Nación

Defienden a monseñor Báez: "atacaron a la Iglesia"

Obispos: “Violencia es culpa de deficiente sistema electoral”

obispos

Monseñor Mata: "las muertes no son casos aislados, son la punta del iceberg"



El secretario general de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, Abelardo Mata, lamentó los actos de violencia ocurridos tras las elecciones municipales del cinco de noviembre y que dejaron al menos siete muertos. Mata también recordó que esto es producto de un deficiente sistema electoral. Los obispos, además, respaldaron a monseñor Silvio Báez, obispo auxiliar de Managua, quien fue atacado por el presidente Daniel Ortega tras denunciar el sistema electoral e informar que no votaría en las pasadas municipales.

“Ojalá un día hagamos las cosas con dignidad humana, sin triquiñuelas, sin cortapisas y que generen la confianza de un pueblo en sus procesos de elegir a sus autoridades”, sostuvo el obispo, quien fue elegido como nuevo vocero y secretario general de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN).

El sacerdote afirmó que “las muertes no son casos aislados, son la punta del iceberg”, y negó que Nicaragua esté avanzando en sus procesos democráticos.

Mata, de 71 años, es el actual obispo de la Diócesis de Estelí,desde donde ha señalado supuestas violaciones a los derechos humanos por parte del Gobierno nicaragüense.

El obispo fue elegido en el tercer día de una asamblea realizada por los miembros de la CEN. En la misma actividad los obispos reeligieron al cardenal Leopoldo Brenes como presidente de la CEN y nombraron al vicario apostólico de Bluefields, Pablo Smith, como su vicepresidente.

Mata, Brenes y Smith ocuparán sus cargos hasta 2020, cuando la CEN realice sus próximas elecciones internas. La CEN ha sido uno de los sectores más críticos de los abusos de poder del  Gobierno de Ortega y las violaciones a los derechos humanos, pese a que desde 2016 los señalamientos han sido más discretos.

Obispos: “nos duele que se vilipendie a un hermano”

Los obispos también se solidarizaron son monseñor Silvio Báez, obispo auxiliar de Managua, a quien el presidente Daniel Ortega llamó “bravucón”, después de que Báez criticara el sistema electoral y dijera públicamente que no votaría en las elecciones municipales por por considerar, dijo, que el sistema electoral de Nicaragua “está viciado”, que tiene una “historia de fraudes documentados” y con unas autoridades “que no ofrecen confianza al pueblo”.

“Compartimos el dolor del hermano y nos duele, nos duele que se vilipendie a un hermano”, dijo el obispo Mata. “Me ha agradado mucho cómo he escuchado voces que se han alzado en la República, tanto oral como escritas, en la defensa de Monseñor Báez y su hidalga posición ante el futuro de la nación, que ha sido leída como si fuera un bravucón o una persona que no vivió las consecuencias de la guerra, que estaba fuera en Italia y que, por lo tanto, ajeno al dolor del pueblo, habla de esa manera. Justamente porque es cercano al dolor, se siente esta pesadez en el corazón y el Obispo habla”, agregó.

Mata puntualizó que con sus palabras Ortega “atacó a una cabeza, atacaron a la Iglesia”.