Emergencia Coronavirus

Observatorio eleva a 2707 la cifra de muertes por covid-19

Informe semanal del Observatorio Ciudadano COVID-19 afirma que pandemia "no ha cesado" y reporta hasta la fecha 10 205 personas contagiadas

El Observatorio Ciudadano COVID-19 elevó su registro independiente de la pandemia a 2707 las muertes asociadas al coronavirus y 10 205 casos sospechosos de covid-19. La cifra contrasta con el conteo oficial del Ministerio de Salud (Minsa), que solo admite 144 muertes y registra solamente 4818 casos positivos.

En su informe semanal, que comprende del tres al nueve de septiembre, la iniciativa conformada por médicos y voluntarios de toda Nicaragua, explican que agregan 24 casos que corresponden a semanas anteriores porque conocieron de ellos “tardíamente”.

Detallan que registraron 60 nuevos casos sospechosos, lo que evidencia “la circulación del coronavirus SARS-CoV2 entre la población nicaragüense” que indica además “que persiste el riesgo de contagiarse y que no se deben relajar las medidas de protección y prevención”.

Desconocen magnitud de la pandemia

El reporte lamenta que a casi seis meses del reporte del primer caso de covid-19, “el pueblo sigue sin saber cuál es la verdadera situación de la infección”.

“No ha habido informes de prevalencia, se desconocen los datos reales del número de enfermos leves, moderados y graves y, aún en el caso de los fallecidos, ​se desconoce la verdadera magnitud de la pandemia”, explican.

Insisten en que “solo teniendo el conocimiento sabremos a qué nos enfrentamos y cómo prepararnos”.

“La ausencia de una respuesta responsable y adecuadamente guiada por las autoridades nacionales ha significado una serie de sacrificios de la ciudadanía, para su salud física, su salud mental y su vida”, mencionan.

Desorden y escasez de medicamentos

El informe critica la negación del Minsa de realizar “la prueba RT-PCR para el diagnóstico de covid-19 ha causado que los hogares deban asumir como gasto propio (o de bolsillo) múltiples pruebas sugestivas de laboratorio”.

“Esto ha significado una seria afectación para la economía familiar, que se suma a la crisis económica arrastrada desde 2018 en el país”, detalla.

Para el Observatorio, “la incertidumbre causada por el desconocimiento de las mejores prácticas en el tratamiento de la enfermedad también ha provocado serios desórdenes en el mercado farmacéutico”.

Mencionan que eso ha provocado “escasez, acaparamiento, uso irracional de medicamento y un incremento no justificado de los precios”.

Por eso exigen que el Minsa “cumpla con su responsabilidad de regir la salud pública, que incluye informar a la población para que conozca sus riesgos y de esta manera sepa cómo protegerse”.

Según el informe, hasta el momento “los vacíos de información expresan debilidad” de las autoridades de la Salud al no identificar la “zona de circulación activa” del virus en Nicaragua.

También detallan que hasta el nueve de septiembre se reportan 2,346 irregularidades y que el 37.8% de estas “responden a exposición de personas en actividades o aglomeración”.

Más en Emergencia Coronavirus

Share via
Send this to a friend