Política

En tres meses del año solo ha tenido ocho intervenciones

Ortega, otra vez un gobernante ausente

Daniel y Chico

Desde que el pasado 5 de marzo llegó a Caracas para la Cumbre del Alba, Ortega no ha tenido ninguna aparición pública dentro o fuera del país



Entre enero y marzo de 2018, el comandante Daniel Ortega solo ha tenido ocho intervenciones públicas, según el registro oficial de sus discursos y salidas. La última vez que tuvo una aparición pública fue el pasado 5 de marzo, cuando llegó a Caracas para la  XV Cumbre del ALBA, en compañía del vicepresidente de Albanisa y tesorero del FSLN, Francisco López.

Ortega reiteró en la capital venezolana su reclamo a la decisión de Perú de prohibir la participación de su homólogo Nicolás Maduro en la próxima Cumbre de las Américas, debido a que Lima cuestiona a Caracas la decisión de adelantar las elecciones presidenciales para el próximo 22 de abril.

Ortega en Caracas y ALBA presionará por Venezuela en Cumbre de las Américas

Antes de ese viaje, la última aparición de Ortega fue el 24 de febrero, cuando él y su esposa y vicepresidenta Rosario Murillo entregaron la Orden de la Independencia Cultural Rubén Darío y la ciudadanía nicaragüense al pastor David Spencer, líder de la Iglesia Hosanna.

Las otras seis intervenciones de Ortega también han sido solo en Managua, pues aunque Ortega conmemoró el aniversario del asesinato de Augusto C. Sandino el pasado 21 de febrero, por segundo año consecutivo lo hizo en Managua y no en Niquinohomo, ciudad natal del Héroe Nacional, a donde acostumbraba viajar al menos dos veces al año.

En abril de 2017, una investigación de Confidencial reveló que desde enero de 2012 a mediados de abril de 2017, Ortega solo tuvo 296 actos o intervenciones públicas, y únicamente en dieciocho de esas ocasiones había salido de la capital rumbo a otros municipios del país, exactamente a ocho de los 153 en que se divide Nicaragua, porque además acostumbra frecuentar las mismas ciudades en ocasión de conmemoraciones partidarias, como la del Repliegue Táctico a Masaya o la Insurrección de Monimbó, o ceremonias por el nacimiento o muerte del general Augusto C. Sandino, en el Museo Casa Natal de Niquinohomo.

Ortega: el gobernante “ausente”

CONFIDENCIAL analizó entonces 1,954 discursos e intervenciones que la pareja presidencial realizó desde enero de 2012 hasta abril de 2017, archivados en el sitio web del oficialista El 19 Digital.

En este período, Ortega tomó posesión en dos ocasiones. La primera, el 10 de enero de 2012, tras su reelección inconstitucional en unas cuestionadas elecciones que la oposición calificó como fraudulentas; la segunda fue este año, junto a su esposa Rosario Murillo como vicepresidenta, tras un proceso en que la oposición fue inhabilitada de la contienda y se conculcó el derecho a la observación electoral. El análisis de CONFIDENCIAL reveló que de las casi dos mil intervenciones, menos de trescientas fueron de Ortega, y el resto fueron declaraciones o lecturas de Murillo.

Silencio oficial sobre elecciones en Costa Rica

En las intervenciones oficiales también ha sido notorio el silencio del Gobierno sobre las recientes elecciones presidenciales en Costa Rica, que este domingo, en su segunda vuelta, concluyeron con una victoria contundente para el oficialista Carlos Alvarado, con más del 60% de los votos válidos.

La vicepresidenta Murillo tampoco ha hecho comentario alguno en sus intervenciones diarias del mediodía en los medios oficiales, a pesar de que más de 400 mil nicaragüenses viven y trabajan en Costa Rica, a donde la mayoría han migrado en busca de mejores oportunidades laborales.

El último comunicado oficial, justamente al día siguiente de las elecciones costarricenses, fue el pésame por la muerte de Winnie Madikizela-Mandela, viuda del expresidente y líder sudafricano, Nelson Mandela.

Antes de su viaje a Caracas, del homenaje tradicional a Sandino y de su salida a la iglesia Hosanna, que requirió un numeroso despliegue policial, la última aparición de Ortega fue motivada por un suceso inesperado: la muerte del economista y representante de Nicaragua ante el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), Silvio Conrado, quién fue velado en un acto oficial en la Cancillería de la República.

Conrado
Daniel Ortega y Rosario Murillo en el homenaje póstumo al economista Silvio Conrado, en la Cancillería de la República, el pasado 18 de febrero. Confidencial | Cortesía | CCC

Dos días antes, Ortega y Murillo se habían reunido con la nueva presidenta de la Cámara Americana de Comercio de Nicaragua (AmCham), María Nelly Rivas, y su nueva junta directiva. Y diez días antes de esta intervención, sostuvo otro encuentro con la Federación de Entidades Privadas de Centroamérica, Panamá y República Dominicana, (FEDEPRICAP), en compañía de su hijo y ejecutivo de la agencia público-privada de inversiones ProNicaragua, Laureano Ortega, y el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, entre otros empresarios.

En enero, Ortega solo tuvo dos intervenciones. El 27 de ese mes, cuando se recibió en su despacho y residencia de Reparto El Carmen a la delegación del Grupo Parlamentario Amistad Corea-Nicaragua, y el 23, cuando inauguró el nuevo Hospital Occidental Fernando Vélez Paiz, en Managua, que a pesar de tratarse de la apertura de una obra pública en el sector salud no rompió el protocolo oficial ni disminuyó la movilización de su seguridad personal.