Nación

Eta se degrada a depresión tropical y sale de Nicaragua

Eta ya se encuentra en territorio hondureño. Gobierno advierte que lluvias persistirán en el Pacífico de Nicaragua, especialmente en Rivas

La tormenta Eta se degradó en una depresión tropical este miércoles al cruzar la frontera entre Nicaragua y Honduras y se mantendrá como tal durante su paso por este último país hasta alcanzar nuevamente las aguas del Caribe rumbo a Cuba otra vez fortalecida.

No obstante la bajada significativa de sus vientos máximos, que ahora no pasan los 55 km/h, el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos alertó que las inundaciones “repentinas” y “potenciales” continuarán en varias zonas de Centroamérica.

La noche de este miércoles el centro de Eta fue localizado a unos 115 kilómetros al este de Tegucigalpa, la capital de Honduras. La Comisión Permanente de Contigencias de Honduras (Copeco) confirmó que la ahora depresión tropical está en el municipio de Trojes. “Se prevé que en las próximas 12 a 18 horas, tenga un debilitamiento adicional”, explicaron en su cuenta de Twitter.

Aunque de momento no hay advertencia costera alguna, Nicaragua y Honduras deben continuar monitoreando el progreso de este sistema, avisa el NHC. Lo mismo deben hacer a partir de ahora Belice, el oeste de Cuba y las Islas Caimán.

Lluvias seguirán en Nicaragua

El Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred) informó a las 6:45 p.m que Eta, ya convertida en depresión tropical, salió del territorio nicaragüense.

El director general de Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), Marcio Baca, explicó que tras el paso de Eta seguirá lloviendo en varias regiones del pacífico del país, pero con mayor incidencia en el sur, especialmente en el departamento de Rivas.

“Ya Eta como un sistema fuera del territorio nacional, lo que nos queda son los efectos indirectos, que está ocasionando producto de la enorme energía que este sistema presentó”, declaró.

Sin embargo, las autoridades de Nicaragua advirtieron la persistencia de lluvias en todo el país y la saturación de suelos en distintas partes del territorio nacional, principalmente en el Caribe Norte de Nicaragua.

Eta dejó en el territorio nicaragüense un rastro de graves pérdidas y las precipitaciones se espera que se extiendan hasta el siete de noviembre. El fenómeno marcó su ruta por el Triángulo Minero aún como un huracán de categoría 1, luego se enrumbó como tormenta tropical hacia San José de Bocay y Wiwilí, Jinotega, saliendo hacia Honduras como una depresión tropical.

Los daños ocasionados por el paso de Eta en Nicaragua, según el reporte de comunitarios y del Sinapred, se registraron principalmente en las zonas de Bilwi, Wawa Bar, Haulover, Sandy Bay, Siuna, Bonanza y Rosita.

Entre las principales incidencias se encuentran caídas de árboles,tendido eléctrico, derrumbes, desprendimientos de techos, viviendas parcial y totalmente destruidas, dos personas soterradas, unas 30 mil personas refugiadas, daños en la infraestructura en centros de estudio y hospitales, puentes colapsados por la crecida de ríos y propiedades inundadas.

Su curso

Los efectos de Eta, tanto por lluvias asociadas como por vientos con fuerza de tormenta, podrían afectar en los próximos días a Jamaica, el sureste de México, El Salvador, el sur de Haití e Islas Caimán.

En la trayectoria prevista se espera que el centro de Eta se mueva por Honduras hasta el jueves por la tarde, y previo giro hacia el noreste emergerá sobre el golfo del país centroamericano mañana por la noche.

Se pronostica que la depresión se fortalezca una vez ingrese a las aguas del Caribe y se acerque como tormenta a las Islas Caimán y al oeste de Cuba este fin de semana.

Dos mineros artesanales, primeras víctimas de Eta

Dos mineros artesanales se convirtieron este martes en las primeras víctimas mortales por el paso del poderoso huracán Eta en Nicaragua, que tocó tierra como categoría 4 con vientos máximos sostenidos de hasta 220 km/h. El huracán ahora ha disminuido a categoría 2, pero las advertencias coinciden en que aún no ha pasado el peligro.

