Nación

En vivienda incendiada funcionaba la fábrica de hamacas “Ramiro Suazo e Hijo”

“No van a callarme”, afirma Yubrank Suazo, tras incendio de su casa

Casa de Yubrank Suazo

"Fuimos víctimas de la persecución del Orteguismo, por mi apoyo a la causa del pueblo", afirma Suazo al responsabilizar al alcalde Noguera



Un grupo de encapuchados incendiaron la madrugada de este miércoles la casa de los padres de Yubrank Suazo, dirigente del Movimiento 19 de Abril en Masaya, y uno de los rostros más visibles de la resistencia en la ciudad de Masaya, donde a pesar del asedio paramilitar, la población, principalmente del barrio Monimbó, resiste entre barricadas.

Suazo relató que al menos doce personas se acercaron a eso de las 2:00 de la mañana, detonaron armas de fuego contra la vivienda y luego rociaron gasolina.

Supuestamente los encapuchados llegaron a la casa de los padres de Suazo a buscarlo, pero como no estaba en la vivienda, los hombres incendiaron el inmueble. Las llamas afectaron dos casas vecinas, una de estas, propiedad de Elmer Suazo, primo del dirigente del Movimiento 19 de Abril.

Semanas atrás, otro dirigente del Movimiento 19 de Abril y propietario del Hotel Masaya, Cristian Fajardo, también fue afectado por otro incendio que destruyó su negocio. Además, el grupo paramilitar que atacó su hotel, lesionó a su abuelo, que cuidada el local.

Suazo había decidido dejar la casa de sus padres, Wilfredo Suazo y Ana Julia Urbina, debido a las constantes amenazas que había recibido de parte de simpatizantes sandinistas. En la vivienda funcionaba la fábrica de hamacas “Ramiro Suazo e Hijo”. El inmueble fue afectado en su totalidad y las pérdidas económicas aún no se han logrado calcular con precisión.

La fábrica “Ramiro Suazo e Hijo” era una empresa familiar que se había mantenido y consolidado a lo largo de 66 años de existencia. Inició como un pequeño negocio en manos de la familia en 1952.

La tradición fue heredada por el señor Ramiro Suazo López, quien se encargaba de elaborar cuidadosamente cada hamaca, para venderla en La Placita, en Monimbó.

Suazo, responsabilizó de este atentado al Alcalde de Masaya, Orlando Noguera. “Como familia fuimos víctimas de la persecución del Orteguismo, por mi trabajo, por mi apoyo a la causa del pueblo que es demandar libertad y paz para las familias nicaragüenses”, dijo el afectado a través de un video en su página de Facebook.

IncendioMasaya
Restos de la casa de Yubrank Suazo, en Masaya. Cortesía | Confidencial

Suazo insistió en que era un día triste y doloroso, sin embargo, lanzó un mensaje a los “personeros del orteguismo” de que “si pensaron o pretendían callarme, no lo van a lograr, no lo lograron, porque esto me compromete a estar a la par de mi pueblo, al lado de las víctimas, de los que claman justicia”.

“Esta es una prueba más y vamos a salir adelante y victoriosos. Esto no nos trunca el camino, no nos  bota, nos vamos a levantar, vamos a salir adelante como todo el pueblo nicaragüense. Viva Nicaragua Libre”, finalizó Suazo.

El pasado 19 de junio un grupo de encapuchados también llegó hasta el hotel Masaya, propiedad de Cristhian Fajardo, quien también es miembro del Movimiento 19 de Abril-Masaya, y que leyó el pronunciamiento sobre la junta de Gobierno provisional que los ciudadanos de esta ciudad estaban pensando realizar.

El hotel fue incendiado por los paramilitares. El abuelo de Fajardo, quien se encontraba en el negocio en ese momento, resultó con lesiones en su cabeza producto de la violencia con la que entraron los hombres. “No me van a amedrentar ni a mí ni a mi familia”, declaró el afectado.

Tanto Fajardo como Suazo han sido la cara del Movimiento 19 de Abril, en Masaya. Son activos entre la población, que ha denunciado la represión en contra de los ciudadanos en esta ciudad.