Nación

Nicas en España exigen justicia por la muerte de Eleazar Blandón

El sábado marcharán hasta diferentes ayuntamientos españoles. “Estamos indignados por la negligencia de un empleador”

Los nicaragüenses en España recibieron con “tristeza y frustración”, la noticia de la muerte del connacional Eleazar Blandón, de 42 años, quien falleció como consecuencia de un golpe de calor el pasado sábado 1 de agosto, tras ser abandonado a las puertas de un centro de salud en Murcia, en el sur de España.

“Este tema es tan jodido para la gente que está aquí (España), como para los que salen de allá (Nicaragua). La situación de Eleazar es lo que le pasa a todos los temporeros (persona que desarrolla un oficio de forma temporal), hay muchos migrantes de muchos países del mundo”, dice Jamileth Chavarría, una nica que vive en España.

Según Chavarría, los migrantes en situación irregular han sentido “miedo, rabia e impotencia”, pues consideran que la muerte de Eleazar pudo evitarse porque era solicitante de asilo. “Un solicitante de asilo debería ser una persona protegida por el Estado (español)”, reclama.

Chavarría describe que ella tiene dos hijos: uno de piel blanca y uno de piel negra. Al blanco no lo han detenido ni una vez, mientras que al otro lo han detenido siete veces. Así refleja que, para el migrante, el problema no solo son los abusos laborales, sino también la discriminación y el racismo.

Para José Daniel Rodríguez, fundador de la Asociación Nicaragüense por Gracia de Dios, la comunidad nicaragüense está consternada porque “nos ponemos en el lugar de él (Eleazar) y es una realidad a la que estamos expuestos todos. Los varones van a trabajar al campo a temperaturas demasiado altas o demasiado bajas, dependiendo el tiempo”.

Estamos indignados porque es una vida que se pudo salvar, él tenía previsto volver. Indignación por la negligencia de un empleador que no hizo las cosas como las debía hacer”, menciona Rodríguez.

Segundo destino de nicas

En el 2019, algunos recuentos independientes reflejaban que en España había unos 25 969 migrantes nicaragüenses, siendo actualmente el segundo destino de interés para los nicaragüenses que quieren viajar, después de Costa Rica.

Según una encuesta de la firma Cid Galup, realizada en el 2018, el 14%vde la población que quiere irse del país opta por España, y se calcula que actualmente Nicaragua tiene al 10% de su población fuera del territorio.

 “Como compatriota nos ha golpeado mucho la noticia. Somos conscientes que los nicaragüenses que migran hacia acá por la situación socio-política de Nicaragua, el campo es donde se les ofrece una oportunidad laboral, donde se les contrata sin papeles y sin ninguna pregunta. A como puede ser Eleazar, puede ser cualquier otro chavalo de aquí”, dice Meyling Duarte, de la plataforma de autoconvocados SOS Nicaragua-Madrid.

Agrega que estos no son casos aislados, por el contrario, los abusos son un tema recurrente y a pesar que muchos confían en la justicia española, los migrantes optan por no denunciar debido a que su situación en el país sigue siendo irregular.

“No es un hecho aislado, es un caso de abuso laboral que ocurre muy a menudo en el campo y principalmente cuando los llevan a vivir en espacios muy pequeños donde meten hasta a 20 personas”, explica.

Marcharán para exigir justicia

Los nicas en España marcharán este sábado como parte de las diferentes acciones que están tomando para demandar al Gobierno español que haya justicia en el caso de Eleazar.

Duarte afirma que hasta este jueves ya tenían confirmadas la participación de nicaragüenses en Sevilla, Madrid, Galicia, Asturias y Tarragona, pero que esperan que se sumen más ciudades y más nicas que van a ir a los ayuntamientos de sus ciudades. 

El problema, según explica, es que mucha gente tiene miedo de ir a las marchas considerando que España vive la segunda oleada de covid-19. 

Pero además, quieren levantar la voz por las denuncias que ha realizado Ana Blandón, hermana de Eleazar, quien aseguraba que no le habían permitido ver el cuerpo de su hermano y no le dan información alguna sobre el caso.

Liberan a señalado

Fernando Pulido, un sociólogo español, dice que tiene confianza en la justicia española, sin embargo, se queja que “ya empezamos mal”, porque la única persona detenida en el caso de Eleazar, un ecuatoriano que se encargaba de los reclutamientos, fue puesto en libertad sin fianza.

“Se está planteando que se le acuse de abandono y de homicidio involuntario y eso va a llevar su tiempo porque van a reaccionar las organizaciones agrícolas que contratan a inmigrantes ilegales”, dice Pulido.

De hecho, considera que a estas organizaciones agrícolas les conviene la contratación de migrantes ilegales, “muy pocas veces” pueden llevar a la justicia a quienes cometen estos abusos.

Y este tipo de casos no solo afecta a los nicaragüenses y no siempre el migrante es la víctima, dice Rodríguez, quien también ha conocido de situaciones en que unos migrantes abusan de otros en Epsaña.

“Parece que las autoridades locales y generales que siempre han sabido de estas situaciones y hacen oídos sordos, parece, que sí van a reaccionar”, explica Pulido.

“Yo quiero creer o quiero confiar en la justicia española, a diferencia de Nicaragua, en España sí hay justicia. Lo único que tiene es que es un proceso bastante largo, no vamos a ver justicia en un mes o dos meses”, concluye  Rodríguez.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend