Emergencia Coronavirus

Régimen ha recibido más de US$15 millones de ayuda por covid-19

El Gobierno sigue sin adoptar medidas recomendadas para prevenir contagios, pero ha recibido insumos médicos y financiamiento para enfrentar pandemia

El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), el Gobierno de Taiwán y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) han entregado financiamiento e insumos médicos al Gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo, por un monto total de al menos 15.3 millones de dólares, para enfrentar la pandemia de la covid-19 en Nicaragua. Sin embargo, el régimen continúa sin responder a la emergencia, al no adoptar las medidas recomendadas internacionalmente, promover actividades masivas contraindicadas para prevenir el contagio, e imponer el silencio estatal sobre el avance de la covid-19 en el país.

Esta semana, el BCIE autorizó al régimen nicaragüense utilizar 11.7 millones de dólares, tomados de un préstamo de 77.4 millones que había sido aprobado para el mejoramiento de carreteras, y destinarlos al Ministerio de Salud (Minsa) para el “Programa de Emergencia, Prevención y Contención del Covid-19 en Nicaragua”, cuyo contenido el Gobierno no ha detallado a la nación.

Según el Acuerdo Presidencial 04-2020, publicado en La Gaceta, Diario Oficial, el cuatro de mayo, el préstamo original asciende a 77.4 millones de dólares, pero después de la modificación del contrato: 55.3 millones irán al Ministerio de Transporte e Infraestructura y los otros 11.7 al Minsa.

El economista y político opositor, Enrique Sáenz, considera que esta reorientación de fondos es “algo completamente inusual”, y señala que el BCIE perfectamente podría haber aprobado un nuevo crédito, pero quizá “no están muy contentos” con el régimen.

A juicio de Sáenz, antes de hacer la reorientación de recursos, el BCIE debió “cerciorarse” que el régimen de Ortega esté adoptando las medidas apropiadas “para que esos recursos sean utilizados adecuadamente”.

Los fondos del BCIE por la covid-19

A nivel regional, el BCIE ha puesto en marcha un “Programa de Emergencia de Apoyo y Preparación ante el COVID-19 y su reactivación económica”, que tiene por objetivo responder a los esfuerzos para la prevención y contención de la emergencia sanitaria en los países miembros del Banco.

Este programa incluye una ayuda de emergencia de fondos no reembolsables por ocho millones de dólares, de los cuales Nicaragua habría recibido un millón como miembro del SICA. Además, está la compra y suministro regional de medicamentos y equipo médico para detección temprana, por 2.1 millones de dólares, que también ha beneficiado a Nicaragua con la compra de 26 000 pruebas rápidas de covid-19.

El BCIE también ha dispuesto financiar operaciones del sector público con un monto de hasta 50 millones de dólares para cada países miembro del SICA; crédito para apoyar la gestión de liquidez de los bancos centrales con un monto total total de hasta mil millones de dólares, y apoyo al sistema financiero con un monto de hasta 350 millones de dólares para la reactivación de las economías, enfocadas en apoyo al sector de las Mypimes. Sobre estas líneas específicas hasta ahora no se tiene información de la participación de Nicaragua.

Régimen sigue sin rendir cuenta de pruebas rápidas

En abril, el BCIE entregó al Gobierno de Nicaragua 26 000 pruebas rápidas de detección temprana de la covid-19, pero el Estado no ha explicado cuántos de estos u otros test han sido aplicados para identificar los casos del nuevo coronavirus en el país, como sí lo han hecho los otros países centroamericanos que también las recibieron.

Un reporte del Centro de Coordinación para la Prevención de los Desastres en América Central y República Dominicana (Cepredenac), indica que Nicaragua habría reportado al SICA la realización de 26 000 pruebas, ubicándose como el tercer país de Centroamérica con más pruebas, pero realmente el reporte no precisa el tipo de pruebas, mientras el reporte oficial de 16 positivos, siete recuperados y cinco fallecidos no se actualizan desde el pasado cinco de mayo.

“Los kits de prueba han sido otorgados en carácter de donación para ser utilizadas por las áreas rectoras de la salud y de la atención de la emergencia generada por el Covid-19, por lo que la forma de ejecución, el manejo y uso de los insumos mencionados es responsabilidad propia de los gobiernos”, explicó a CONFIDENCIAL el asesor de relaciones institucionales del BCIE, Salvador Sacasa.

El Gobierno de Ortega también solicitó en marzo pasado, un préstamo de 13 millones de dólares para financiar un proyecto para atender la crisis sanitaria del Covid-19.

En Centroamérica, según reporta el sitio de estadísticas, Worldometers, hasta el siete de mayo, Panamá ha aplicado 38 014 pruebas de covid-19, El Salvador —que reportó su primer caso el mismo día que Nicaragua— 35 411, Costa Rica 15 140, Guatemala 7200, Honduras 5 653 y Belice 1 043. De nuestro país no hay información.

A pesar de la ayuda recibida, la respuesta estatal ante la pandemia ha sido deficiente. Más de 540 médicos denunciaron a través de un pronunciamiento, el mal manejo de la crisis sanitaria, señalando al Gobierno de preferir “la estabilidad económica, sobre la salud y el bien común del pueblo nicaragüense” y a esto se suma, la resistencia a realizar un testeo masivo para identificar los contagios.

