Política

Ortega pide extender vigencia del artículo 196 en la Ley Electoral

Nueva reforma electoral de Ortega “busca voto doble”

El mismo día de la votación, los ciudadanos podrían solicitar su inscripción ante la JRV. Opositores y analistas alertan sobre riesgos de esa medida



La nueva reforma electoral que el comandante Daniel Ortega ha enviado con “trámite de urgencia” a la Asamblea Nacional, para extender a las puertas de las votaciones municipales la vigencia del artículo transitorio 196, “busca el voto doble” y contradice los argumentos oficiales con los cuales antes se alegó la depuración del padrón electoral y la supuesta modernización y fortaleza del sistema electoral nacional, estiman analistas y opositores.

A menos de nueve semanas de los comicios en 153 municipios del país, previstos para el próximo cinco de noviembre, Ortega solicita a la Asamblea que se modifique el artículo 196 para que “cualquier persona que estando en la lista de ciudadanos cedulados de la Junta Receptora de Votos y que no se encuentre en el padrón electoral de esa Junta Receptora de Votos, pueda solicitar su inclusión al presentar su cédula de identidad” y que la JRV lo registre “de inmediato y sin más trámite”, para que pueda votar.

El artículo, que se mantuvo en la última reforma a la Ley 331, también enviada con trámite de urgencia por Ortega a las puertas de las votaciones locales de 2012, indica que para los comicios desde el 2012 al 2016 se permitiría este tipo de inscripción y votación de cualquier ciudadano con solo presentar la cédula ante la JRV.

Ortega alega ahora que  “de la manera en que se encuentra actualmente este artículo, en las elecciones 2017 no podrá votar ningún ciudadano que no haya votado en el período 2011-2016”, por lo cual envía la reforma, para extender su vigencia.

En las elecciones nacionales de 2016, en las cuales Ortega se reeligió por tercer período consecutivo, junto a su esposa Rosario Murillo como vicepresidenta, el oficialismo argumentó la “fortaleza” del sistema electoral nicaragüense y la “masiva” participación en los procesos de verificación ciudadana para responder a los reclamos de depuración del padrón electoral hechos por analistas, observadores nacionales independientes y opositores.

 

Reforma “evidencia” fallas del padrón electoral

El jurista y expresidente de la Comisión de Asuntos Jurídicos de la Asamblea Nacional, José Pallais, afirma que la reforma enviada por Ortega “evidencia de que no se ha depurado el padrón electoral, que en consecuencia adolece de “grandes debilidades”.

En octubre de 2016, el presidente del Poder Electoral, Roberto Rivas, aseguró que el universo total de votantes es de 4 millones 990 mil 20 personas. Sin embargo, indicó que en ese universo hay un “padrón activo” de 4 millones 345 mil 161 personas y un “pasivo” es de 644 mil 859 personas. Además, comentó que hay un tercer padrón, que llamó el “padrón real”, con un estimado de 3.8 millones de ciudadanos.

En las votaciones de 2016, un análisis de CONFIDENCIAL reveló cómo el padrón electoral fue un instrumento para maquillar la masiva abstención en los comicios nacionales, de la cual no hay cifras oficiales, aunque la oposición inhabilitada para aquel proceso la calculó entre un 60 y 70 por ciento.

Pallais estima que “es sospechoso” que el oficialismo antes renegara del artículo 196 y que incluso se impidiera el ingreso de los ciudadanos a las JRV si no estaban inscritos en el padrón de la misma, “y que ahora se retome” la medida que permitiría su registro y votación inmediata.

“Si no hay un manejo apropiado, esto también es un riesgo para el doble voto, porque se deja abierta una puerta para el voto repetido de los militantes del sandinismo que ya hemos señalado en otras ocasiones, y se buscaría contrarrestar la abstención de manera artificial”, valora Pallais.

Granera: Nadie está haciendo cola para votar

La coordinadora del Frente Amplio por la Democracia y excandidata a vicepresidenta de la oposición en el 2016, inhabilitada por un fallo judicial, Violeta Granera, considera que la extensión de la vigencia del artículo 196 sería bueno “si el problema fuera que la gente está desde ya haciendo cola por ir a votar”.

“En mi opinión es irrelevante porque la mayoría no va a ir a votar, porque no hay condiciones para que se respete el voto”, asegura Granera. En cambio, sugiere que “en lugar de mandar con carácter de urgencia esta reforma, se debería de haber abierto un diálogo, para entrarle de urgencia a los verdaderos problemas electorales”.

“Esta Ley yo la catalogo igual que la falta de domingos de verificación en el calendario electoral: ambas muestran un gran temor a la abstención. No quieren que se vea en una verificación, como sucedió el año pasado, y con la ley van a justificar el intento de llenar la abstención con portátiles, como ya lo han hecho”, critica Granera.

Sin embargo, sostiene que el FAD “está preparándose para monitorear  y denunciar todas las anomalías” durante el próximo proceso, para el cual aún no se confirma ninguna misión de observación electoral, ni siquiera de la Organización de Estados Americanos, que no ha confirmado si ya cuenta con el presupuesto que buscaba.

Exdiputada MRS: Más perturbaciones al proceso electoral

La exdiputada suplente del Movimiento Renovador Sandinista, Edipcia Dubón, estima que la propuesta de reforma de Ortega “introduce una nueva perturbación al proceso electoral municipal”, porque considera que “una condición necesaria de cualquier proceso electoral” es garantizar la verificación de los votantes.

El día de las elecciones los fiscales no tienen los instrumentos necesarios para verificar las condiciones necesarias para ejercer el derecho de votar, esta decisión de ser aprobada pondría en cuestión la confiabilidad del registro electoral de las circunscripciones y por ende de los resultados de esas JRV”, reclama Dubón.

“Lo que deberían hacer –alega– es realizar un proceso de verificación serio que les permita depurar el padrón electoral”.

Además, también coincide en que “con esa reforma se crean condiciones para abrir la puerta del voto múltiple, porque no abría un mecanismo de control y ese podría ser el protagonista del proceso municipal: una persona votando varias veces en distintas circunscripciones“.

El abogado y exdiputado opositor, Eliseo Núñez, también estima que la reforma propuesta por Ortega “perfora cualquier sistema de seguridad del voto y permitirá el voto múltiple”.