Los mineros murieron soterrados tras un deslave en una mina artesanal en el municipio de Bonanza, en la Región Autónoma de la Costa Caribe Norte (RACCN), como consecuencia de las lluvias provocadas por Eta, que continúa golpeando la zona ahora con intensidad de categoría 2 en la escala Saffir-Simpson, de un máximo de 5.

Los fallecidos fueron identificados con los nombres de Will, de 38 años, y Norwin, de 39, ambos originarios del municipio de Waslala, en el Caribe, según reportaron las autoridades de socorro al canal de televisión VOSTV, que compartió las imágenes.

Un tercer minero, Lázaro Herrera, de 44 años, logró sobrevivir al deslave y fue quien dio la voz de alarma.

Estaban advertidos, pero…

Los mineros se encontraban trabajando en la mina El Comal, en la comunidad Buena Vista, cuando ocurrió el deslave como consecuencia de la saturación de los suelos por las constantes lluvias, explicó Herrera, que resultó con golpes leves.

“Se vino el deslave del cerro y eso fue lo que nos agarró. Nos agarró a los tres de hecho. Logré salir. Me agarré de un árbol y por eso salí con vida”, relató.

Explicó que previo al suceso, representantes de una comisión del Gobierno les pidieron que no trabajaran en las minas debido a que el huracán Eta está provocando copiosas lluvias, sin embargo decidieron hacerlo con el fin de conseguir dinero para sus alimentos.

Mientras el sobreviviente compartía su testimonio a los medios locales que daban cobertura al suceso, otro deslave ocurrió en el mismo punto, sin consecuencias.

Saturación de suelos y crecidas de ríos

Eta, considerado como “extremadamente peligroso”, tocó tierra en la costa noreste de Nicaragua, en el Caribe, una de las zonas más vulnerables y empobrecidas de este país centroamericano, y habitada principalmente por afrodescendientes e indígenas miskitos.

Eta tocó tierra cerca de Bilwi y luego de estar a punto de escalar a la categoría 5 durante la pasada noche, con vientos en el límite de los 250 km/h, bajó su intensidad para entrar a territorio nicaragüense.

Se prevé que este sistema salga al mar al noroeste del Caribe el jueves por la noche o el viernes, tras causar intensas lluvias con fuertes vientos.

Entre los daños materiales se encuentran la caída de postes y tendido de energía eléctrica y telecomunicaciones, árboles, así como el desprendimiento de techos de zinc de las viviendas, enumeró el codirector del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred) de Nicaragua, Guillermo González, en una comparecencia de prensa.

Además, inundaciones en calles, saturación de los suelos y crecida de ríos en comunidades de la RACCN, una zona despoblada, pantanosa y poco poblada para su extensión (cerca de 500 000 habitantes), similar en tamaño a El Salvador.

Evacuados lanzan S.O.S

Las autoridades nicaragüenses aseguraron que 30 000 ciudadanos se encuentran refugiados en iglesias, escuelas y casas seguras.

No obstante, lugareños han dicho a Efe que no tenían información sobre el ciclón y tampoco fueron alertados a tiempo, y ahora claman por agua, alimentos, frazadas y medicinas, así como plásticos para protegerse de las lluvias.

Eta se convirtió en huracán “mayor” este lunes al pasar a la categoría 3 en la escala Saffir-Simpson de huracanes y en poco tiempo escaló a la 4, mientras se aproximaba por el Caribe a Nicaragua.

Eta es el décimo tercer huracán que golpea el Caribe de Nicaragua en los últimos 13 años, y el segundo más destructivo, solo superado por Félix (2007), según los registros oficiales.

Sinapred: Trayectoria hacia Triángulo Minero

El ojo del huracán Eta tocó suelo nicaragüense en la tarde de este martes tres de noviembre. Según el Centro Humboldt, el ingreso se dio a 25 kilómetros al sudeste de Bilwi, Puerto Cabezas, a 12 kilómetros de al norte de la comunidad de Haulover.

El Centro Nacional de Huracanes de los Estados Unidos reportaba que Eta tenía vientos de 225 kilómetros por hora y se desplazaba a siete kilómetros por hora.