OPS dona 80 000 dólares en insumos médicos

Entrega de insumos médicos por parte de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Tomada de sus redes sociales oficiales | Confidencial

De parte de la OPS, Nicaragua ha recibido dos donaciones de insumos médicos y pruebas para el coronavirus. La primera ocurrió el 16 de marzo pasado cuando le fueron entregados kits de protección para los médicos como lentes, mascarillas, guantes, batas, bolsas de bioseguridad y otros equipos esenciales. Además, que la representante de organismo le dio al Gobierno pruebas para detectar el virus. Sin embargo, no detallaron el número de reactivos.

La segunda donación ocurrió el dos de abril pasado, cuando el Minsa recibió más  insumos para proteger al personal de médico, esta ayuda consistía en batas y mascarillas quirúrgicas, guantes, mascarillas N95, gafas de protección y bolsas de seguridad. Todo esto valorado en 80 000 dólares.

A pesar de constar con estas donaciones, a los médicos les habrían prohibido su uso para no alarmar a la población. “No se han equipado adecuadamente las unidades de salud y el personal sanitario carece de las medidas básicas de protección para atender, con un riesgo mínimo, a la población enferma. Al contrario, se ha desestimulado y restringido el uso de mascarillas, atentando con la salud de los trabajadores sanitarios”, denuncian los médicos.

Fue hasta hace una semana que el Gobierno anunció por primera vez que iniciarían a promover el uso de las mascarillas y el distanciamiento social.

Donaciones de Taiwán suman 1.5 millones de dólares

Gobierno de Taiwán ha entregado un gran cantidad de insumos médicos y más de un millón de dólares para combatir covid-19. Tomado del sitio web de la embajada de Taiwán | Confidencial

Entre el tres y el 30 de abril de 2020, el Gobierno de Taiwán entregó 1 500 000 dólares para la adquisición de equipos e insumos médicos para la prevención del covid-19.

Según explicaron las autoridades del Minsa, el primer millón entregado serviría para adquirir ventiladores, bombas de infusión, monitores de signos vitales, equipos equipo de succión de secreciones, medicamentos, entre otros. Y con los últimos 500 millones donados a final del mes pasado, comprarían más insumos médicos como mascarillas N 95, lentes de protección y guantes quirúrgicos.

Actualmente, se desconoce sí el Gobierno de Ortega ha adquirido más ventiladores médicos, escasos debido a la demanda mundial. Mientras, fuentes médicas han dicho a CONFIDENCIAL que el sistema de salud público contaría solo con 160 ventiladores y de esa cantidad el 80% ya estaría ocupado por pacientes con otras patologías. Aunque el diputado sandinista, Carlos Emilio López, aseguró recientemente que Nicaragua cuenta con 449 respiraderos.

Sin embargo, las ayudas de Taiwán son aún mayores. Desde el 20 de marzo, el Minsa recibió insumos para proteger al personal médico nicaragüense, pues el Gobierno taiwanés entregó 29 400 mascarillas elaboradas en Nicaragua, 100 000 cubrezapatos y 6667 batas impermeables descartables. Y el 15 de abril recibió 280 000 mascarillas más. También, durante el mes de abril, Taiwán entregó 500 termómetros infrarrojos y 12 equipos detectores de temperatura por imagen.

La queja de Ortega contra las sanciones

Ortega ha insistido en su argumento contra las sanciones contra Nicaragua, Cuba y Venezuela, por supuestamente bloquear la ayuda para responder a la emergencia de la covid-19.

“Que se suspendan esas agresiones, que llaman sanciones, que se respeten los principios de Naciones Unidas. Eso sería más que suficiente para que el mundo de verdad empezara a cambiar y estaríamos en mejores condiciones para entonces asumir los retos que tiene la humanidad”, dijo Ortega, en referencia a la criticada respuesta de su Gobierno a la pandemia de covid-19, el pasado cuatro de mayo, durante una Cumbre Virtual del Movimiento de Países No Alineados.

El subsecretario de Estado Adjunto de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental, Jon Piechowski, afirmó que tal petición, según un alto funcionario estadounidense, es “porque quiere enriquecerse”.

En una conferencia vía telefónica con medios de comunicación, Piechowski declaró que “si alguien dice que hay que suspender las sanciones es porque quiere enriquecerse”.

Cuba intercambia interferón con Nicaragua

El fármaco cubano no es efectivo, el mejor medicamento es cuarentena y distanciamiento social, dicen los expertos. Cortesía | Confidencial

A principios de abril, Nicaragua recibió un cargamento con 8000 dosis de Interferon Alta, un fármaco que el régimen “vendió” como un arma a favor contra el covid-19, enviado desde Cuba. Y aunque aseguró que se trataba de “un gesto de solidaridad” entre ambos países, realmente era un intercambio.

Pues, como respuesta Nicaragua envió 600 000 dosis de vacuna de Influenza a Cuba, que se produjo en la planta de vacunas Mechnikov, según dijeron las autoridades al momento de anunciar la llegada de este fármaco.

No ha habido ningún estudio hasta el día que hoy que diga que Interferón ayuda en este tipo de virus. En esa familia de virus, el Covid-19 es nuevo, pero no es tan nuevo. Ha habido otro tipo de virus similares como el SARS en 2003, MERS en 2011 y el Interferón nunca ha podio curar esos tipos de virus”, dijo hepatólogo Edward Mena a Confidencial.

Según la última licitación pública del Minsa, estarían en proceso de compra de 100 000 batas quirúrgicas estériles descartables nivel tres, 700 Interferón Beta 1B,entre otras medicinas.

Seguí toda la cobertura de CONFIDENCIAL sobre el coronavirus suscribiéndote a nuestro boletín de noticias diario. Para leer más artículos sobre el tema, hacé clic aquí.

Más en Emergencia Coronavirus

Share via
Send this to a friend