Emergencia Coronavirus

Régimen presiona a familias para que niños asistan a clases en la pandemia

Mientras en Centroamérica y en 165 países han suspendido clases, bajo la dictadura de Ortega los directores de colegios amenazan a padres de familia

Marcelina Peralta decidió que su hijo no asistiría más a clases hasta que la pandemia del covid-19 en Nicaragua no represente un peligro para la salud de su familia. “La directora del colegio intentó persuadirme, pero primero está la vida de mis seres queridos”, afirma esta madre, cuyo hijo de diez años estudia en un colegio público en el Distrito VII de Managua.

“La directora me llamó por teléfono, me insistió en que mi hijo iba a perder los exámenes, sus notas, pero yo fui firme. Le dije que no y que, si mi hijo iba a perder el año, no me importaba”, relata Peralta a CONFIDENCIAL.

Peralta optó por contratar a un maestro privado para que imparta clases a su hijo y aunque estas clase no serán certificadas por el Ministerio de Educación (Mined), asegura que el aval no está en el primer orden de importancia en este momento.

Covid-19 rebasaría sistema de salud nacional en 23 días

“Le va a servir como una base para que el próximo año, cuando pase todo esto, no le cueste mucho. Los contenidos que le están impartiendo son de quinto grado y mi intención es que, en el próximo, con este aprendizaje, me lo evalúen y lo integren con sus demás compañeros”, explica Peralta, quien no escatima en cuestionar la “irresponsabilidad” del Gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo frente a la pandemia. “Nos quieren desaparecer”, lamenta.

La amenaza de la pandemia y las presiones del Gobierno

Tres meses después de que el brote de un nuevo coronavirus fue confirmado en la localidad china de Wuhan, se registran más de 860 170 personas contagiadas por covid-19 en todo el mundo. Al menos 42 340 de ellas han fallecido y otras 178 440 se han recuperado, según los datos más recientes.

Nicaragua confirmó el primer registro positivo el 18 de marzo y este 31 confirmó el quinto caso, “todos importados”, según el Gobierno, que se rehúsa a seguir las recomendaciones internacionales para prevenir el contagio, entre estas suspender las clases presenciales en los centros de educación pública.

Autoconvocados por las recomendaciones adoptadas en otros países, y siguiendo indicaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los nicaragüenses han adoptado sus propias medidas de prevención, entre estas no enviar a los menores de edad a las escuelas e institutos.

En el colegio del Distrito VII donde estudia el hijo de Marcelina Peralta, otros padres de familia tomaron la misma decisión que ella. Si bien la situación económica de cada familia no es la misma, lo que impera en las mentes de estos padres, es la protección de sus hijos y de los adultos de la tercera edad en sus casas, identificados como uno de los grupos más vulnerables a un contagio mortal.

INSS justifica centralización de la atención a pacientes con covid-19

Sin embargo, directores y secretarios políticos del partido de Gobierno, a tono con la directriz oficial, persisten en “concientizar” a los padres, para que permitan a los niños asistir a clases, incluso a través de visitas casa a casa.

“Los maestros no exigen nada, los que andan como locos son los CPC y los directores de los colegios. Yo comprendo al profesor de mi hijo, porque tiene que mantener una familia, y él me comprende a mí”, indica Peralta.

Las “clases no se detienen”

Preocupada por la salud de su hija, Carmen Solano, de 48 años, asistió a una reunión convocada por la directora del colegio, a petición de los padres y madres de familia un día después de la confirmación del primer caso positivo en Nicaragua, hace ya catorce días.

“La directora nos dijo ‘las clases no se detienen’. Eso dijo de entrada y nosotros nos disgustamos porque sentimos que estaba mandando en nuestras vidas y las de nuestros hijos”, reclama Solano.

La madre se marchó de la reunión enfadada. No quiso platicar con la directora, pero continuó la discusión con otros padres de familia, quienes al igual que ella quedaron inconformes con lo planteado por la directora.

