Política

"Farsa electoral" con dados cargados a favor de Ortega

Oposición exigirá que se repitan elecciones

OEA emitirá informe sobre situación de Nicaragua, mientras opositores no confirman si llamarán a la abstención en comicios de noviembre



En una carrera contrarreloj, poco se sabe sobre la estrategia de la oposición de cara a las elecciones presidenciales. Este lunes se venció el plazo para inscribir alianzas ante el Consejo Supremo Electoral (CSE), lo que los deja fuera del proceso. Pese a este panorama, los opositores solo han anunciado que exigirán se repitan los comicios de noviembre y se lleven a cabo “elecciones con las características democráticas”, dijo Violeta Granera en el programa Esta Noche.

Granera, candidata a vicepresidenta por la Coalición Nacional por la Democracia (despojada de su casilla e inhabilitada para competir por la Corte Suprema de Justicia), aseveró que la oposición, unificada en la Coalición, no está fuera de la contienda y que lo que habrá en noviembre es “una farsa electoral” en la que no debería gastarse dinero.

“Donde no hay un Consejo Supremo Electoral independiente, donde no hay estructuras electorales en el país que no estén coartadas por el partido de Gobierno, donde ha habido exclusión de por lo menos una buena parte de la oposición y donde los que van a contar los votos son los emisarios del señor Ortega, no queda duda que eso ya está dado”, apuntó Granera.

Por ahora, como oposición, han visitado zonas remotas de Nicaragua y están llamando a todos los sectores que rechazan la situación política del país para que dialoguen y lleguen a un consenso para exigir se repitan las elecciones. Esto como parte de una “serie de tácticas” que están diseñando “para antes, durante y después de la farsa electoral”.

Lo que quieren es “forzar la salida electoral porque no queremos que el país vuelva a caer en  la confrontación”, aseguró.

OEA preocupada

De cara a la maniobra de unificar fuerzas en el país y contar con la atención internacional, una delegación de la oposición nicaragüense viajó hace unos días a Estados Unidos para reunirse con al menos 20 organizaciones, gubernamentales y no gubernamentales, entre ellas la Organización de Estados Americanos, OEA.

Por casi tres horas conversaron con Luis Almagro, secretario general de la OEA, a quien dijeron, que le presentaron pruebas del “desmantelamiento” institucional que vive Nicaragua.

“Hay una preocupación seria de la OEA a la luz de la carta democrática”, explicó Granera. Según ella Almagro se ofreció a publicar un informe que respalde este sentir. Un interés que Almagro ya se exteriorizado en su cuenta personal de Twitter.

“Convivencia democrática y pacífica #Nicaragua se asegura c(on) elecciones transparentes y competitivas #EleccionesNi2016”, “Elecciones transparentes y competitivas se logran garantizando derechos de tod@s los candidatos #EleccionesNi2016”, rezan algunos de sus tuits.

El diputado opositor Enrique Sáenz estuvo en este periplo por distintas ciudades de Estados Unidos, ahí, dijo, descubrieron que quien atrae la atención hacia Nicaragua es el comandante Daniel Ortega y sus intempestivas decisiones.

“Los problemas de los nicaragüenses los tenemos que resolver los nicaragüenses, obviamente no es lo mismo luchar frente a un adversario tan poderoso y con la indiferencia de actores externos importantes que luchar con la atención concentrada de la comunidad internacional”, admitió Sáenz.

Esto no es ninguna novedad, afirmó. No hay que “rasgarse las vestiduras con que nosotros abramos diálogo con Washington, hay que refrescar la memoria (…) rasgarse las vestiduras con que nosotros abramos un diálogo con un actor importante no es más que un acto hipócrita”, aclaró.

Sobre los comicios, Sáenz reconoció que aún está por definirse si la Coalición llamará a la población a la abstención en las elecciones, en Esta Noche, se limitó a decir que “llamar a la abstención no es un delito electoral”.