Nación

Nicaragua es ruta de tránsito de cubanos

CIDH llama a entendimiento y diálogo. “Es un problema regional”, dice su Secretario Ejecutivo

Unos 780 cubanos ingresaron al país en tránsito hasta inicios de noviembre, informó la Red Nicaragüense de la Sociedad Civil para las Migraciones, una cifra que deja en evidencia que el gobierno nunca puso trabas al paso de los inmigrantes de la isla caribeña en su ruta hacia Estados Unidos.

Sin embargo esa cifra puede ser mayor. Una fuente de la Dirección de Migración y Extranjería consultada por Confidencial informó que en el mes de octubre, ingresaron a Nicaragua alrededor de 400 cubanos con destino a Estados Unidos. “Los isleños usaban puntos ciegos para llegar a Nicaragua y luego el Ejército Nacional los agarraba y los reportaba a Migración, les cobraban el salvoconducto de 85 dólares y los dejaban marchar”, relató la fuente que pidió no mencionar su nombre.

Para expertos en derechos humanos, la situación de los cubanos varados en el puesto fronterizo de Peñas Blancas debe ser vista por los países como una “crisis humanitaria regional”, pues involucra a naciones que van desde Ecuador hasta Estados Unidos.

Emilio Álvarez Icaza, Secretario Ejecutivo de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH), aseguró que la comisión tomó información del tema y que se aborda con suma preocupación, pero que todavía no existe una posición definida, pues esperan resultados y órdenes de la sede, en Washington.

“La CIDH dice que no hay personas ilegales sino que carecen de un trámite migratorio. Este problema es de naturaleza regional, necesariamente requiere de una solución regional, de un llamado a los gobiernos para un entendimiento y diálogo que pretenda entender la situación”, dijo el secretario de la CIDH. En entrevista con el programa Esta Noche, Gonzalo Carrión, director jurídico del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) expresó que la reacción del gobierno fue desmedida y que se debería replantear el actuar sobre esta crisis migratoria. “Nicaragua está utilizando el concepto de seguridad soberana, encima del de seguridad humana. Lo primero que tiene que primar son los Derechos Humanos de estos migrantes”, manifestó Carrión.

Para Gabriela Rodríguez, Directora Ejecutiva del Centro Internacional para los Derechos de los Migrantes, Nicaragua y Costa Rica deben acudir a la coordinación de organizaciones internacionales. “Es importante que en el marco regional de las migraciones, del Sistema de Integración Centroamericana (Sica), en instituciones como la Organización de Estados Americanos (OEA), se toque el tema, para su pronta solución”, indicó Rodríguez.

Rodríguez explicó que el actuar de Nicaragua, respecto al trato que les dio a los cubanos (los atacaron con gases lacrimógenos el domingo), no fue correcto.

“No entraré en detalles, cualquier violación a derechos humanos es un improperio, no es una manera correcta de atender la problemática, llamamos a la comunicación y al diálogo a los dos países con la situación presente y en relación con el movimiento de situación cubana, a los demás países”, indicó Rodríguez.

Coordinación y respeto a derechos humanos

Martha Cranshaw, coordinadora de la Red Nicaragüense de la Sociedad Civil para las Migraciones, consideró que después del diálogo entre los países, estos deben manejar los flujos migratorios de una manera coordinada y ordenada.

“No puedo mandar 500 inmigrantes si antes no me he puesto de acuerdo con el otro país, pues esto implica organizar el visado y sellado. El orden en el flujo migratorio significa que los países puedan poner condiciones a las personas, sin violar sus derechos. Amerita no solo la acción de los gobiernos de la región si no acción de todos los organismo internacionales”, dijo Cranshaw en el Foro Regional de Derechos Humanos organizado por el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieep).

Según los reportes del gobierno cubano, más de 31 mil ciudadanos de ese país han salido hacia Estados Unidos en los últimos dos años, buscando como beneficiarse de la política de los “pies secos, pies mojados” que establece que si un cubano toca territorio en tierra estadounidense recibe asilo político y apoyo federal.

Muchos cubanos temen que esta política llegue a su fin producto de la reanudación de relaciones entre Cuba y Estados Unidos, y han acelerado su proceso de migración hacia ese país. Usualmente han utilizado la ruta marítima que llega a Miami, Florida, aunque ahora han diversificado caminos. Algunos llegan a Ecuador o Colombia, países a los que no necesitan visa, y cruzan Centroamérica y México, para llegar al territorio estadounidense.

“Nicaragua reporta que en lo que va del año 780 cubanos han cruzado el país. Honduras dice que en los últimos 2 años 15 mil cubanos han pasado por ahí. Costa Rica reporta 3 mil, de manera que esto no es nuevo”, expresó la experta en temas de migración, Cranshaw.

El gobierno nicaragüense ha convocado al Sistema de Integración Centroamericana (SICA), del que Costa Rica no es parte, para encontrar solución al caso. Por su parte, el gobierno costarricense aseguró que organizará una reunión de cancilleres de los países centroamericanos, México y Estados Unidos para buscar una salida.

