Opinión

No es lo mismo Chana que Juana

El gobierno orteguista está haciendo de Nicaragua una segunda Cuba… ¡pero una Cuba del tiempo de Batista, cuando el gangsterismo gringo construía casinos y cabaret a lo loco!



La Piñata sigue en plena fiesta. En meses anteriores, un diario local anunció que en los terrenos donde fue el centro de diversiones “La Piñata” frente al lado norte de la UCA (después llamada “La Cascada” y ahora abandonado), el INSS construiría su edificio administrativo. Pero una fuente confiable ha informado que no habrá tal edificio, sino que allí Bayardo Arce, el enlace entre el Cosep y Daniel Ortega, construirá un edificio para instalar un casino, de esos garitos de lujo que ya abundan en Managua.

******

Algunos políticos, con cierto rezago, todavía repiten el viejo cuento de que la revolución popular sandinista quería hacer de Nicaragua una segunda Cuba, suponiendo que entonces el FSLN trabajaría por edificar una sociedad socialista. Ahora, la derecha podrá seguir diciendo lo mismo, pero con absoluta propiedad, porque según sé, el gobierno orteguista está haciendo de Nicaragua una segunda Cuba… ¡pero una Cuba del tiempo de Batista, cuando el gangsterismo gringo construía casinos y cabaret a lo loco!

******

Al instalarse estos nuevos garitos (porque dicen que Bayardo construirá otro en la carretera a Masaya) habrá quienes entre el sector de los viejos y nuevos ricos dirán –como lo dijo el ex presidente Enrique Bolaños cuando inauguraron en Managua el primer restaurante MacDonald—: ahora sí, con esta nueva inversión… ¡Nicaragua entrará definitivamente en la senda del progreso y la modernidad!

******

Se tenía la idea de que el progreso burgués comenzó a renacer en nuestro país en 1991, con el retorno triunfal del neoliberalismo, lo cual fue notorio durante los 16 años posteriores, hasta el 2006. Pero esa idea no era totalmente correcta. Con el ascenso al poder de Daniel Ortega, se hizo evidente que aquel neoliberalismo era revolucionario en comparación con el suyo, porque, además de haberlo imitado y superado… ¡su régimen tiene unos ribetes de neofascismo que no es jugando!

******

Sin embargo, dentro de la oposición a este gobierno hay muchos que le están haciendo el favor a Daniel con su discurso anticomunista de viejo cuño. ¿Por qué? Porque no dejan de reproducir aquello de que “los sandinistas” están llevando el país hacia una dictadura “como la de Cuba y de Venezuela”. Más idiotez y mayor pobreza argumental, imposible. Esa idea, además de gastada, es una gran meada fuera del guacal.

******

Quienes así argumentan no es porque están mal informados, sino por mal intencionados. Ni siquiera están a la par de quienes piensan que “todas las revoluciones son iguales”. Creo que quienes piensan que Cuba es igual a Venezuela y esta es igual a Nicaragua, obedecen a cálculos políticos, o por ser fieles seguidores de las campañas programadas en el exterior, las que llegan a través del ejército mediático de las transnacionales. O sea, que responden a criterios políticos ajenos.

******

Pero cual fuere el origen de esa opinión, lo cierto es que no distinguen entre el gato y la liebre. Daniel Ortega, por sus hechos, hace rato dejó de ser revolucionario y socialista (si es que lo fue algún día), de manera que, en esencia, su régimen no puede ser igual al de Cuba ni al de Venezuela, aunque lo quiera hacer parecer en el discurso oficial. Lo suyo es oportunismo, no es socialismo.

******

Mientras averiguan si es verdad o mentira lo que digo, podrían ponerse a recordar que las coincidencias no están en lo que se dice, sino en lo que se hace: Stalin se llamaba José, y era comunista; Saramago, se llamaba José y también era comunista. Saramago era humanista, ateo y escribía buenas novelas (Premio Nobel de literatura); Stalin era ateo, no escribía novelas (y quizás ni las leía), pero les hacía imposible la vida a los intelectuales y por ello el mundo lo premió con su repudio. Los hechos no los identificaban en nada, aunque ambos ostentaran una militancia comunista.

******

Es como el caso de Francisco y de Pío XII (podría citar otros casos). Francisco es papa, Pío XII lo fue también; Francisco ejerce desde el Vaticano en Roma, Pío XII allí ejerció también. Ambos –en su momento— son reconocidos como la máxima autoridad de su iglesia, pero Francisco es humanista y Pío XII reaccionario y ayudó al nazifascismo. Los ejemplos no alcanzarían en esta columna ni en ninguna otra. De manera que si quieren seguir haciendo asimilaciones verbales, están en su derecho. Hay derecho hasta para parecer un necio lo que, en todo caso, es mejor que parecer ignorante o que se habla por encargo.

******

Pero, ¿qué pensarán los dirigentes de las revoluciones de Cuba y Venezuela acerca del caudillo de la “revolución de Nicaragua? Sería inútil divagar buscando respuestas, comenzando porque ninguna de las revoluciones que en el mundo han sido, fueron iguales ni podrán ser iguales en sus formas, porque las condiciones históricas, económicas y sociales de cada país, no son repetibles. La confusión comparativa viene de dos fuentes: de la pereza mental o del interés político.

*****

En definitiva, no se sabrá lo que piensan eso dirigentes, pues sus países están integrados, junto a muchos otros países que no tienen revolución, como miembros de organismos multinacionales (Celac, Alba o Mercosur, etcétera). Sus gobiernos no se critican entre sí, son solidarios, se saben unidos en su diversidad tras objetivos comunes: la independencia política y económica. Es lógico que si se criticaran mutua y púbicamente, debilitarían la unidad frente al adversario histórico común. La crítica a los gobiernos, cuando actúan mal, es deber de sus respectivos pueblos hacerla. Las agresiones, les vienen del exterior y de sus enemigos internos, casi siempre apadrinados.

Cronología imperial (*)

1861.- 1) El 18 de marzo, España se re-anexionó la República Dominicana, a petición de su presidente Pedro Santana, y los Estados Unidos hizo a un lado su “doctrina Monroe” y también se hizo el sueco, porque estaba en los preparativos de la guerra de secesión. 2) El 12 de abril, comenzó la guerra de secesión entre los Estados del Norte en proceso de industrialización y los Estados algodoneros y esclavistas del Sur; para los países sudamericanos ese quinquenio de guerra (1861-1865) fue de alivio y respiro de las agresiones norteamericanas. 3) Pero no descansaron de las agresiones europeas, pues el 31 de octubre, se firmó un tratado en Londres, por el cual Inglaterra, España y Francia se comprometieron a ir juntas a exigir “satisfacción de agravios” a México.

1862.- Costa Rica propuso limitar el intervencionismo gringo, mediante un acuerdo de respeto mutuo, anti agresivo y anti anexionista (un ejemplo de dignidad en la debilidad).

1863.- Los ejércitos franceses ocuparon México. Estados Unidos no usó su “doctrina Monroe”, porque estaba en plena guerra de secesión.

1864.- 1) El10 de abril, el Archiduque Maximiliano de Austria, aceptó la corono imperial de México, adonde llegó con la emperatriz el 28 de mayo del mismo año. 2) En Lima se establecieron las bases para una Organización de Repúblicas Americanas, de franca tendencia anti norteamericana.

(Continuará)

(*) Resumida de Guía de Tercer Mundo-86.