Más temprano el director de meteorología del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), Marcio Baca, explicó en conferencia de prensa del Sinapred -ofrecida ante medios oficiales- que el “huracán aún se mantenía en categoría 4, con 230 kilómetros por hora de traslación y se ha movido paralelo a la costa del Caribe nicaragüense y su centro va prácticamente sobre la línea costera”.

Baca explicó que una vez que el ojo del huracán toque tierra comenzará a presentar un “proceso de debilitamiento”, lo cual aseguró se podría apreciar en el descenso de la velocidad de los vientos.

“La trayectoria indica que siempre la tendencia a continuar hacia el Triángulo Minero hacia un proceso de debilitamiento, alcanzando siempre como tormenta tropical y, posteriormente, alcanzando ya el noreste de Nicaragua, San José de Bocay y esa zona y la parte este de Nueva Segovia con la intensidad de depresión tropical”, explicó el especialista.

Pero además detalló que “pudiésemos tener lluvias importantes para la zona del extremo norte de Nicaragua, como producto del acercamiento poco a poco de la que debería de ser ya una tormenta y saldría para el territorio de Honduras el día miércoles (cuatro de noviembre) para horas ya de la tarde”.

Fuertes ráfagas y lluvias en Bilwi

El ojo del huracán Eta, con vientos máximos de 240 kilómetros por hora, tocó este martes tierra al sur del municipio de Bilwi o Puerto Cabezas, en la Región Autónoma de la Costa Caribe Norte de Nicaragua.

El huracán arroja lluvias torrenciales y fuertes ráfagas de vientos en Bilwi, de aproximadamente 75 000 habitantes y ciudad principal de la RACCN.

El ojo del huracán Eta tocó este martes tierra al sur de ese municipio costero, según confirmó el codirector del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred), Guillermo González.

Aseguró que Eta ha alcanzado rachas superiores de 240 kilómetros por hora en territorio nicaragüense y se ubica a 43 kilómetros al este de la ciudad de Bilwi, con una velocidad de traslación de 9 kilómetros por hora.

En Bilwi se activaron cientos de albergues donde se encuentran refugiadas al menos 6000 familias, algunos aseguraron las casas, o compraron víveres, pero la población que históricamente ha vivido en el abandono de las autoridades está en incertidumbre. El Caribe Norte carece de servicios básicos regulares, hay acceso limitado a agua potable, energía eléctrica inestable y no hay una carretera pavimentada en su totalidad que conecte con Managua o regiones aledañas.

Hurricane #Eta Advisory 9: Eta Becomes a Category 4 Hurricane as Conditions Begin to Deteriorate Along the Northeastern Coast of Nicaragua. https://t.co/VqHn0u1vgc

— National Hurricane Center (@NHC_Atlantic) November 2, 2020

Según el Sinapred, en este momento en Bilwi se registran vientos muy intensos, fuertes lluvias y un intento oleaje, y la población se encuentra refugiada en iglesias y escuelas que fueron habilitadas como albergues y permanecerán allí “hasta que el ciclón pase”.

El Gobierno de Daniel Ortega declaró en la víspera la alerta roja en la RACCN, que incluye el municipio de Waspam, fronterizo con Honduras, y el Triángulo Minero, compuesto por los municipios de Bonanza, Rosita y Siuna, que en total alberga a cerca de 500 000 de habitantes, previo al impacto del huracán Eta.

Hurricane #Eta Advisory 9: Eta Becomes a Category 4 Hurricane as Conditions Begin to Deteriorate Along the Northeastern Coast of Nicaragua. https://t.co/VqHn0u1vgc

— National Hurricane Center (@NHC_Atlantic) November 2, 2020

La alerta roja se activa en Nicaragua cuando hay un desastre inminente o en progreso y las autoridades deben actuar en función de rescates.

Las autoridades decretaron la alerta amarilla o de vigilancia para los departamentos (provincias) de Jinotega y Nueva Segovia (norte), y en el de Chinandega (occidente), y mantuvieron la alerta verde para el resto del país.

La alerta amarilla ordena la evacuación de zonas de riesgo, mientras que la alerta verde recomienda estar alerta frente a una posible catástrofe.

