Nación

Trabajador de Claro detenido en Matagalpa por participar en marchas

Ni las lluvias detienen cacería orteguista, que suma 14 detenciones ilegales

Al menos 14 personas fueron detenidas en Ometepe, Juigalpa, Masaya, Boaco y Matagalpa durante los cuatro días de emergencias por las fuertes lluvias



Al menos catorce nicaragüenses fueron detenidos ilegalmente durante la reciente emergencia por las lluvias en Nicaragua, que dejaron cinco muertos y más de 3000 viviendas inundadas. Las detenciones principales se registraron en la isla de Ometepe, Masaya, Boaco, Juigalpa y Matagalpa, según diversas denuncias ciudadanas.

O’Neal Josué Granados López, Nydia Delfina Sequeira, Joussel Salgado y Eddy Montes Praslin son algunos de los detenidos. También el monimboseño de 72 años, Lazaro García, junto a otros seis ciudadanos. Y el matrimonio de José Antonio Cuadra y Augustina Roblero, de Boaco.

Cuadra fue testigo a favor de los promotores de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) de ese municipio, acusados por terrorismo y asesinato en esa ciudad.

Este martes, en Matagalpa, familiares también denunciaron la detención de Gennsy Mairena Mairena, cuando se dirigía a su trabajo en una sucursal de la empresa telefónica Claro.

Detenido en Matagalpa

Familiares Mairena, de 25 años, denunciaron que fue detenido por policías y parapolicías en las afueras de su centro de trabajo en la ciudad de Matagalpa, supuestamente por haber participado en las protestas contra el Gobierno de Nicaragua.

“Él participó en algunas marchas y plantones de protesta contra el régimen de Daniel Ortega, pero últimamente se había retirado de las protestas”, dijo a periodistas su abuelo paterno, René Antonio Mairena Rivas.

Los familiares denunciaron ante el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) que Mairena fue arrestado por participar en las marchas contra el Gobierno de Ortega.

Testigos de la detención divulgaron vídeos en las redes sociales en las que se observa a policías y civiles armados forcejeando con Mairena en las afueras de su trabajo, hasta neutralizarlo y trasladarlo en una camioneta.

Compañeros de trabajo intervinieron para evitar la detención del joven, sin éxito.

Posteriormente dos agentes ingresaron al centro de trabajo para decomisar el teléfono móvil del detenido, según denunciaron sus amigos.

“Fue detenido por hombres que conducían una camioneta roja. Las personas que se encontraban en el lugar intentaron detenerlos, pero amenazaron con que estaban obstruyendo la justicia, incluso golpearon a algunos”, indicaron por su lado, portavoces del Movimiento 19 de abril Matagalpa en una rueda de prensa.

Cacería en Monimbó

El excombatiente del Frente Sandinista Lázaro García, de 72 años y designado este año por el Gobierno como “símbolo de dignidad y lucha de los nicaragüenses”, fue detenido por la Policía en medio de las protestas contra el presidente Daniel Ortega.

García es relacionado con la inspiración de la canción revolucionaria “Vivirás Monimbó”, en la que el cantautor Carlos Mejía Godoy menciona a “Julián el monimboseño”, artesano de las bombas de contacto con las que la población se enfrentó a la dictadura somocista. El monimboseño fue detenido junto a otras seis personas el fin de semana en la ciudad de Masaya, según denuncias de la Unidad Nacional Azul y Blanco.

En febrero pasado el Gobierno designó públicamente a García como “símbolo de dignidad y lucha de los nicaragüenses”.

Las razones de la detención de García son desconocidas, pero los integrantes de la Unión Nacional creen que está relacionada con las “bombas de mecate” que aparecieron en el marco de las protestas.

Junto con García fueron capturados su hijo Lázaro, de 36 años, y su yerno Alexander Pérez, según la fuente.

La detención ocurrió durante una operación en el barrio indígena Monimbó, el sábado pasado. Originalmente fueron once las personas detenidas, pero cuatro fueron liberadas el domingo.

Los organismos humanitarios calculan en al menos 309 los detenidos en las protestas, mientas el Gobierno registra 201 presos por “actos vandálicos y terrorismo”. La CPDH, por su parte, registra casi 600 casos.

La mayoría de los detenidos se enfrenta a diversos procesos judiciales acusados principalmente de terrorismo.

Entre los reos más conocidos se encuentran los líderes campesinos Medardo Mairena y Pedro Mena, los afrodescendientes Brandon Lovo y Glen Slate, así como los estudiantes Edwin Carcache y Nahiroby Olivas, además de la comerciante Irlanda Jerez.

Con información de EFE