Política

Ramón Jáuregui, eurodiputado socialista español:

Ortega “no tiene futuro, si no alcanza un acuerdo”

Aplicar la cláusula democrática del Acuerdo de Asociación “no tiene precedentes”. Es como una “bomba atómica”, pero requiere tiempo, explica



La Comisión Europea y la alta representante de Política Exterior y Seguridad de la Unión Europea, Federica Mogherini, darán un “seguimiento muy estrecho” a las negociaciones entre la Alianza Cívica y la dictadura de Daniel Ortega en Nicaragua, según el eurodiputado socialista español, Ramón Jáuregui, quien calcula que, a finales de este mes o principios de abril, Nicaragua “volverá a estar en la agenda de los ministros exteriores”.

En una entrevista concedida a Esta Semana, tras la aprobación de la resolución del Parlamento Europeo contra el régimen orteguista, Jáuregui reconoció que la Eurocámara ha mandado un mensaje a la Unión Europea “en favor de combinar una estrategia de presión, incluidas las sanciones” en contra de Ortega.

“Si al final de este mes, el éxito acompaña los acuerdos, yo creo que la posición europea lógicamente será de ayudar”, dice, pero alerta que si los acuerdos no se producen y se observa la negociación como una “maniobra de aplazamiento”, entonces “se implementarán, efectivamente, las sanciones”.

El eurodiputado, quien encabezó la visita a Nicaragua de una delegación de europarlamentarios a finales de enero, explica que las sanciones individuales incluirían la prohibición de entrar en Europa y la congelación de bienes y activos, que implementarían directamente los Estados miembros.

Además, indica que la eventual aplicación de una cláusula de derechos humanos, establecida en el Acuerdo de Asociación de la Unión Europea con Centroamérica, es relevante porque nunca se ha aplicado. “No tiene ningún precedente”, afirmó Jáuregui, esto es como una “bomba atómica”, aunque explica que requeriría de un procedimiento que llevaría largo tiempo.

La resolución del Parlamento Europeo, sobre violaciones a derechos humanos en Nicaragua, se aprobó con un alto respaldo político. ¿Qué implicaciones tiene este mensaje para el régimen de Daniel Ortega?

Tiene importancia que el Parlamento Europeo haya mostrado casi una gran unanimidad y que solo algunos diputados de la izquierda comunista no hayan votado la resolución. Tiene la importancia de que el Parlamento te manda un mensaje, a la propia política exterior de la Unión Europea, en favor de combinar una estrategia de presión, incluidas las sanciones.

Yo quiero pensar que el Gobierno de Ortega está seriamente preocupado, porque en el fondo observa que la comunidad internacional, además de los Estados Unidos, también la Unión Europea, le están insistiendo en que su régimen no tiene futuro si no alcanza un acuerdo que camine hacia la libertad en el país.

¿La implementación de estas sanciones están condicionadas a los resultados de este diálogo político que se está intentando promover en el país?

Inicialmente el texto de la resolución no contempla un condicionado previo, pero ciertamente la Comisión Europea y la Alta Representante van a hacer un seguimiento muy estrecho de lo que están siendo las conversaciones. En el bien entendido de que, si al final de este mes, el éxito acompaña los acuerdos, yo creo que la posición europea lógicamente será de ayudar y de implementar los instrumentos, en favor de los acuerdos, para avanzar hacia un sistema electoral creíble y transparente, y por tanto, a la superación de las restricciones a la libertad, etcétera, que está sufriendo el país.

Pero si efectivamente los acuerdos no se producen y si lo que la Unión Europea observa es que todo sigue igual y, por tanto, que la negociación ha sido una  maniobra de aplazamiento de toma de decisiones, yo pienso que se implementarán, efectivamente, las sanciones, y en concreto la Unión Europea pondrá en marcha el primer capítulo de este sistema escalonado, que será establecer una lista de personas responsables en el régimen de lo que han sido las violaciones de los derechos humanos, y las quiebras más graves de los crímenes que se han producido y, establecerá sanciones individuales, fundamentalmente ligadas a la prohibición de entrar en Europa y a la congelación de bienes y activos.

Esa eventual selección de funcionarios no está incluida en la resolución, ¿Eso lo tendrían que hacer propiamente los ministros a la hora de implementar sanciones?

Efectivamente, la decisión de la Unión Europea, en ese sentido, traslada a los Estados miembros la investigación de los bienes que puedan acreditarse, que están registrados por parte de las personas que se incluyan en la lista.

La lista la acordará la Unión Europea, y las medidas concretas de sanción, en cuanto a la congelación de activos financieros o de bienes o la prohibición de visas, la tienen que implementar directamente los Estados miembros.

La resolución también plantea la activación de la cláusula democrática del Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea y Centroamérica, y propone que se suspenda la participación de Nicaragua. ¿Esta resolución tiene algún precedente con otro país de América Latina?

No. Jamás había ocurrido esto. La cláusula de derechos humanos forma parte del acuerdo de asociación de Europa con América Central y, esta cláusula ha venido siendo normalmente, un tanto retórica en muchos momentos, y desgraciadamente no se ha aplicado, porque resulta extraordinariamente difícil.

También hay que decirlo, la aplicación de una sanción tan…, solemos decir que es una especie de bomba nuclear, en el capítulo de las relaciones entre los países. De hecho, la implementación de esta cláusula exige una notificación previa al país, un seguimiento sobre los elementos que se exponen como quiebra a la cláusula, inclusive llegamos a un plazo para observar si hay reparación de esos quebrantos. Por eso, yo creo que hay que darle la importancia que tiene porque nunca se había aplicado, pero al mismo tiempo hay que ser prudentes,  porque su aplicación requerirá, probablemente, de un largo tiempo.

¿Hay un plazo político para la implementación de estas sanciones?

Hay un plazo político, pero realmente va a depender de lo que esté pasando en esas conversaciones estos días. Yo calculo que al final del mes de marzo, (a la vista) del resultado, la Unión Europea se reunirá, en sus reuniones de ministros, de cancilleres de exteriores, y en algún momento tomará una decisión. El Parlamento, desde luego, ha instado a la Comisión y al Servicio de Acción Exterior Europeo a que trate este asunto de inmediato, y yo calculo que a finales de mes y principios del mes que viene, Nicaragua volverá a estar en la agenda de los ministros exteriores.