“Le dije a mi hija que no iba seguir yendo a clases, porque me iba a exponer a mí, que tengo asma, y a mi papá que ya es un adulto bastante mayor”, relata Solano. La madre afirma que, frente a la negligencia del Gobierno, los pobladores deben adoptar las medidas que les permitan cuidarse.

La hija de Solano regresará a clases hasta que disminuya el riesgo de esta emergencia y, aunque está cerca de graduarse, su madre sostiene que no expondrá la seguridad y salud de su familia, pues prefiere garantizar la salud de todos sus seres queridos.

“Yo quiero ver a mi hija convertida en una doctora, pero siendo irresponsable no lo voy a conseguir. Nadie me puede obligar a que mande a mi hija y la exponga ante una enfermedad mortal. El Gobierno es irresponsable, pero no puede obligarme a que vaya en contra de la lógica”, reclama.

Varios profesores de colegios públicos del país, confirmaron la semana pasada a CONFIDENCIAL que el número de alumnos que llegan a los salones ha descendido enormemente, porque los padres no están permitiendo que sus hijos se expongan a contagiarse del covid-19.

“Los padres están muy asustados. Nunca había visto en mis nueve años tanta inasistencia”, relató Laura, una docente de Managua, que también está descontenta por la irresponsabilidad del Mined para continuar con las clases, a pesar de que en otros países de la región se canceló temporalmente el ciclo escolar, y que en Nicaragua muchas salas permanecen prácticamente vacías.

Científicos aconsejan suspender clases

El Comité Científico Multidisciplinario, integrado recientemente para brindar a los nicaragüenses sus recomendaciones ante la pandemia, alertó este martes sobre el alto riesgo de contagio en los centros públicos y universidades que continúan impartiendo clases presenciales en Nicaragua.

El grupo que incluye a salubristas, epidemiólogos, expertos en salud pública y médicos en general se ha organizado para brindar sus recomendaciones basado en la evidencia científica de la pandemia y su experiencia profesional.

El Comité confirmó que al menos 165 países en todo el mundo han ordenado el cierre de escuelas, optando por la educación virtual o a distancia para impedir la expansión del virus.

“Ciertamente una mayoría de familias no está enviando a sus hijos e hijas, por lo cual el aprendizaje de estos estudiantes se afectará profundamente si no se ofrece una alternativa” advierte el Comité tras sostener que “continuar el año escolar en la forma originalmente prevista no es viable”.

El Comité recomendó que lo más eficaz en este tipo de situaciones es optar por clases a distancia, explorando opciones comprobadas para impartirlas. “La única acción responsable actual es cerrar las escuelas y universidades de inmediato para alcanzar un 25% de reducción de la tasa de crecimiento en el número de casos nuevos”, detallaron.

Expertos independientes proyectan que en Nicaragua las cifras de contagio y fallecidos serán mucho mayores a las proyecciones del Gobierno, que calcula al menos 32 500 afectados y más de 800 fallecidos, en un período de seis meses. Los especialistas sostienen que el sistema nacional se rebasaría en las primeras tres semanas debido, también, a la falta de medidas de prevención adoptadas y promovidas por el Gobierno.

Para el Comité, suspender las clases presenciales es vital para tratar de frenar una cadena de contagios que colapse el sistema de salud nacional, que tiene un promedio de 12 camas por cada 10 000 habitantes.

“Cerrar los centros educativos plantea retos importantes, ya que los estudiantes de preescolar y primaria no recibirán la merienda escolar, y un gran sector de la población económicamente vulnerable no cuentan con servicios de internet para aprender en línea. Sin embargo, un esfuerzo colectivo y el trabajo de todos y todas permitirá utilizar soluciones alternativas ya demostradas”, expresaron.

Seguí toda la cobertura de CONFIDENCIAL sobre el coronavirus suscribiéndote a nuestro boletín de noticias diario. Para leer más artículos sobre el tema, hacé clic aquí

Más en Emergencia Coronavirus

Share via
Send this to a friend