Nación

Gelli fue señalado por intento de lavado de dinero

Ortega nombra a Maurizio Gelli como embajador en Canadá

Mauricio Gelli

El hijo de polémico exagente italiano reemplaza a Natalia Quant Rodríguez, quien había sido nombrada en ese cargo el pasado 20 de enero



Maurizio Gelli, hijo del ya fallecido agente italiano de la logia masónica Propaganda Due Lucio Gelli, fue nombrado por el gobierno de Daniel Ortega para un nuevo cargo diplomático, ahora como  embajador de Nicaragua en Canadá, con sede en la ciudad de Ottawa, según el acuerdo presidencial 162-2017, publicado este 31 de octubre en La Gaceta.

Gelli reemplaza a Natalia Quant Rodríguez, quien había sido nombrada en ese cargo el pasado 20 de enero, de acuerdo con el acuerdo presidencial 161-2017, publicado en la misma edición del diario oficial.

Durante cuatro años, Gelli ya se había desempeñado como embajador de Nicaragua en Uruguay, cargo asumido en marzo de 2013, que ocupó hasta julio de este año.

El primer nombramiento de Gelli fue cuestionado por sectores de la oposición nicaragüense que reclamaron su nacionalidad italiana y recordaron su vinculación a supuestas labores para “blanquear” dinero ilícito de su padre.

Lucio Gelli, fallecido a los 96 años, en 2015, fue acusado de operaciones clandestinas de infiltración anticomunista durante la llamada Guerra Fría, labores de conspiración durante la década de los ochenta en Argentina y escándalos financieros en Uruguay e Italia, incluyendo la quiebra estrepitosa del Banco Ambrosiano, señalado como uno de los cooperantes de la Contra en Nicaragua.

En 1999, el diario El Mundo, de España, afirmó que Maurizio Gelli era sospechoso de la justicia italiana por el intento de lavado de dinero de la fortuna ilegal de 1,200 millones de dólares, acumulada por su padre.

Para su nombramiento como embajador de Uruguay no había quedado claro si Gelli, de origen italiano, contaba con la nacionalidad nicaragüense.

El artículo 152 de la Constitución Política establece que para ser ministro, viceministro, presidente o director de entes autónomos y gubernamentales o embajadores se requiere ser “nacional de Nicaragua” y quienes “hubieren adquirido otra nacionalidad, deberán haber renunciado a ella cuatro años antes de la fecha de su nombramiento”.

Según el Curriculum Vitae de Gelli, al cual CONFIDENCIAL tuvo acceso, el italiano fue “nacionalizado”, según la resolución 2458, publicada en La Gaceta el 11 de mayo de 2009.

El 21 de agosto de ese mismo año, Gelli fue nombrado como Encargado de Negocios y Ministro Consejero de la Embajada de Uruguay, y el 5 de marzo de 2013, presentó sus cartas credenciales como embajador en ese país, es decir que para entonces Gelli aún no tenía cuatro años como nacional.