Emergencia Coronavirus

Hospitales fortalecen protocolos de bioseguridad ante incremento de contagios

El Ministerio de Salud sigue callando sobre muertes del personal de Salud, que ya son 113, y sobre el incremento de contagios de covid-19

El aumento de casos de covid-19 en Nicaragua, durante el fin de año y los primeros días de enero de 2021, que médicos independientes han calificado como el inicio de una segunda ola de contagios, está reactivando las alarmas entre el personal de Salud. La alerta incluye a centros privados, como el Hospital Bautista, de Managua, donde está circulando un documento sobre el refuerzo en el uso de equipos de protección y el cumplimiento de medidas de higiene y distanciamiento, para prevenir el contagio de covid-19 y aumentar las medidas de protección al personal médico y administrativo.

“Tomando en consideración el aumento progresivo de los pacientes sintomáticos de covid-19 a nivel nacional e internacional, se requiere endurecer las medidas de bioseguridad existentes en el hospital, lo que procurará la efectiva vigilancia epidemiológica para reducir o evitar los contagios dentro y fuera del área de trabajo, entre personas enfermas y entre el personal de Salud de las diferentes áreas hospitalarias”, se lee en el documento publicado este 11 de enero.

Entre las medidas que deben cumplir todos los trabajadores del Hospital Bautista están el uso de mascarilla, uso frecuente de alcohol gel, gorro, mantener la distancia de un metro -lo recomendable es a partir de metro y medio-, el lavado de manos antes y después de todas las actividades de atención al paciente, independiente de sus síntomas. En el caso de los hospitalizados, también deben cumplir con el uso de pijama, careta y la toma de temperatura al ingreso del personal del hospital.

Circular del Hospital Bautista sobre covid-19 Médicos independientes ya han advertido sobre el riesgo de un rebrote de covid-19 en Nicaragua, como ha sucedido en otros países. Sin embargo, el Ministerio de Salud (Minsa) sigue minimizando el verdadero impacto de la pandemia, incluyendo las afectaciones entre el personal de Salud, sobre el que monitoreo independientes reportan 845 contagios y 113 muertes.

Desde hace más de dos meses, el Minsa únicamente registra una persona fallecida a la semana. Mientras, el Observatorio Ciudadano COVID-19 registró 23 muertes sospechosas solamente durante la primera semana de 2021. A eso se suman los fallecimientos, este lunes, del neumólogo e internista Alejandro Salinas. Además, el diario La Prensa informó el fallecimiento del médico Noel Castellón Rosales, originario de Bonanza.

Falta acceso a equipos de protección, pero persiguen donaciones

Los médicos continúan en la primera línea de riesgo ante contagios de covid-19. Contrario a abril y mayo de 2020, cuando el Minsa prohibió en varios centros médicos el uso de mascarillas para no alarmar a la población, ahora, si pueden usarla. Sin embargo, persiste el reto que garanticen los equipos de protección personal a todos los trabajadores de la Salud, pues muchos han tenido que asumir los gastos de sus equipos de protección, pese, incluso a los bajos salarios.

Una fuente médica dijo a CONFIDENCIAL que “en los hospitales públicos se les está brindando escasamente equipos de protección y no están aceptando donaciones ni equipos que no sean suministrados por las unidades de salud”. Otra fuente del Hospital Manolo Morales, dijo que desde hace dos semanas no les entregan mascarillas, pese a que antes, les daban cinco, una para cada día.

El infectólogo Carlos Quant, explicó que muchos médicos en el sistema de Salud público siguen utilizando equipos que ellos adquirieron por sus propios medios. “El Estado no les facilita, realmente, los equipos adecuados”, expresó el especialista, quien fue uno de más de una docena de médicos despedidos por el Minsa en 2020, en represalia por denunciar la falta de protección al que estaban expuestos sus colegas, además de la ausencia de una estrategia para gestionar la pandemia de coronavirus.

La Unidad Médica Nicaragüense (UMN) tiene conocimiento que el suministro de equipos “varía de unidad a unidad e igual las capacitaciones”.

Minsa calla sobre incremento de casos de covid-19

El Minsa no ha dicho públicamente ninguna palabra sobre el incremento de contagios y muertes por covid-19 en las últimas semanas. La fuente del Manolo Morales explicó que ese nasocomio dejó de ser un centro de atención directa para covid-19. En el lugar existe un pequeño cubículo, donde el paciente que presenta síntomas respiratorios, y tiene sospecha de coronavirus puede acudir. Si el médico que lo examina, sospecha que es un caso covid, los remiten al Hospital Alemán Nicaragüense o al Hospital Fernando Vélez Paiz.

“No les efectúan ninguna prueba, no se hace ningún PCR y se envía –el paciente–. Al día de hoy, hoy no existe ningún plan prevención, promoción de nada, nada, nada. Hay una inercia absoluta en el Manolo Morales”, explicó la fuente. A la vez criticó que, por lo menos, en ese hospital, que él conoce bien, tampoco ha habido un llamado para una preparación científica, un comentario global sobre la pandemia.

Enero suma nueve muertes y más de 100 hospitalizaciones por covid-19 en Nicaragua

Personal médico, otra vez, en zozobra

Aunque el personal médico nicaragüense lleva diez meses de atención y tratamiento con el SARS-CoV-2, el virus sigue presentándose de forma variable. Un paciente puede presentar síntomas de problemas en las vías urinarias y manejarse como tal, pero a la semana, ha evolucionado y se complica, explica el neumólogo pediatra, Jorgé Alemán. Agrega que uno de los puntos que incide en el diagnóstico es la falta de pruebas, ya que no se sabe si es covid o no.

Alemán ha sido testigo del aumento de casos en el occidente del país, a través de la atención privada. Los contagios de covid-19 han aumentado desde la última semana de diciembre, llegan en condición delicada, dijo.

Pese a que los médicos no dan tregua en su compromiso, el miedo de infectarse, de enfermar, persiste, dice Alemán. Otra fuente médica de Managua reconoció que “persiste el temor de contaminarse”.

En el Hospital Manolo Morales tambien volvió la “zozobra” porque fallecieron dos pacientes con sospecha de covid, pero como no hay un lineamiento específico, los trabajadores están expectantes, dijo la fuente de ese hospital. El Observatorio indica que hasta el seis de enero han sido reportados 845 trabajadores y trabajadoras de la Salud con sintomatología asociada o presuntiva de covid-19.

En los primeros días del año registran ocho casos nuevos de covid-19 en el personal de Salud y destacan que “desde el 23 de diciembre no se reportaban casos en el personal de Salud”. Hasta el momento registran 112 muertes de sanitarios presuntivas de la pandemia.

Más en Emergencia Coronavirus

Share via
Send this to a friend