Confidencial

Ninguna persona es ilegal: Costa Rica le dice no a la xenofobia

Ciudadanos costarricenses ayudaron a nicaragüenses a retomar La Merced, que había sido el escenario de una marcha xenófoba un mes antes. Foto de ameliarueda.com

En bicicleta, acompañados de hijos, padres, amigos y en parejas, más de un centenar de personas marcharon por San José y se congregaron la mañana de este sábado en la plaza de la Democracia, con una sola consigna: no a la xenofobia.

De esa manera enviaron un mensaje de apoyo a Nicaragua y mostraron su rechazo a los actos xenófobos que se presentaron una semana antes, que incluso requirieron una intervención policial que dejó decenas de personas detenidas, así como el decomiso de bombas molotov y armas punzocortantes.

Fue a eso de las 10:00 a.m. que los participantes comenzaron una marcha simultánea en dos frentes: el parque Braulio Carrillo -conocido como La Merced, donde suscitaron las manifestaciones del 18 de agosto- y el pretil de la Universidad de Costar Rica (UCR); ambas dirigidas a la explanada situada frente al Museo Nacional de Costa Rica.

En los recorridos sobresalían los colores de las banderas de Costa Rica y Nicaragua, así como los carteles que mostraban el rechazo a toda forma de discriminación.

La movilización llevó el nombre de “¡En Costa Rica, la solidaridad es más!” y estuvo a cargo del Colectivo Bienestar y Migraciones Costa Rica, que levantó la convocatoria para revertir la mala imagen que dejó la nación en los medios de comunicación internacionales, alcanzando las altas autoridades de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), crítica del régimen de Daniel Ortega por los centenares de muertos en cuatro meses de protestas.

También se pretendía disolver los aires de odio y violencia que se propagaron en las calles y en redes sociales.

Las consignas en el camino estaban claras: “ticos y nicas, somos hermanos”, “nacional y migrante, juntos adelante”.

En el evento participaron organizaciones religiosas, de derechos humanos y estudiantiles, entre ellas la Federación de Estudiantes de la Universidad de Costa Rica (Feucr) y la Fundación Arias para la Paz y el Progreso Humano.

Tomado de AmeliaRueda.com