Nación

Costo del agua potable se ha duplicado en los últimos catorce años

Reclamos por alta facturación, cobros fijos y mal servicio siguen siendo las quejas de los nicaragüenses contra Enacal

Cuando Daniel Ortega regresó al poder en 2007, el metro cúbico de agua potable en Nicaragua costaba 5.6180 córdobas para el sector residencial, y a lo largo de los últimos 14 años el costo se ha incrementado a tal punto que, a finales de 2020, el precio ya era el doble, ubicándose en 10.1866 córdobas.

Las estadísticas no han sido actualizadas por el Banco Central de Nicaragua desde octubre de 2020, un mes después, la Asamblea orteguista aprobó una controvertida reforma a la Ley General de Aguas en la que otorgó las facultades del Instituto Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (INAA), a la Autoridad Nacional del Agua (ANA), que se encuentra bajo órdenes directas de la Presidencia.

Así, ahora los cánones y cargos por consumo de agua potable estarán a discrecionalidad directa de Daniel Ortega, por lo que incluso en los sectores de defensa de los consumidores existen pocas esperanzas de que se transparente el precio del agua para los consumidores.

En estos 14 años, no solo el sector residencial ha sido golpeado por las alzas en el costo del metro cúbico de agua potable, sino también el sector comercial en mayor medida. En este, el costo del agua potable pasó de 11.9645 por metro cúbico a 24.0836 córdobas, según la misma publicación de precios de energía eléctrica y agua potable del Banco Central de Nicaragua.

Rubén Arriola, de la Consultoría del Gestor del Consumidor, una oficina que se encarga de asesorar a los ciudadanos que tienen quejas en contra de las instituciones prestadoras de servicios básicos, relató que desde “hace años”, ni Enacal ni INAA han transparentado el costo del servicio de agua potable para los nicaragüenses.

Según los mismos datos del Banco Central, desde 2014, el costo del agua ha subido aproximadamente un córdoba por año, pero en la práctica, explicó Arriola, Enacal congela el cobro a los usuarios cuyos medidores no puede leer o simplemente aplica un cobro antojadizo que provoca que los consumidores no puedan pagar.

“Hay un sinnúmero de irregularidades que sigue creando inconformidades a los consumidores de agua potable.  El bombeo de agua potable está a medio gas ahorita, pero las facturas llegan alteradas y los consumidores se fijan que no está llegando el agua potable las 24 horas del día”, reclamó Arriola.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend