Nación

Caso de Las Jagüitas

Niños víctimas de masacre fueron dados de alta

Familia participará en un culto de acción de gracias. Estado calificó de “imprudencia” disparos contra inocentes



La última niña de la familia Reyes que se encontraba en el hospital, recuperándose de la masacre de Las Jagüitas, Miriam Natasha Reyes Ramírez, de cinco años, fue dada de alta,  anunció este fin de semana el abogado de la familia, Carlos Alemán.

Alemán dijo vía telefónica a  Confidencial que la pequeña Miriam salió desde el miércoles del centro hospitalario y su primo Axel de cuatro años, también está en casa desde hace quince días.

Según el abogado, ahora el par de niños y su familia intentarán reiniciar sus vidas con el trauma de haber perdido a su tía y a dos de sus hermanos tras el ataque policial que las autoridades ubicaron en el marco de un operativo antidrogas y que fue calificado en la versión oficial como “una imprudencia” de parte de los policías.

“La familia está muy contenta, hoy harán un culto de acción de gracias”, dijo. El abogado explicó que como familia ya apelaron la sentencia en que una jueza local de Managua impuso penas entre dos y 11 años a nueve oficiales ratificando la tesis del “homicidio imprudente”, planteada por la Fiscalía General de la República.