Cranshaw y Carrión coinciden que estos temas no se deben manejar en base a fronteras si no desde una perspectiva de Derechos Humanos. “El tema fundamental es la población migrante. Esperamos que no sean ellos quienes paguen los platos rotos, los que pierden son los cubanos no Costa Rica. Los presidentes se deben unir, la sociedad civil se debe unir”, dijo la experta en migración.

Elvira Cuadra, Directora del Ieep, expuso que los cubanos no deben ser tratados como personas ilegales o que amenazan el país, sino como seres humanos, empujados por una necesidad muy grande.

“Apelar a que los dos gobiernos abran espacios de entendimiento en relación al tema, esto requiere una solución con perspectiva más regional, pues hay otros países involucrados, ellos (los cubanos), están pensando en seguir su ruta hacia otros países del norte, debe ser una solución de perspectiva regional para que puedan transitar en condiciones de seguridad”

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) rechazó la represión a los migrantes y condenó que Nicaragua haya desatendido su compromiso internacional de ayuda humanitaria. “La obligación del Estado de Nicaragua es de protección a los migrantes y garantizarles ayuda humanitaria. Pero la realidad es que el territorio nicaragüense se convirtió en un muro de contención muy riesgoso”, refiere el comunicado.

Gobierno continúa con misma posición

Sidhartha Marín, Embajador de Nicaragua en Ecuador, informó en la Reunión de Coordinadores Nacionales de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, en Quito, que Nicaragua presentó ante la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) una denuncia “por los graves hechos que han significado violación de nuestro territorio nacional e ingreso forzoso de miles de inmigrantes irregulares de nacionalidad cubana”.

Marín manifestó que el gobierno rechazó la intervención de la OEA, pedida por Costa Rica, y al igual que Cuba, sostuvieron que la organización no “tiene ningún papel que jugar en esta materia”.

Dennis Moncada, vice canciller de Nicaragua para América Latina y el Caribe, reiteró la posición del gobierno y dijo a medios de comunicación oficialista que la acción de Costa Rica “ha violado la Soberanía de Nicaragua; crea una crisis humanitaria de incalculables consecuencias. Es una responsabilidad muy seria de Estado por un acto tremendamente irresponsable, el cual hay que denunciar, como efectivamente nuestro gobierno lo ha denunciado”.

Solís critica a Nicaragua

El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, enfatizó que la migración de cientos de cubanos a Estados Unidos a través de Centroamérica es un tema humanitario y criticó a Nicaragua por la posición que ha ejercido de cerrar su frontera a los isleños.

“Es de suprema importancia entender que este es un problema de personas que tienen ilusiones, necesidades, que buscan llegar a un destino donde quieren vivir mejor. Hay que mantener la vista en la gente, son personas que necesitan ser atendidas en su ansiedad y protegidas en su necesidad”, afirmó Solís en una conferencia de prensa posterior al Consejo de Gobierno semanal.

“Más que cualquier consideración de orden geopolítica, hay una situación que se ha presentado con una decisión del gobierno de Nicaragua, que de manera absolutamente injustificada e irresponsable, ha acusado a Costa Rica de utilizar de alguna manera a estos inmigrantes para generar una violación”, expresó Solís.

El mandatario costarricense aseguró que la prioridad de Costa Rica es garantizar los derechos humanos y la atención humanitaria de los inmigrantes.

“Además de las obligaciones internacionales que están siendo atendidas, estamos haciendo un esfuerzo para que las condiciones humanitarias sean garantizadas, eso significa techo, abrigo, comida agua y necesidades emocionales”, dijo.

Solís agradeció el apoyo de la Organización Internacional de Migraciones (OIM), que donó 30.000 euros (unos 32.000 dólares) para la atención de los cubanos, y del alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), la Cruz Roja y organizaciones de la sociedad civil.

Costa Rica pide reunión de cancilleres

Con el objetivo de analizar acciones conjuntas frente al tránsito de migrantes cubanos desde el sur hasta el norte de América, Costa Rica organizará una reunión de cancilleres de “los países comprendidos entre México y Ecuador”, informó hoy una fuente oficial.

“Nos estamos concentrando en la organización de un encuentro de cancilleres próximamente, entre los países comprendidos entre México y Ecuador”, declaró el canciller de Costa Rica, Manuel González, en una conferencia de prensa posterior al Consejo de Gobierno semanal.

El diplomático calificó la organización del encuentro como “un rompecabezas” debido a cuestiones de agenda, del nivel de representación y de logística.

“Esto no se arma en una hora, no todos pueden en el mismo lugar, fecha o al mismo nivel. Quieren saber con más detalle qué se discute”, dijo González.

El ministro costarricense dijo que su objetivo es que se debata la situación inmediata de los cubanos que transitan por el continente hacia Estados Unidos y la búsqueda de soluciones “integrales” al “problema estructural”.

González aboga por la creación de un “corredor humanitario” desde Ecuador hasta México con el objetivo de que se garanticen los derechos humanos y el tránsito seguro de los inmigrantes cubanos para que no caigan en redes de tráfico de personas.

——————–
Con colaboración de Dánae Vílchez e información de EFE.

Más en Nación

Send this to a friend