Nación

Ortega ejecuta último acto de confiscación a Confidencial en complicidad con el Minsa

Gustavo Porras llegó a inspeccionar la “Casa Materna”, que según Murillo financia Taiwán, en la Redacción ocupada por la Policía desde 2018

El régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo ejecutará este martes 23 de febrero el último acto de la confiscación a CONFIDENCIAL, Esta Semana, Esta Noche, Revista Niú y las oficinas de la empresa consultora Cabal, en complicidad con el Ministerio de Salud (Minsa).

La vicepresidente Rosario Murillo anunció que este martes el Minsa inaugurará una casa materna en la redacción que fue objeto de confiscación a CONFIDENCIAL, después de haber sido ocupada por policías armados desde diciembre de 2018. El anuncio ocurre días después de que las oficinas y el estudio de televisión fueron desmantelados y pintados de “rosado chicha”, el color impuesto por la propaganda de Murillo en el FSLN.

“El Ministerio de Salud nos informa que mañana está inaugurando en El Naranjo, Waslala, Matagalpa con el apoyo invaluable del hermano pueblo del Gobierno de Taiwán las casas maternas, una ahí en El Naranjo y la otra aquí en Managua en el Distrito I, Camila López”, dijo Murillo, sin precisar el monto del supuesto financiamiento de Taiwán.

En las últimas tres semanas, se advirtió en torno al edificio ubicado en Planes de Altamira una actividad frenética de los trabajadores estatales, quienes incluso han trabajado horas extras, fuertemente custodiados por policías armados.

El régimen instaló toldos, sillas y equipos de sonido para celebrar la inauguración de una casa materna, en las oficinas ilegalmente confiscada a Confidencial. Foto: Nayira Valenzuela

El domingo 21 de febrero, en horas de la mañana llegó el sancionado presidente de la Asamblea Nacional, Gustavo Porras, a inspeccionar las labores en el local confiscado.

Un día después, el lunes 22 de febrero instalaron tres carpas en las afueras del local, con equipos de sonido, y llegaron diez vehículos entre carros y camionetas para culminar los preparativos de la inauguración, que según Murillo se llevará a cabo este martes.

“Estamos ante un burdo intento de “lavar” un crimen de Estado contra las libertades de prensa, de expresión, y de asociación, con la complicidad del Ministerio de Salud”, denunció el director de Confidencial Carlos Fernando Chamorro. Y agregó, sobre la confiscación ilegal, “Ortega ha cerrado un medio de comunicación que está cumpliendo 25 años de hacer periodismo independiente, pero nunca ha podido confiscar el periodismo, ni callar a Confidencial”.

Robo y adjudicación ilegal

A finales de enero pasado, el Minsa comenzó a ocupar los edificios que fueron tomados por la Policía en diciembre de 2018, cuando el régimen de Daniel Ortega confiscó ilegalmente también el edificio del canal de televisión 100% Noticias y las instalaciones de nueve organizaciones de la sociedad civil, entre ellas: el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), la Fundación Popol Na, el Instituto para la Democracia y el Desarrollo (Ipade) y el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp).

En el inventario provisional de los bienes incautados a Confidencial, Esta Semana y Cabal, presentado ante la Fiscalía en diciembre de 2018 se incluyen 35 computadoras, un estudio de televisión recién estrenado, siete cámaras de televisión, dos editoras de televisión, dos cámaras de fotografía, decenas de discos duros, teléfonos celulares y accesorios de producción audiovisual, así como la documentación contable e institucional de las empresas y de carácter personal, e información privada, en físico y en formato digital.

Según se conoció el 23 de diciembre de 2020, a través de unos rótulos que fueron puestos en las fachadas de estos edificios, el régimen cedió ilegalmente al Minsa estas propiedades sin haber notificado la confiscación, que prohibe el articulo 44 de la Constitución.

Un rótulo colocado en el parqueo de CONFIDENCIAL indica que se utilizará para servicios del Ministerio de Salud. Este lunes se observó la fachada del edificio recién pintada en rosado chicha, el color del oficialismo. Este lunes un policía armado trató de impedir que el equipo periodístico de CONFIDENCIAL se acercara a fotografiar las instalaciones.

confiscación a Confidencial
Un policía hace señas a un equipo de CONFIDENCIAL para que no se acerque a las oficinas confiscadas donde el régimen inaugurará con el Minsa una “casa materna”. // Foto: Nayira Valenzuela | Confidencial

En 100% Noticias e Ipade

Murillo informó que esta semana también se realizará la apertura del Centro Nacional de Diabetología que llevará por nombre Porfirio García, y de acuerdo con los rótulos que el régimen mandó a colocar en diciembre pasado, estará ubicado en las instalaciones confiscadas al Instituto para la Democracia Ipade, en la Carretera a Masaya.

Minutos después, la funcionaria retomó los anuncios y agregó que el miércoles 24 también será “inaugurada” la casa materna del Distrito III de Managua, ubicada en las instalaciones confiscadas al Cenidh y un centro de atención para personas con adicción alcoholismo y drogadicción, en la zona oriental de Managua. Aunque Murillo no precisó la ubicación de dicho centro, este podría estar localizado en el edificio confiscado a 100% Noticias o el Cisas.

Las nuevas casas maternas serán inauguradas por las tres ministras de Salud; Martha Reyes, Carolina Dávila y Sonia Castro, según dijo la vicepresidenta y vocera del régimen. “Cuanto esfuerzo, cuanta realidad nueva para cuidar nuestra salud que es nuestra vida, nuestra salud que es nuestro ánimo, nuestro aliento, nuestro optimismo… para eso estamos creando todas estas condiciones como derecho del pueblo nicaragüense”, subrayó Murillo.

Condena nacional e internacional

El Cenidh repudió el robo de las oficinas de Confidencial y advirtió que esta acción dejó en evidencia la “perversa estrategia” del régimen, que intentan “destruir la libertad de expresión, prensa y asociación en Nicaragua”.

En un texto dirigido a Ortega y Murillo, el Cenidh advirtió: “Seguramente al ver las paredes de las instalaciones de Confidencial pintadas de ‘rosado chicha’ sienten que finalmente han ganado, que han fracturado la moral de las y los periodistas que día a día persisten en decir la verdad sobre la grave crisis de derechos humanos que ustedes han creado en Nicaragua. Sepan que no es así, realmente han perdido porque el equipo de Confidencial y todos los periodistas  independientes del país seguirán denunciando y documentando con más ahínco y profesionalismo cada uno de los pasos que ustedes dan rumbo a su final”.

También el Comité de Protección para Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) denunció en su cuenta de Twitter la confiscación del edificio de Confidencial. “No se trata de un ‘centro mediático terrorista’, sino de un medio y unos periodistas quienes, como otros en Nicaragua, lucha por hacer periodismo independiente”.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend