Nación

“No debería negociarse nada sin la salida de todos los reos políticos”, afirma

Verónica Chávez: “Miguel y Lucía no son delincuentes”

Verónica Chávez ha vivido la rebelión cívica como periodista, propietaria de 100% Noticias y esposa del también periodista y preso político Miguel Mora



Vistiendo una camisa azul y blanco, Verónica Chávez atiende esta entrevista en la cual repasa lo que ha enfrentado desde abril de 2018. Su esposo, el periodista Miguel Mora, fue apresado ilegalmente el 21 de diciembre por ejercer su profesión, y Chávez se ha metido de lleno a demandar su liberación y la de todos los reos políticos del régimen de Daniel Ortega y Rosario.

La periodista y dueña de 100% Noticias también exige que regresen las instalaciones y los bienes del canal, asaltado y clausurado tras el arresto de Mora, y su jefa de prensa, Lucía Pineda Ubau.

A esta mujer le ha tocado vivir la rebelión cívica como empresaria, dueña y directora ejecutiva del canal censurado, periodista y esposa. La han amenazado y perseguido, y con Mora en prisión, también vive bajo el asedio permanente de la dictadura.

Chávez confirma que su esposo permanece aislado y en una celda de máxima seguridad, enumera las violaciones a sus derechos humanos y sostiene que Mora y Pineda “jamás debieron ser apresados”, porque “ellos son periodistas, no son delincuentes”.

¿Cómo cambió tu vida a partir de abril de 2018?

La vida dio un giro de 180 grados. Desde ese 18 de abril, nosotros como periodistas, como un medio de comunicación, ya veníamos sufriendo una serie de asedios y represalias por la información que veníamos transmitiendo, y de la cual todo mundo se enteró porque nosotros día a día informábamos. Primero fuimos víctimas de censura, robo de cámaras, asedio personal, persecución: nos seguían a la casa, nos amenazaban de muerte y una serie de cosas que nos llevaron a pedir las medidas cautelares ante la Comisión Interamericana por los Derechos Humanos (CIDH). Luego se dieron amenazas contra todos los trabajadores, los periodistas, hasta que terminó con el secuestro de nuestro director y mi esposo, el licenciado Miguel Mora, junto a la jefa de prensa del canal, Lucía Pineda Ubau.

¿Cómo has resistido esta situación?

Yo soy una persona que, como la mayoría de los nicaragüenses, es cristiana. Creemos en Dios y creo que es el único que me ha dado la fortaleza para soportar todo lo que nos ha tocado vivir. También el amor a Nicaragua. Ver todo lo que estaba pasando, fue lo que al inicio de la represión nos ayudó a resistir. Estar al lado del pueblo y haber tomado esa decisión correcta, y ahora, con el encarcelamiento injusto de mi esposo Miguel Mora y de Lucía Pineda, pues, solo Dios con su poder es quien nos ha dado la fortaleza, porque tenemos mucha confianza de que Él los está guardando en ese lugar. Tanto Miguel Mora como Lucía Pineda Ubau son inocentes. No son delincuentes, son periodistas y considero que ha sido un encarcelamiento injusto, y yo creo en un Dios de justicia y sé que Él va a hacer justicia. La mayoría del pueblo de Nicaragua sabe que eso es injusto y que tarde o temprano tienen que salir libres.

¿Cuál es la situación de Miguel Mora? ¿Has podido verlo? ¿Cómo es el trato en la cárcel?

Desde un inicio, se supo que a Miguel y a Lucía los llevaron a estas celdas de El Chipote, celdas consideradas infrahumanas, que no deberían existir. Es increíble que en mero siglo XXI todavía existan cárceles como estas, donde no debería estar ningún ser humano. Sin embargo, ellos, como si fueran lo peor, como si fueran delincuentes, fueron llevados a ese lugar donde sufrieron una serie de violaciones a sus derechos humanos, aislamiento, condiciones precarias, que no es nada distinto ahora que los trasladaron a las cárceles La Modelo y La Esperanza.

En el caso de mi esposo, continúa aislado. Continúa sufriendo una serie de violaciones a sus derechos humanos y estamos demandando su libertad plena. Miguel y Lucía jamás debieron ser apresados y mucho menos llevados a una cárcel de máxima seguridad, que es donde lo tienen, como si fueran cualquier delincuente. A ese tipo de celdas solo llevan a reos de mayor peligrosidad. Es el lugar donde llevan a narcotraficantes, delincuentes, asesinos, violadores. Ellos son periodistas, no son delincuentes.

¿Cómo viste a tu esposo? Recién había decidido empezar una huelga de hambre.

Ya me tocó verlo. Menos mal se respetó ese derecho que me corresponde, de visitar a mi esposo. Está bastante delgado. Había tomado la decisión de la huelga de hambre por la violación de sus derechos, porque está en esa cárcel de máxima seguridad, para que lo sacaran de ahí. Pero tanto su mamá como yo, como esposa, le pedimos que desistiera, porque ya es bastante estar ahí, lo que come es lo que nosotros le llevamos, y todo eso, sumado a una huelga creo que sería demasiado para su salud. Él está en aislamiento, por lo tanto, si llegase él a desmayarse no nos daríamos cuenta, porque no está con nadie, está completamente aislado y nosotros cada vez que lo vemos, ¿cómo sabríamos qué pasaría con la vida de Miguel? No podemos permitir que se siga deteriorando más su salud. Él nos prometió como familia (que desistiría de la huelga de hambre) y creo que lo hará.

¿Qué sabés de la situación de tu colega y amiga Lucía Pineda? ¿Cómo se encuentra?

Mi hermana, mi querida Lucy, está en iguales condiciones extremas que mi esposo. La tienen aislada en La Esperanza y estamos preocupados, porque tenemos información de que ella sufre fuertes infecciones urinarias y en su piel. La familia y nosotros hemos estado demandado que la asista un médico, para que pueda valorar su actual estado de salud, pero no ha sido posible. Nos dicen que ahí ellos tienen médicos, pero no hay nada como tener la certeza de que la están chequeando, pero no hay información, no sabemos.

¿Por qué el régimen Ortega Murillo ha concentrado sus ataques con tanta saña en ustedes?

Es la pregunta que nosotros nos hacemos, porque nosotros no somos políticos, somos periodistas. Yo siempre digo: cómo es posible que en este siglo XXI pueda existir este tipo de acciones, de torturas. Yo me pregunto por qué. Quizás deba de ser porque 100% Noticias era una canal de 24 horas que informaba los 365 días del año, y estaba a la vanguardia de informar todo lo que estaba aconteciendo en Nicaragua. Incluso el pueblo de Nicaragua le llegó a llamar “el canal del pueblo”. Ni siquiera editábamos las noticias, era en vivo y directo. Todo lo que acontecía y lo que ocurría era transmitido y eso no fue del agrado (del régimen).

¿Qué sucedió con 100% Noticias? ¿El régimen te ha dado explicaciones sobre qué sucedió con los bienes robados?

Como parte de todo lo ilegal que se ha venido dando, también está el embargo contra nuestro medio de comunicación. Nos embargaron las cuentas del canal y también las personales. No solo nos quitaron las instalaciones del canal, sino que quedaron en la calle alrededor de 30 cabezas de familias, sobre todo jóvenes que trabajaban en 100% Noticias

Lo que hemos hecho nosotros es demandar ante las instancias correspondientes, pero no hemos recibido ninguna respuesta. Ni siquiera nos han notificado absolutamente nada. A veces me dicen: ‘¿cómo vas a recibir respuesta si has ido a la Fiscalía, a la Corte y todo está siendo manejado desde el Gobierno?’, pero bueno, son las instancias a las que se tiene que acudir y ya dimos ese paso legal… Lógicamente demandamos que seas devueltas las instalaciones de 100% Noticias, así como demandamos la libertad plena de Miguel Mora y de Lucía Pineda Ubau, una libertad sin condiciones.

Una mesa de negociación se ha instalado entre el Gobierno y la Alianza Cívica, ¿tenés alguna demanda específica?

La demanda es la misma de todos los nicaragüenses: que no debería negociarse nada sin la salida de todos los reos políticos, hombres y mujeres. Eso sería una muestra de buena voluntad para dar comienzo a un verdadero diálogo. Creo que todos los nicaragüenses deseamos que Nicaragua salga adelante. Nos alegramos porque haya un entendimiento y se comience a ver una salida, pero sin reos políticos. No se puede construir felicidad en medio del dolor de tantas familias. Más de 700 que están presos. No puede haber una restauración plena sin que esas personas hayan salido de las cárceles y que cese la represión contra el pueblo nicaragüense.

¿Cómo valorás el rol de tus colegas, de tu esposo, de Lucía?

Para mí son héroes. Me siento muy orgullosa de cada uno de ellos. Sabía de qué estaban hechos Miguel, Lucía… y cómo nos venía formando Miguel a nosotros, porque somos de la escuela de él, pero jamás me imaginé que fuera tanto. Yo me siento orgullosa y bendecida de ser la esposa de Miguel, de ser la amiga de Lucía, de ser su colega, de todo el equipo de 100% Noticias, jóvenes valientes que me quedé asustada, jóvenes como Leticia, Jackson, José Noel, Ana Laura, un montón de jóvenes ahora exiliados. No me gustaría dejar fuera ninguno, todo el equipo, fueron valientes. Esa valentía es algo sobrenatural, que solo puede venir de Dios, del amor a Nicaragua y a la justicia.

Este viernes se celebró el Día Internacional de la Mujer, ¿cómo valorás el rol de las mujeres nicaragüenses en este momento histórico que ha vivido el país?

Nosotros acá (en 100% Noticias) teníamos un programa de mujeres junto con Lucía, siempre nos enfocábamos en eso porque la mujer es una esencia en el hogar, en Nicaragua. Es clave. Es lo mejor, dice la Biblia, hecho por Dios. Amanecí poniendo (en Twitter) ‘¿cómo celebrar cuando están tantas reas políticas, casi 70 mujeres valiosas, ejemplares, valientes, en la cárcel La Esperanza? ¿cómo celebrar cuando tengo a mi amiga, a Lucía, presa injustamente? ¿cómo celebrar con el dolor de las Madres de Abril, mujeres con heridas grandes que hoy sufren la pérdida de sus hijos? ¿(de) las mamás, las tías, las esposas, las abuelas, las hijas de reos políticos? Hubiera sido bonito que quedaran libres un día como hoy, esa sí hubiera sido una buena forma de celebrar a las mujeres. De manera personal, pues, yo lo que tengo que hacer es seguir adelante como mujer, como esposa, para estar al frente de la familia y seguir luchando por ellos.

¿Y cuál es tu rol Verónica, a nivel personal dentro de lo que ha sucedido en Nicaragua?

Como periodista dimos todo lo que pudimos en la denuncia en el canal. Mi rol actual ha sido enfocarme en la familia y en la liberación de mi esposo. Nosotros tenemos tres hijos y aunque dos de ellos ya están mayores y su dolor es grande, nosotros tenemos un niño especial, tenemos a Miguelito Mora. Es un niño con parálisis y es un niño que era bien apegado a su papá y ha sido la parte más dura de llevar porque, ¿cómo explicarle a Miguelito que llama todos los días a su papá? Eso ha sido lo más duro. En la actualidad (mi rol) es salir adelante por él, luchar por la familia, luchar por Nicaragua, luchar para que todos los reos políticos sean liberados, porque venga la justicia a Nicaragua.