Política

Nicaragua “lee” la renuncia de Evo Morales: Fuerzas armadas fueron clave

“Lo que hizo el Ejército fue ponerse de lado del pueblo; decir: no atacaremos al pueblo”, asegura Tünnermann; mientras Ortega condena "golpe de Estado"

La postura del Ejército y la Policía de Bolivia, de no salir a las calles a disparar en contra de la población que se manifestaba por el fraude electoral que daba la victoria al ahora expresidente Evo Morales, fue decisiva para que ese país tuviera la oportunidad de “salir de Evo Morales” y evitar mayor violencia y derramamiento de sangre, opina Carlos Tünnermann, coordinador de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, en declaraciones a CONFIDENCIAL, sobre cómo Nicaragua “lee” la renuncia del ahora expresidente boliviano.

Bolivia sufría una grave crisis desde la proclamación de Morales como presidente del país para un cuarto mandato consecutivo tras las elecciones del 20 de octubre. La oposición y movimientos cívicos denunciaron que hubo un fraude electoral, por lo que exigían la renuncia del mandatario y la convocatoria de nuevas elecciones. Morales confirmó que renuncia a la Presidencia después de casi 14 años en el poder.

Institucionalidad: la gran diferencia en Bolivia

“Lo que sucedió en Bolivia es que se respetó la institucionalidad y esto permitió que todo se resolviera sin necesidad de tanta violencia y centenares de muertos. Lo que hizo el Ejército fue ponerse de lado del pueblo, decir: ‘Señor presidente, no atacaremos al pueblo boliviano’. Más tarde, cuando vieron que el clamor nacional era que él se fuera del poder, optaron por sugerirle que renunciara”, afirmó Tünnermann.

El Ejército y la Policía de Bolivia demandaron al mandatario que renunciara a su cargo para pacificar al país. Sin embargo, esa no fue la única acción contundente. También durante estas semanas y en las últimas horas, se negaron a reprimir a la población, mientras los militares anunciaron operaciones contra los grupos armados ilegales.

“El Gobierno de Evo Morales se desorganizó. Esto demuestra que hay una diferencia grande cuando en un país todavía hay un respeto a cierto margen de institucionalidad y parece que en Bolivia así es, porque vimos que la Fiscalía General de la República inició un proceso contra los vocales que participaron en el fraude electoral”, señaló.

El excatedrático y educador expresó que la posición tomada por las fuerzas armadas en Bolivia, debería de ser tomada en cuenta, al menos, por el Ejército de Nicaragua, pues la postura de la institución policial está más viciada.

“La Constitución dice que el Ejército está constituido para defender la soberanía nacional, que no debe tener opción política, partidaria, y que debe estar sometido fundamentalmente a las leyes y la Constitución. No podemos comparar una situación con otra. Aquí el jefe de Ejército ha manifestado su lealtad a su jefe constitucional, que es Ortega. Y lo acaba de decir cuando visitó la tumba de Carlos Fonseca, dijo que seguirán leales, que no van a cambiar de posición”, explicó Tünnermann.

Oposición celebra “triunfo de la democracia”

Horas después de conocer la renuncia de Morales como presidente de Bolivia, la Alianza Cívica publicó un comunicado en el que “saludó” al pueblo boliviano, a las fuerzas armadas, por dar una lección de democracia y civismo. Asimismo, han señalado que la unidad ha sido clave para tener el llamado a elecciones y el reconocimiento de las fuerzas armadas a su deber constitucional.

“Los bolivianos demostraron que la unidad es la clave para poder hacer valer la voluntad popular y el profesionalismo de las fuerzas de orden público evidenciaron su compromiso con la democracia y la justicia”, dice el comunicado.

La Alianza también menciona el informe emitido por la Organización de Estados Americanos (OEA), que evidenció las anomalías en el proceso electoral. Igualmente, las declaraciones sobre el mismo de la alta comisionada de la Unión Europea, quien dijo que un retorno a la estabilidad requería un proceso electoral nuevo y oportuno que fuese creíble.

Sobre este punto, Tünnermann refirió que precisamente los procesos electorales creíbles son salidas pacíficas y cívicas a crisis nacionales. “Si se adelantan las elecciones, sería una salida idónea, sin embargo, se requiere un acuerdo y voluntad política del régimen, para que cambie y se de cuenta que con la represión no se solucionan los problemas, sino que se agravan”, expuso.

Por su parte la Unidad Nacional Azul y Blanco, “saludó” la conquista cívica del “pueblo boliviano” que abre el camino a la recuperación de la democracia. Señaló las muestras de dignidad de los latinoamericanos de una firma determinación de acabar con las tiranías autoritarias.

“En este día histórico de la renuncia del dictador Evo Morales, ratificamos nuestro compromiso por seguir luchando por la liberación de nuestro país. Exigimos al Ejército y la Policía Nacional que cumpla con su deber de respetar y hacer valer los derechos constitucionales de todos los nicaragüenses, que sigan el ejemplo boliviano y se pongan del lado de las justas demandas del pueblo”, refiere el comunicado.

Daniel Ortega condena “golpe de Estado”

Por la noche, la dictadura de Daniel Ortega “denunció y condenó enérgicamente” el supuesto golpe de Estado que sufrió el Gobierno de Evo Morales. “Expresamos nuestro rechazo y repudio a las prácticas fascistas que ignoran la Constitución, leyes e institucionalidad que rigen la vida democrática de los pueblos”, dice el comunicado.

La dictadura dijo conocer “en carne propia” las prácticas de crímenes de odio y de violencia que vulnera los derechos humanos, en referencia a la Rebelión de Abril que estalló el año pasado. “Imponen el racismo, terrorismo, crueldad, humillación, tratos aberrantes y degradantes, como parte de un guión incivilizado y destructor, que los imperios aplican contra gobiernos”, señaló.

Ortega respaldó la versión que el dictador de Venezuela, Nicolás Maduro, también publicó en sus redes sociales. En la nota de prensa publicada en medios oficialistas, el régimen asegura que Morales fue forzado a dejar la presidencia.

El dictador nicaragüense había felicitado a Morales luego de su “victorioso proceso electoral” en las elecciones del 20 de octubre. “Con alegría y entusiasmo revolucionarios, saludamos el victorioso proceso electoral que se ha desarrollado en la hermana Bolivia, culminando con tu reelección para continuar al frente de tu pueblo y Gobierno”, escribió Ortega a Morales.

Más en Política

Send this to a friend