Confidencial

Murillo “manda”, pero tiene “peor” opinión que Ortega

La primera dama y vicepresidenta Rosario Murillo, quien también funciona como vocera gubernamental, con intervenciones diarias en los medios oficialistas, es quien realmente “manda” en Nicaragua, según el 53% de los nacionales encuestados por la firma regional CID-Gallup, en su estudio de opinión pública más reciente en el país.

De acuerdo con la misma encuesta, solo un 31% de los nicaragüenses considera que quien manda es el comandante Daniel Ortega, caudillo del Frente Sandinista. Sin embargo, según el estudio, Ortega resulta mejor evaluado que Murillo.

Ortega lleva tres períodos consecutivos en la Presidencia, el tercero y actual desde enero de 2017, junto a su esposa, quien diecinueve años atrás lo defendió de las acusaciones por abuso sexual presentadas por su hija, Zoilamérica Nárvaez, a quien desmintió en público.

La encuesta de CID-Gallup se realizó del 11 al 19 de mayo, en 1,200 hogares nicaragüenses a nivel nacional, según detalló este martes el gerente general de la firma Luis Haug, en entrevista con el programa de televisión Esta Noche. La encuesta tiene un nivel de confianza del 95% y un margen de error de +/- 2.8%

Aprobación de Ortega cae diez puntos

Este estudio de opinión pública es el número 87 que la firma regional realiza en Nicaragua y ocurre a cuatro meses del estudio anterior, presentado en enero pasado.

La encuesta incluyó preguntas para dar seguimiento a la evaluación y percepción que los ciudadanos tienen del gobierno, la valoración de su labor y desempeño, la percepción de la población sobre la situación económica, necesidades, realidades y servicios básicos, preferencias partidarias, incidencia del crimen o violencia y temas coyunturales.

Según el estudio, un 56% de los nicaragüenses aprueba la gestión presidencial de Ortega. Sin embargo, la cifra es diez puntos porcentuales menos que la calificación que el caudillo obtuvo en enero pasado.

“Después de la elección aumentó la aprobación brevemente y ahora está más acorde con lo que normalmente se ha observado. Ha pasado el período de la luna de miel, que tras reelecciones tiende a ser más breve. Los sandinistas, especialmente, aprueban la administración de su líder”, comentó Haug.

Independientes siguen siendo mayoría

A cinco meses y medio de las próximas votaciones municipales en 153 territorios del país, la encuesta refleja que más de la mitad de los nicaragüenses se sigue identificando como “independiente”, es decir que no simpatiza ni milita en ningún partido político o no tiene uno preferido. Un grupo que tradicionalmente se ha inclinado en contra del gobernante Frente Sandinista.

De acuerdo con la encuesta, un 53% de los nicaragüenses se identifica como independiente, seguido de un 42% que afirma simpatizar con el FSLN. “Es posible que sea así porque, aparte del FSLN, las agrupaciones políticas han desaparecido”, señala la firma.

En las votaciones nacionales de noviembre pasado, el FSLN participó como partido hegemónico, en boleta con otros partidos minoritarios, señalados de “satélites” o “zancudos”, tras la inhabilitación de la principal fuerza opositora y su fórmula presidencial, ahora desintegrada.

Preocupan el desempleo; aumenta percepción de crimen

La principal preocupación de los nicaragüenses, según los resultados de la encuesta, siguen siendo los problemas económicos. Un 60% de los encuestados afirmó que le preocupa el desempleo y un 8% aseguró que su mayor problema es el aumento del costo de la vida o la escasez de alimentos.

Curiosamente, entre enero y mayo de este año se duplicó el porcentaje (del 4 al 8%) que identifica el tráfico y consumo de drogas como su principal preocupación. Otro 4% identificó la corrupción, un 3% las deficiencias o falta de servicios básicos, y un 2% el crimen o violencia.

Sin embargo, el estudio también revela que en uno de cada cinco hogares reside alguna persona que ha sido víctima de un robo o un asalto en los últimos cuatro meses.

“Esta proporción se tiende a incrementar en Managua. Además, las mujeres y los más jóvenes tienen mayor probabilidad de haber sido víctimas que en los otros grupos. Con estos tipos de resultados, Nicaragua comienza a asemejarse a los otros países de la región Centroamericana después de muchos años de distinguirse como uno de los países con menos criminalidad en la región”, destaca el estudio.

Concretamente, un 39% considera que el nivel de delincuencia ha aumentado en los últimos cuatro meses.

Incrementa opinión negativa de la Policía

El estudio también señala que “hay más opinión negativa que positiva de las acciones de la Policía Nacional”.

“En la ‘mediación de pleitos’ son más quienes dicen que la actuación de la Policía es incorrecta, que correcta. Y en sus actuaciones en ‘actos públicos’ hay más que indican que maltratan al público que los cuida”, añade la firma.

Igualmente, en la presentación de sus resultados comenta que “es interesante notar que los sandinistas son tan críticos de la Policía Nacional como el resto de quienes participaron en este estudio, y es en Managua donde hay más crítica de la Fuerza Pública”, detalla.

De acuerdo con los datos, un 27% considera que la Policía actúa incorrectamente en mediación de pleitos y conflictos. Además, un 26% también considera que la Policía “maltrata a la población en actos públicos y conflictivos”. Solamente un 20% considera que la Policía “interviene correctamente”.

Valoración de Granera por encima de Ortega y Murillo

Sin embargo, a pesar de la percepción negativa de la Policía Nacional, la jefa de la institución, Primera Comisionada Aminta Granera, figura como la personalidad mejor evaluada, incluso por encima de Ortega y Murillo.

En el índice de opinión favorable, Granera obtiene un 62% de opinión positiva, tres puntos arriba de Ortega (59) y ocho por encima de Murillo (54). Cuatros meses antes, el mismo índice lo encabezaba Murillo (76), seguido de Ortega (74) y Granera (73).

El secretario de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno, quien es la figura más visible de la comuna y hace las veces de un súperalcalde nacional, sigue en el índice de opinión favorable con un 46%, seguido del empresario Carlos Pellas (44%) y el Cardenal y Arzobipso de Managua Leopoldo Brenes (42%).

CID-Gallup elabora también un índice de aprobación, al restar las opiniones negativas de las positivas. En este balance, la opinión de la pareja presidencial cae aún más. En esa dinámica de la encuestadora: el índice lo encabeza Granera (47), seguido de Fidel Moreno (36), Carlos Pellas (31), Brenes (29), Ortega (28) y finalmente Murillo (19).

Culpan a Ortega por Nica Act y no creen en el Canal

CID-Gallup también preguntó a los nicaragüenses sobre a quién identifican como responsable de la iniciativa de sanciones económicas contra Nicaragua, que se promueve en el Senado y Congreso de Estados Unidos, por una iniciativa conjunta de legisladores republicanos y demócratas.

La mayoría de los encuestados (41%) considera que las sanciones serán aprobadas.

Según los resultados, un 26% responsabiliza a Ortega, seguido de un 25% que señala a los republicanos estadounidenses y un 17% que señala a la oposición nicaragüense. No obstante, la mayoría (32%) no sabe o no responde sobre el responsable de Nica Act.

Sobre el proyecto del canal interoceánico que hace más de tres años Ortega asignó al desconocido empresario chino Wang Jing, la opinión de los nicaragüenses sigue dividida. Sin embargo, ahora son más los nicaragüenses que consideran que el proyecto no se realizará (43%), frente a quienes opinan que sí será posible (42%).