CIDH, fue herido de bala el 15 de mayo en la Carretera Norte, mientras se dirigía a su casa. Román Torres asegura que su hermano “fue perseguido por una camioneta y varios motorizados encapuchados”. Una de las balas pegó en el área del hombro y según los médicos, le pasó rozando uno de los pulmones y le ha provocado paros respiratorios. La otra, sigue alojada en el cráneo de joven. Los doctores le han dicho a la familia que no pueden sacarla porque no soportaría la intervención. René Martín Torres permanece en coma, han informado los médicos a la familia, que desconoce en qué parte exacta del cráneo está alojada la bala.

Los doctores del Lenín Fonseca no han entregado a los familiares las placas, ni más información sobre el joven. Su hermano también ha intentado interponer la denuncia por el ataque, pero asegura que cada vez que visita la delegación policial le informan que no está el detective.

Un joven muestra el impacto de charnel en su pierna en los alrededores de la Universidad Politécnica de Nicaragua. Jorge Torres/EFE

Hospital Alemán-Nicaragüense se niega a brindar información

No solo el Hospital Lenín Fonseca actúa con secretismo. Según el informe preliminar de la CIDH, los ciudadanos Néstor Sotelo Ortega y Edy Javier Hernández están internados en este centro médico, pero “la única autoridad que tiene la potestad de brindar esta información es la dirección general, o el fiscal”, dijeron trabajadores del área administrativa a CONFIDENCIAL.

Heridos en Matagalpa

Wilner Josué Rivas, ingresado desde el 15 mayo en la Clínica Santa Fe, en Matagalpa, fue dado de alta, según Douglas Pravia, director de la Clínica Santa Fe. Pravia dijo a CONFIDENCIAL que el paciente salió el 24 de mayo y que se encontraba “estable”. Afirmó que desconocía detalles sobre el paciente y las razones por las cuales fue ingresado a su clínica.

Rivas fue hospitalizado el 15 de mayo, cuando se dieron en Matagalpa los enfrentamientos entre protestantes, antimotines y fuerzas paramilitares.

Otra fuente médica de la Clínica Santa Fe aseguró a CONFIDENCIAL que el ciudadano de 37 años “salió caminando”.

La delegación de la CIDH, tras concluir su primera visita a Nicaragua. Confidencial | Carlos Herrera

En Matagalpa también fue herido David Lizano Altamirano. Lizano primero fue ingresado a la Clínica Santa Fe, pero fue traslado al Hospital Manolo Morales, en Managua, donde “sigue en recuperación”. La familia Lizano aseveró en una publicación en Facebook, que a David lo atacó la Policía Nacional mientras andaba en las protestas.

“Él está estable. Le pegaron un balazo. Creemos que el hospital está haciendo lo necesario”, confirmó brevemente un tío.

CONFIDENCIAL pidió, a través de la dirección general del Hospital Manolo Morales Peralta, una entrevista con Kenia Grillo, directora del centro, pero su secretaria afirmó que estaba “en una reunión”.