Política

No hay “ruptura” con UNAB, es “división de roles”, afirma Alianza

Elección de Consejo Político de la UNAB y salida de la Alianza Cívica no están relacionadas, asegura miembro del Consejo Político de la UNAB

El anuncio de que la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (AC) ya no forma parte de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) sorprendió a periodistas, activistas, y autoconvocados, pero no a la dirigencia de ambas organizaciones, que desde hace meses trabajan formalizar ese proceso, mientras al mismo tiempo se proponen organizar una coalición nacional opositora. Sin embargo, en la UNAB hay inconformidad por el momento en que se hizo oficial, cuatro días después de la segunda elección interna en la agrupación opositora.

Fuentes de la UNAB indicaron que el lunes pasado representantes de la Alianza les comunicaron por un “canal informal” la decisión de formalizar la separación, por lo que decidieron que harían una declaración oficial conjunta. Esto no llegó a darse porque se filtró la información.

El comunicado conjunto se ha publicado la mañana de este jueves, bajo el título: “Reforzamos nuestras identidades y continuamos unidas contra el régimen”.

“La cercanía entre un hecho (la elección) y lo otro (la salida) ha servido para crear suspicacias acerca de los verdaderos motivos de la Alianza”, comentó una fuente, que pidió el anonimato para evitar reclamos. “Se ha dicho, principalmente, que la Alianza estaba molesta porque no obtuvo suficiente representación en el Consejo Político. Esto es falso”, agregó.

La UNAB realizó el sábado pasado una elección interna para escoger a los 12 miembros de su segundo Consejo Político. Preliminarmente,  han sido seleccionados diez, ya que todavía falta definir dos cupos entre tres candidatos, lo que presumiblemente se hará esta semana.

“Pura casualidad”

Durante una entrevista en el programa Esta Noche, Guillermo Íncer, miembro del Consejo Político de la UNAB, aclaró “enfáticamente” que “el hecho de que el anuncio de la Alianza haya sido coincidente con nuestro proceso interno del Consejo Político, es pura casualidad”.

“Son pláticas que vienen desde hace meses, lo que no oculta y nunca hemos ocultado es que entre la Alianza y la Unidad tenemos diferencia de criterios y opinión, que han existido, y van a seguir existiendo, pero también existen los canales de comunicación”, dijo el representante del sector de la sociedad civil en el Consejo.

La UNAB fue creada, en octubre de 2018, por organizaciones surgidas durante el levantamiento cívico contra el régimen orteguista. Entre ellas estaba la Alianza Cívica, la Coordinadora Universitaria y la Articulación de Movimientos Sociales. En sus inicios fue integrada por 43 organizaciones, pero ahora la conforman más de 90. Entre estos movimientos feministas, de profesionales, ambientalista, de derechos humanos y el sector privado.

Voceros de la UNAB y la Alianza han declarado que no se trata de una “separación”, sino de una “redefinición de roles”, en aras de construir una gran coalición nacional opositora, que compita contra el orteguismo en futuras elecciones.

En la misma entrevista de Esta Noche, Ivania Álvarez, también del Consejo Político de la UNAB, mencionó que “los tiempos han cambiado y queremos caminar hacia otro escenario político. No es una ruptura, seguimos siendo partes, tenemos los mismos objetivos; pero lógicamente las estrategias son diferentes y ante la gran coalición queremos jugar roles diferentes. La población no puede verlo de forma negativa”.

Siete más siete

Íncer subrayó que la salida de la Alianza se ha conversado entre ambas instituciones desde que se conformó, hace cinco meses, el grupo “Siete más Siete”, que es un espacio de coordinación y diálogo entre la UNAB y la AC. Está integrado por siete miembros de los consejos ejecutivos o comités políticos de cada una de las agrupaciones.

“Hemos venido hablando de esto y siempre alrededor del tema de la coalición, porque nosotros consideramos que es importante que haya una clara identidad y una clara separación de lo que es la Alianza y lo que es la Unidad. Ante la población nos confunden, que somos la misma cosa, inclusive a nivel de la comunidad internacional”, dijo.

Explicó que ambas organizaciones contemplan constituir “el núcleo fundacional de la coalición” desde sus propias identidades, por una razón estratégica: “la Unidad puede atraer a ciertos sectores que a lo mejor tienen sus recelos con la Alianza, y viceversa, también puede que algunos sectores tengan más afinidad con la Alianza que con la Unidad”.

“Estamos tratando de constituir una coalición lo más amplia posible. Este tipo de definiciones claras ayudan a eso”, añadió.

La visión de la Alianza

José Pallais, directivo de la Alianza Cívica, indicó que ambas organizaciones están “superando una etapa de unidad” para pasar a otra “superior de integración”, con otros actores políticos y sociales.

Aclaró que no lo ven como una separación, ya que ninguna de las organizaciones se irá por caminos diferentes. “Estamos construyendo una nueva estructura con la misión de conformar la gran coalición”, dijo.

Explicó que “esta división de roles, este relanzamiento de la independencia y la autonomía en la búsqueda de un objetivo común, ya estaba operando de hecho, hoy solo se formaliza”.

Pallais señaló que esperarán que el nuevo Consejo Político de la UNAB tome posesión, para avanzar en la conformación de la gran coalición. Por la Alianza negocia su Comité Ejecutivo.

“Hay una ruta establecida, hay compromisos y documentos negociados, que se suspendieron y no avanzaron en diciembre pasado, porque el Consejo Político (de la UNAB) no tenía autorización de su Asamblea General”, explicó Pallais.

Más en Política

Share via
Send this to a friend