Economía

“Mientras estudio no esté, no se puede iniciar la obra”, dice

Ortega: canal depende de estudios medioambientales

"Basta ir a Panamá para darse cuenta cómo ese canal le ha sido de un enorme beneficio para ese país”, comparó el mandatario



Managua.- Daniel Ortega dijo que el proyecto del canal interoceánico está en una fase de estudio medioambiental, y que su desarrollo depende de que se concluyan dichos estudios.

“Este proyecto en su desarrollo depende de que se concluyan los estudios medioambientales, están bien avanzados pero se están haciendo otros estudios para completar, y que entonces se pueda ya iniciar el trabajo del gran canal”, sostuvo Ortega.

El mandatario se manifestó así durante el acto que encabezó del 36 aniversario del Ministerio de Gobernación. “Mientras un estudio medioambiental no esté concluido sencillamente no se puede iniciar una obra”, dijo.

En este sentido, señaló que el estudio medioambiental es el que tiene que dar la seguridad de que esta gran obra trae inmensos beneficios para todo el país y para la misma población que se encuentra a lo largo de la ruta. “Hay quien no quiere vender, es normal”, agregó.

Según ha estimado la firma china HKND Group, concesionaria del canal, unas 27.000 personas serían reubicadas. Ortega consideró que lo importante es cobrar conciencia de que Nicaragua necesita un proyecto de esas dimensiones para poder contar con recursos que permitan repoblar de árboles los bosques y mantener libres de contaminación los lagos Cocibolca y Xolotlán.

Asimismo, expuso que Nicaragua necesita un proyecto que le dé al país recursos para “dar un salto”. “Basta ir a Panamá para darse cuenta cómo ese canal le ha sido de un enorme beneficio para ese país, y ahora con la ampliación del canal más beneficio”, expresó.

La obra partiría al país en dos y atravesaría el Gran Lago de Nicaragua o Cocibolca. Según ha apuntado HKND Group, la ruta del canal aún está sujeta a ajustes menores con datos geológicos, hidrológicos y topográficos más precisos, para beneficio del medio ambiente, las personas o las necesidades de construcción.

Está previsto que el canal entre en funcionamiento cinco años después del comienzo de las obras más importantes (la excavación más relevante y construcción de la esclusa del oeste). HKND quiere construir una vía interoceánica tres veces más grande que la de Panamá, que acortaría en miles de kilómetros las rutas marítimas.

El canal de Nicaragua es necesario, según la compañía, porque el tráfico naviero exige embarcaciones cada vez más grandes, que superan la capacidad del de Panamá, aún después de la ampliación. Además, la ubicación del canal de Nicaragua, siempre en el istmo de Centroamérica, pero más al norte de Panamá, permitirá ahorrar unos 4.000 kilómetros de viaje entre la costa este de Estados Unidos y China, conforme cálculos de la concesionaria china.

El proyecto incluye “subproyectos” como carreteras, dos puertos, un aeropuerto, una zona de libre comercio y un complejo turístico.