Política

Embajadora Dogu y enviado del Senado trasladaron la propuesta a obispos y Alianza Cívica

Ortega ofreció a Estados Unidos adelanto de elecciones

Daniel Ortega

Medardo Mairena, líder campesino: “Ortega está proponiendo adelantar las elecciones, cuando nosotros estamos pidiendo su renuncia”



El presidente Daniel Ortega habría informado al Gobierno de Estados Unidos su disposición a adelantar las elecciones en Nicaragua, como una medida para resolver la crisis que afecta al país y que ha dejado 146 muertos, según el conteo verificado del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH). Esa propuesta fue presentada a los obispos y la Alianza Cívica que participa en la mesa del Diálogo Nacional por la embajadora estadounidense Laura Dogu y Caleb McCarry, un delegado del Comité de Relaciones Exteriores del Senado que visitó Nicaragua el fin de semana, reveló Medardo Mairena, coordinador del Consejo Nacional por la Defensa de la Tierra, Lago y Soberanía.

McCarry fue enviado por el senador republicano Bob Corker, presidente del Comité, “con el fin de acompañar y apoyar el Diálogo Nacional dirigido por la Conferencia Episcopal de Nicaragua y tras conversaciones con el Departamento de Estado”, informó la Embajada en un comunicado. McCarry y Dogu se reunieron el fin de semana con los obispos –mediadores del diálogo– y con los miembros de la Alianza Cívica –que reúne a estudiantes, empresarios, campesinos, académicos y representantes de la sociedad civil– para informarles, según la nota, que apoyaban la propuesta de la Iglesia “para poner fin a la violencia y poder avanzar en las negociaciones” que intentan hallar una salida a la crisis.

La nota de prensa no informa, sin embargo, que tanto McCarry como Dogu informaron que Ortega estaría dispuesto a un adelanto de elecciones, sin que se mencionara una fecha específica, aunque algunas fuentes cercanas al Frente Sandinista afirman que estas podrían realizarse en 2019. Es decir que Ortega se mantendría en el poder hasta esa fecha, contrario al clamor popular que exige su salida inmediata de la Presidencia.

“Ortega está proponiendo adelantar las elecciones, cuando nosotros estamos pidiendo su renuncia”, dijo Mairena en una comunicación con los campesinos que mantienen los tranque es distintos puntos del interior del país. “Por lo tanto, lo tenemos loco con los tranques, acorralado con la presión que hay, aunque nos sigue matando”, agregó.

“Si él está diciendo que adelanta elecciones, que permite que sean supervisadas, con todas las garantías, eso es un adelanto producto de la presión que tenemos, pero nosotros continuamos firmes, porque no podemos seguir esperando que él siga gobernando, porque nos está matando”, dijo Medardo. “Él dice elecciones sin renuncia, nosotros exigimos su renuncia y posteriormente las elecciones”, sentenció.

Nicaragua cumplió 55 días de la peor crisis política y social de los últimos cuarenta años, que inició en abril de 18, cuando Ortega impuso una reforma al Seguro Social rechazada por los empresarios y la población en general. La crisis se agudizó por la respuesta sangrienta del régimen a las manifestaciones. Cientos de miles de nicaragüenses exigen la salida inmediata del poder de Ortega, a la vez que haya justicia para las víctimas de la masacre. Se espera que el mandatario responda hoy a la propuesta de democratización que el jueves pasado los obispos le entregaron en la Casa de los Pueblos. Ese día Ortega pidió 48 horas de “reflexión” que se extendieron hasta este martes, mientras el mandatario mantenía una brutal represión en todo el país, que produjo al menos seis muertes adicionales, en Managua, Masaya, y Jinotega.