Confidencial

Nicaragua retrocedió en transparencia presupuestaria

En 2017, el país prácticamente volvió a los niveles de transparencia presupuestaria que tenía en 2012, tal como lo muestran los resultados de la última Encuesta de Presupuesto Abierto, realizada en Nicaragua por el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (IEEPP), de la mano con International Budget Partnership.

La Encuesta, que examina los tres pilares de la rendición de cuentas presupuestaria (transparencia, vigilancia, y participación ciudadana), otorgó a Nicaragua un puntaje de 43 sobre 100, luego que dos años antes había sumado 46, lo que en ese momento significó un gran avance en comparación con los 37 puntos logrados en 2010.

Entrevistado en el programa de televisión Esta Noche, que se transmite por Canal 12, el economista Leonardo Labarca, investigador del Ieepp, mencionó que “Nicaragua traía avances positivos entre 2010 y 2015”, los que se perdieron parcialmente, porque el país sigue sin publicar tres documentos importantes: un presupuesto ciudadano y una revisión de mitad de año, así como un ‘documento preliminar’.

Este último solo se produce para uso interno de las autoridades, pero no es del dominio público. Vigilar cómo se elabora y ejecuta el presupuesto es muy importante, pero eso es difícil en Nicaragua, donde ese documento –como este, de 2016- “no brinda detalles claves sobre la manera en que las instituciones del Estado gasta los recursos asignados por el gobierno”.

Aunque en términos generales, la responsabilidad de preparar y publicar esos documentos recae en el Ministerio de Hacienda y Crédito Público (MHCP), el economista explica que la Asamblea Nacional podría decidir por sí misma la publicación de algunos de los informes, pero, simplemente, no se hace.

La encuesta se hace considerando que la transparencia es importante para mejorar la gobernanza, pero hay un detalle que suma sobremanera, y es la participación ciudadana, elemento en el que reprueba la práctica totalidad de las 115 naciones que participan en el ejercicio.

“La vigilancia ciudadana es el pilar más débil a nivel mundial. Nicaragua solo suma 11 de cien puntos en ese renglón, mientras que el promedio mundial es de 38”, detalló Labarca, explicando que eso es así, “porque la mayoría de países no brinda a su población la posibilidad de vigilar sus presupuestos”.

La vigilancia ciudadana “ayuda a hacer auditorías sociales al presupuesto”, lo que a la larga, es útil aún para los mismos gobiernos, añadió.

Últimos de Centroamérica

Los resultados de la Encuesta de Presupuesto Abierto 2017, muestran no solo que Nicaragua perdió parte del impulso que había ganado, sino que se sitúa a la cola de la región centroamericana, donde todos los países del área (con la excepción de El Salvador, que obtiene 45 puntos), están por encima de 50.

Así, el mejor posicionado es México, con 79 puntos, al que le sigue República Dominicana con 66. Guatemala (61), Costa Rica (56), y Honduras (54), cierran los resultados de la región.
Con todo, Nicaragua está ligeramente mejor que el promedio global, que es de 42.