Nación

Califica de pequeños los montos de cooperación que se entregan por sequía

Ortega minimiza ayuda humanitaria

“¡250 mil dólares los consumimos aquí en unos cuantos paquetes cuando se le entregan a población!", dice Ortega sobre fondos del BCIE



El presidente Daniel Ortega cerró este miércoles la posibilidad a una declaratoria inmediata de emergencia nacional que permitiría la obtención de recursos extraordinarios de los organismos internacionales para enfrentar los efectos de la sequía, montos que calificó como pequeños.

“Son mucho más los paquetes de alimentos que se entregan todas las semanas para atacar el hambre en la población de extrema pobreza, para que no pase hambre con sequía o sin sequía, porque tenemos una población que todavía tiene esa situación crítica de extrema pobreza”, insistió el mandatario sandinista durante el acto de conmemoración del 36 aniversario del Ejército de Nicaragua.

Ortega citó el caso concreto del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), institución en la que Nicaragua es representada por el economista Silvio Conrado, quien le explicó  en una reunión con la comisión económica que esa institución tiene disponible 250 mil dólares.

“¡250 mil dólares los consumimos aquí en unos cuantos paquetes cuando se le entregan a población en tiempo normal!”, insistió. El Ejecutivo no explicó el alcance real del efecto de la sequía en el territorio nacional, pero aseguró que brigadas médicas estatales viajan a las zonas más afectadas para conocer el problema de alimentación.

El gobernante mencionó el caso del Programa Mundial de Alimentos (PMA), cuyas bodegas para caso de emergencias se encuentra en Panamá. “Esas bodegas no disponen para cada país de suficientes alimentos como para cubrir la demanda cuando se trata de atender una situación más crítica, se va rápidamente, ¿qué le hemos dicho al PMA?, ¡que nos entreguen esos alimentos para fortalecer la merienda escolar! Tenemos que pensar primero en los niños. Tenemos una política que no es coyuntural, se trata de no salir a combatir el hambre cuando hay una sequía”, agregó.

Las declaraciones de Ortega ocurren dos días después que economistas independientes, entre ellos Cirilo Otero, advirtieron que la gravedad de la situación en el Corredor Seco es tal que llevan dieciséis meses sin lluvias. El Corredor Seco lo conforma Estelí, Madriz, Nueva Segovia en el norte, Chinandega en occidente,  Matagalpa en el norte, y Boaco y Chontales en la región central.

El contrabando del ganado

La denuncia del contrabando del ganado fue otro de los temas abordados por Ortega en su comparecencia, pero no mencionó para nada los nexos que están bajo investigación oficial de concejales de su partido en el occidente del país con este fenómeno tal como reveló una investigación periodística de Esta Semana.

“Es un problema de mercado, un problema  de precios”, dijo tajante al explicar el contrabando, mientras solicitó a los mataderos que presenten sus informes al Ejército de Nicaragua y la Policía. El problema para Ortega es histórico.

“Seguramente algún contrabando habrá. No hay país del mundo, donde se cierren fronteras y no pase ningún contrabando. Nosotros hacemos esfuerzos, operaciones combinadas de la Policía y el Ejército. Y la verdad es que desde pequeño recuerdo que se hablaba del contrabando para Costa  Rica  y Honduras. Si a la cabeza de ganado un productor le saca más ganancia vendiéndola en Costa Rica que vendiéndosela al matadero, seguro que va para allá”, adujo.