Asimismo, el Sinapred ordenó a los miembros de las unidades de rescate “estar listos” ante posibles emergencias, lo que incluye realizar salvamentos, evaluar daños y necesidades, así como brindar albergue a la población.

Eta en Nicaragua, un huracán con récord

En 24 horas, Eta, el décimo segundo de esta temporada en el Atlántico, ha pasado de tormenta a convertirse en un huracán “mayor”, como se clasifica a los de categoría 3, 4 y 5 en la escala Saffir-Simpson.

Es la primera vez que se usa el nombre de Eta desde que se denomina a las tormentas de acuerdo con una lista anual, lo cual significa que 2020 es un año récord en el Atlántico.

Cuando se agota la lista, se usan las letras del abecedario griego y así ha sido este año hasta llegar a Eta.

Hasta ahora ha habido 28 tormentas tropicales con nombre, de las cuales 12 han sido huracanes, y queda todo noviembre para que se acabe oficialmente la temporada.

Centro Humboldt severos advierte daños

El agrometeorólogo Agustín Moreira, del Centro Humboldt, estima que Eta impactará el territorio nicaragüense durante las primeras horas de la madrugada del martes tres de noviembre.

Según las proyecciones del Sinapred, Eta tocará tierra “próxima a la ciudad de Bilwi, entre lunes por la noche y las primeras horas del martes”. Posteriormente, agrega, se dirigirá hacia el Triángulo Minero, donde llegaría con categoría de tormenta tropical.

Moreira advierte que el huracán causaría fuertes inundaciones, afectaciones en las infraestructuras y desbordes de ríos.

La salida de Eta rumbo a Honduras está proyectada para el miércoles cuatro de noviembre, tras pasar por San José de Bocay y parte del norte de Wiwilí, Jinotega, según el Sinapred.

Juana Bilbano, del Centro por la Justicia y Derechos Humanos de la Costa Atlántica de Nicaragua (Cejudhcan), aseguró a CONFIDENCIAL que han tenido casi nula organización y advertencia de las instancias del Sinapred.

Reclamó que están en incertidumbre, sin energía y sin agua potable y que la ayuda del Gobierno solamente es entregada entre sus simpatizantes. Sin embargo, rescató que la Fuerza Naval sí ha apoyado a la evacuación de las comunidades. Agregó que varios comunitarios se están resguardando en sus casas o escuelas e iglesias que ya habían sido afectadas por el huracán Félix, en 2007, por lo que teme que las afectaciones sean “más devastadoras”.

Evacuación de ciudadanos por Eta en Nicaragua

Previo al posible impacto de Eta, el Sinapred en conjunto con la Fuerza Naval han procedido a evacuar hacia “casas solidarias” de Bilwi, Caribe Norte, a unos 1650 ciudadanos.

Entre los evacuados hay 150 tripulantes provenientes de los Cayos Miskitos, según el reporte oficial. Mientras que la Fuerza Naval suspendió el zarpe a las embarcaciones en el Caribe, como una medida de seguridad.

“Se orienta no realizar ningún tipo de navegación y tomar las medidas de seguridad necesaria para resguardar la vida y proteger las embarcaciones. Las capitanías de los puertos: Salvador Allende, San Carlos, Moyogalpa y los puestos de control de embarcaciones no emitirán zarpes a las embarcaciones menores en los lagos Cocibolca y Xolotlán hasta nuevo aviso”, reza parte de la nota informativa número 058/2020 emitida por la Fuerza Naval.

La institución castrense también ejecutó la evacuación de familias de la comunidad de Wawa Barr, según reportes de medios oficiales. Además, informó que han hecho llegar “componentes de la Unidad Humanitaria de rescate del Ejército de Nicaragua” hasta Bilwi, zona donde se espera se dé el impacto del huracán ETA.

“En el marco de las tareas de protección y apoyo a la población, el Ejército de Nicaragua junto con el Estado Mayor de la Defensa Civil… coordinó el traslado aéreo y terrestre de tropas especializadas en búsqueda, salvamento y rescate de la Unidad Humanitaria y de Rescate” hacia el municipio de Puerto Cabezas, Caribe Norte, reza parte de la nota 119/2020 emitida por el Ejército de Nicaragua.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend