Política

Conferencia Episcopal de Nicaragua canceló emisión de mensaje conjunto

Obispos postergan su comunicado sobre las elecciones

Los obispos nicaragüenses se pronunciarán sobre el proceso electoral hasta el veintidós de agosto. No lo hicieron este dieciséis, como estaba previsto



Los obispos nicaragüenses se guardaron este martes un esperado comunicado sobre la realidad nacional, que incluiría su pronunciamiento a propósito de las próximas elecciones generales, previstas dentro de ochenta días.

Este dieciséis de agosto, después de un encuentro en la sede de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), estaba previsto que los obispos emitieran un mensaje, pero luego de las 2:30 de la tarde, el padre Manuel Jiménez, secretario de medios de comunicación de la Conferencia, informó que los obispos hablarían hasta el próximo lunes veintidós de agosto, a las nueve de la mañana.

Jiménez no precisó cuál sería el contenido del mensaje. Sin embargo, minutos después el obispo auxiliar de Managua, monseñor Silvio Báez, adelantó a través de su cuenta oficial en Twitter, que en el texto se referirían a las próximas elecciones nacionales.

Desde marzo pasado, cuando se esperaba una Carta Pastoral previo a la Semana Santa, los obispos no han logrado un consenso sobre la posición de la Iglesia católica ante la realidad nacional. En aquella ocasión, los obispos se limitaron a emitir un comunicado en el cual precisaron que por “diversos puntos de vista (…) sobre los acentos y enfoques más adecuados” no emitirían un pronunciamiento conjunto, aunque rechazaron que los jerarcas católicos estuvieran divididos.

A mediados de junio, los obispos sí deploraron a través de un comunicado “todo intento por crear condiciones para la implantación de un régimen de partido único” en el país, después de que en la semana anterior un fallo de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia dejó sin bandera ni casilla a la opositora Coalición Nacional por la Democracia, excluyéndola de las elecciones del seis de noviembre.

Sin embargo, a excepción de la opinión de algunos obispos, aún se desconoce la opinión de los jerarcas católicos sobre el proceso electoral en concreto, cuya campaña oficial inicia este veinte de agosto.

En un programa de la Radio Hermanos, de la diócesis de Matagalpa, el obispo Rolando Álvarez, cuestionó las condiciones del actual proceso e incluso mencionó que “todo eso tiene que tomarse en cuenta a la hora de decidir en conciencia, sí tienen que ir a votar, pero cada quien es libre de ir o no ir (porque) nadie debe sentirse coaccionado, amenazado, presionado”, según recogió una nota del periodista Emiliano Chamorro, publicada este domingo en el diario La Prensa. En Twittter, su opinión fue apoyada y compartida por monseñor Báez.


A pesar de que los obispos lo han negado, en los círculos políticos se continúa hablando de una supuesta división entre los jerarcas de la Iglesia católica acerca del tono y comentarios sobre el gobierno de Daniel Ortega, e incluso se afirma que algunos tienen temor o han recibido favores del oficialismo, pero ninguno de ellos habla al respecto.

En las primeras horas de la mañana, previo al encuentro episcopal, monseñor Báez invocó las oraciones de los feligreses y pidió: “¡Que el Señor nos dé luz y valentía!”, y en otro mensaje escribió: “No nos abandones, Señor, en la oscuridad; no dejes que el miedo nos domine; ayúdanos a buscar y a decir la verdad”.

Este martes, unos treinta periodistas, fotógrafos y camarógrafos de diferentes medios de comunicación esperaron durante más de una hora el mensaje de los obispos. Además, previo a la cancelación de la conferencia, la oficina episcopal de prensa pasó lista de los medios presentes e incluso un equipo de la Radio Católica llegó e instaló su antena para trasmitir en vivo, un conjunto de señales que sugieren que la decisión de postergar el comunicado se tomó en el último momento.

En su mensaje pastoral más reciente, publicado en marzo de 2015, los obispos criticaron la apatía de una gran parte de la población sobre la situación política del país y exhortaron a dejar de ser “simples espectadores de la realidad”, viviendo como esclavos de la consigna “sálvese quien pueda”.

Además, en mayo de 2014, los obispos se reunieron con el comandante Ortega y le entregaron un documento en el que detallaron la crisis institucional del país y la urgencia de hacer cambios profundos al sistema electoral, entre otros planteamientos. “Nadie es eterno”, le dijeron los obispos a Ortega. El mandatario ha guardado silencio.