Emergencia Coronavirus

Nicaragua ha recibido más de 30 000 pruebas para covid-19, ¿dónde están?

Rosario Murillo solicita más pruebas, pero no explica cuántas de las ya donadas se han realizado, a quiénes y cuáles fueron los resultados

A más de cien días desde la llegada de la pandemia al país, el Gobierno de Nicaragua habría recibido como donación, más 30 000 pruebas y reactivos para diagnosticar el SARS-CoV-2. Sin embargo, durante este período nunca ha informado públicamente cuál es el número total de test que disponen, ni cuántas de estas han ejecutado.

CONFIDENCIAL confirmó que el Ministerio de Salud (Minsa) habría recibido, además de las 26 000 pruebas para diagnóstico entregadas por Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), 40 estuches de enzimas para realizar test, de parte de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y 4 000 pruebas enviadas por Rusia como respuesta a una solicitud de la vicepresidenta y vocera oficial, Rosario Murillo.

“Esta mañana recibimos una importante donación de pruebas médicas, que agradecemos también enormemente, que trajo el embajador de la Federación de Rusia, hermano Andrei Budaev. Fueron recibidas por las autoridades de Salud. Nuestro agradecimiento profundo”, dijo Murillo en su informe diario.

Aunque el Gobierno de Nicaragua se mostró agradecido por la donación de las pruebas, en el acto de recibimiento al que asistió Laureano Ortega Murillo — hijo de la pareja presidencial y asesor para las Inversiones, Comercio y Cooperación Internacional —, la ministra de Salud, Martha Reyes y el presidente del INSS, Roberto López, no explicaron cuántas de estas entregaron. Sin embargo, Costa Rica, que también había solicitado la ayuda, informó que la donación que fue entregada a ese país equivale a 4 000 pruebas.

Murillo solicita donación de pruebas

Según detalla un comunicado del Ministerio de Asunto Exteriores de la Federación Rusia, la donación fue entregada el dos de julio en un vuelo humanitario que viajó a la región centroamericana para repatriar a ciudadanos rusos y que aprovechó el vuelo para entregar 32 000 pruebas que serán distribuidas en los ocho países que forman parte del Sistema de Integración Centroamérica (SICA).

Atendiendo las solicitudes de la vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, del Secretario General del Sistema de la Integración Centroamericano (SICA), Vinicio Cerezo, de la Presidenta del Parlamento Centroamericano, Nadia de León Torres, así como del Gobierno costarricense, Rusia asignó a esta región 320 test para diagnosticar COVID-19 con capacidad para 32 000pruebas”, explica el comunicado.

En el mismo avión también se enviaron para Nicaragua 37 000 equipos de protección personal que fueron entregados por la empresa pública “Instituto Científico de Vacunas y Sueros de San Petersburgo” de la Agencia Federal médico-biológica de Rusia.

La donación fue como una respuesta a una solicitud enviada por Rosario Murillo. Tomada de El 19 Digital | Confidencial

Minsa también recibe reactivos

La OPS también contribuyó al Ministerio de Salud con una donación de 40 estuches de enzimas para realizar pruebas de la covid-19, a través de Reacción en Cadena de Polimerasa (PCR), valorada en 69 318.63 dólares.

La enzima, según explica el Minsa, es un reactivo que utiliza el Centro Nacional de Diagnóstico y Referencia (CNDR) para identificar al nuevo coronavirus en el cuerpo humano. Y cada estuche donado tiene la capacidad de realizar 500 reacciones. Es decir, que con los 40 entregados, el 19 de junio pasado, se harían 20 000 reacciones.

Dos días antes que se detectara el primer caso del SARS-CoV-2, el 18 de marzo pasado, la OPS ya había donado una cantidad de reactivos para realizar las pruebas y también informaron que habían capacitado al personal de Salud. Sin embargo, en esa ocasión no detallaron de cuánta fue la ayuda. Cien días después, el director de Emergencias en Salud de la OPS, Ciro Ugarte, reclamó que Nicaragua es el único país de Centroamérica que no ha informado sobre el número de pruebas que ha realizado y procesado.

La covid-19 es casi es un secreto

En Nicaragua la política estatal ha sido de discreción en el manejo de la crisis sanitaria. El Minsa evade y minimiza las acciones referentes a la pandemia. Incluso, en junio, que se presentó el Plan Antiepidemiológico para los próximos seis meses, en el cual se explican las acciones para contener las epidemias del zika, dengue, chikungunya y de la covid-19 se omitió la ejecución de pruebas masivas que han recomendado los expertos en salud.

“Las pruebas van a servir para saber el nivel de circulación que el (covid-19) tiene en el país y saber cuál es el escenario al que nos podemos enfrentar. Todavía tenemos habitantes que no han sido expuestos al contagio, es decir, que todavía no sabemos cómo van a reaccionar. Y mientras podamos mantener el umbral bajo de nuevos contagios vamos a estar manejando bien la pandemia”, dijo recientemente el doctor Miguel Orozco, quien fue director del Centro de Investigaciones y Estudios de la Salud (CIES).

También se centralizaron las pruebas, solo los laboratorios del CDNR son los que realizan las pruebas. Y recientemente el Minsa advirtió a la población de un supuesto ingreso ilegal de pruebas rápidas de diagnóstico que estaría circulando en el país. Esto, según el juicio del científico Jorge Huete, doctor en Biología Molecular y vicepresidente de la Academia de Ciencias de Nicaragua (ACN), es un intento de “ocultar” el verdadero número de casos de covid-19.

“La negativa a que se autoricen las pruebas de diagnóstico en el sector privado pretende ocultar que Nicaragua presenta uno de los índices de mortalidad más altos del continente, más de 262 por millón, que significa un índice más alto que el de Brasil, la nación más afectada de la región”, dijo.

Semanas atrás a este pronunciamiento de parte del Minsa, El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) había solicitado que se permitiera la “importación de pruebas para su realización en el sistema de salud privado”, pero no recibieron respuesta de parte de las autoridades sanitarias.

El último dato que se conoce sobre la realización de pruebas fue revelado por una investigación de CONFIDENCIAL, en la cual varias fuentes que trabajan en el CNDR afirmaron que hasta la segunda semana de mayo se habrían realizado 5900 pruebas de covid-19, de las cuales 1600 habían dado positivo.

Según el último informe semanal sobre la situación del covid-19 en el país, la cifra de contagios oficialmente era de 2519 y 83 fallecidos. Sin embargo, la ministra explicó que muchos fueron “confirmados o probables por clínica”. Es decir, que no necesariamente se les realizó la prueba.

Seguí toda la cobertura de CONFIDENCIAL sobre el coronavirus suscribiéndote a nuestro boletín de noticias diario. Para leer más artículos sobre el tema, hacé clic aquí.

Más en Emergencia Coronavirus

Share via
Send this to a friend