Política

Incluye a su pareja Michy Guzmán y sus tres hijos de 34, 24 y años y un menor de edad

Ortega otorga asilo al expresidente Funes

Odebrecht

Exmandatario investigado por supuesto enriquecimiento ilícito pidió el asilo una semana después de negar que estuviera interesado en hacerlo



El expresidente de El Salvador, Mauricio Funes Cartagena, investigado por enriquecimiento ilícito y otros cuatro delitos en su país, recibió la autorización de un asilo político en Nicaragua, junto a su pareja Ada Mitchell Guzmán Siguenza, conocida como “Michy”, y sus tres hijos de 34, 24 y año y medio de edad, solicitado el pasado primero de septiembre ante el Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua, según confirma este martes el Diario Oficial La Gaceta.

La solicitud fue presentada justamente una semana después de que el mismo expresidente negó a través de su cuenta de Twitter que estuviera o fuera a solicitar asilo en Nicaragua, a donde afirmó que realiza una consultoría sobre “la integración centroamericana”.

Funes es investigado por supuesto enriquecimiento ilícito, peculado, malversación, negociaciones ilícitas y tráfico de influencias durante su gestión (2009 – 2014). El fiscal general de El Salvador, Douglas Meléndez, afirmó el pasado 23 de agosto que Funes había solicitado asilo en Nicaragua.

Sin embargo, según la resolución del Ministerio de Relaciones Exteriores, Funes argumentó su solicitud de asilo en que está “en peligro su vida e integridad física  la de su familia, por luchar en pro de la democracia, la paz, la justicia y los derechos humanos y su filiación política en la República de El Salvador”.

 

Funes ha sido visto en Managua desde mediados de agosto, en custodia de dos escoltas de la Policía Nacional, que según él se le asignaron por su condición de expresidente. Su domicilio está ubicado en Las Colinas, una de las residenciales más exclusivas de Nicaragua, donde hay estricta vigilancia.

IMG_20160906_160444

El director de Confidencial, Carlos Fernando Chamorro, tuvo un intercambio con Funes cuando lo vio en Managua escoltado por policías.

El periódico de investigación salvadoreño El Faro informa que Funes ya se encontraba en Nicaragua para cuando la Fiscalía realizó una serie de sorpresivos allanamientos a las empresas del empresario Miguel Menéndez, mejor conocido como “Mecafé”, vinculado a una trama de cadena de favores y al otorgamiento de créditos a terceros a través del estatal Banco Hipotecario. “Uno de esos créditos terminó favoreciendo a una empresa que más tarde montaría un Spa en una residencial de la capital salvadoreña. Detrás de ese Spa se encuentra Ada Mitchell Guzmán Sigüenza, la actual pareja del mandatario y madre de su último hijo”, reseña la publicación.

Fiscalía salvadoreña afirma que las investigaciones continuarán

Salvador Martínez, director de comunicaciones de la Fiscalía salvadoreña, dijo a Confidencial que pese al asilo político concedido a Funes las investigaciones por los delitos de peculado, negociaciones ilícitas, malversación, enriquecimiento ilícito y tráfico de influencias continúan.

Martínez recordó que el fiscal general Douglas Meléndez adelantó sobre la petición del expresidente a Nicaragua. Desde hace dos semanas a Funes y a su esposa Mitchell Guzmán Siguenza les incautaron y allanaron viviendas, en la que la Fiscalía encontró documentación que refleja traspaso de dinero y de casas.

“Estamos analizando la documentación incautada y además la Fiscalía ha congelado cuentas bancarias y decomisados algunos bienes”, dijo Martínez.

Entre los bienes decomisados están dos camiones cargados de pertenencias personales de Mitchell Guzmán Siguenza, el pasado 20 de agosto, cuando se dirigían a Nicaragua.

“En los camiones habían todo tipo de muebles, electrodomésticos, camas, etc. El primero fue retenido en la casa de Guzmán, y el segundo fue entregado por el camionero contratado, que cuando vio las noticias decidió entregarlo”, sostuvo Martínez a Confidencial.

En febrero de 2016, El Faro reveló que la Sala de Probidad del Tribunal Supremo salvadoreño señaló como irregularidad en las declaraciones patrimoniales del exmandatario la compra de 198 mil 600 dólares en vehículos registrados a nombre de Funes y dos de sus 5 hijos. “198 mil 600 dólares que no aparecen en el movimientos bancarios del expresidente ni están justificados en los ingresos formales que reportaron los dos hijos”, recoge el diario.

La justicia determinó que el hijo de Funes no tenía la capacidad económica para comprar los vehículos. Según el Faro, el expresidente del FMLN también estuvo envuelto en otras dos tramas con millones de dólares provenientes de fondos públicos para adjudicar contratos de publicidad y seguridad privada a dos de sus amigos.

En los camiones que venían para Nicaragua habían muebles y pertenencias de su pareja Ada Mitchell Guzmán. Cortesía | Fiscalía General | Confidencial
En los camiones que venían para Nicaragua habían muebles y pertenencias de su pareja Ada Mitchell Guzmán. Cortesía | Fiscalía General | Confidencial

El Fiscal Meléndez está fuera de El Salvador, por lo que no pudo dar declaraciones sobre el asilo entregado por el comandante Ortega.

El director jurídico del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) recordó que nuestro país es parte de la Convención Interamericana Contra La Corrupción, y por tanto, está obligado “a facilitar y colaborar con los Estados que buscan a individuos acusados”.

“La Constitución establece en el artículo 42 que se le da refugio a quien lucha por la paz y defiende los derechos humanos de sus países, y que corren grave peligro de muerte…. Pero a quienes son investigados por corrupción se les aplica la Convención”, sostuvo Carrión.

La resolución ministerial de Nicaragua, sin embargo, optó por citar que “Nicaragua es respetuosa y cumplidora de los Convenios de Asilo y los instrumentos de Derechos Humanos y Derechos humanitarios ratificados, que establecen que es potestad soberana del Estado asilante otorgar el Asilo”.